‘El laberinto del fauno’, vista por una guionista católica norteamericana

No es realmente una fantasía, es "memoria histórica" en la línea de los últimos años. Pero Nicolosi, aunque se ha documentado sobre la Guerr…

No es realmente una fantasía, es "memoria histórica" en la línea de los últimos años. Pero Nicolosi, aunque se ha documentado sobre la Guerra Civil, no conoce el nivel de "revisita" de los mitos de la Guerra en España.

Barbara Nicolosi es guionista, autora de una guía cristiana para guionistas (Screenwriting: A Manual for Christian Writers, http://www.barbaranicolosi.com/assets/Manual_OrderForm.pdf ) y una de las impulsoras de la plataforma Act One de creativos cristianos en Hollywood.  Su blog Church of the Masses ( http://churchofthemasses.blogspot.com/ ) es uno de los puntos de encuentro de los cristianos interesados en el arte popular, cine y literatura.

Es en este blog en el que ella analiza El laberinto del fauno. La película hispano-mexicana, rodada en El Espinar (Segovia), con guión y dirección del mexicano Guillermo del Toro ha obtenido 7 Goyas (guión, fotografía, montaje, actriz revelación, sonido maquillaje y efectos especiales); 3 premios BAFTA británicos (mejor película de habla no inglesa, maquillaje y vestuario) y tres Oscar (maquillaje, fotografía y dirección artística).

 
No es la primera película de Guillermo del Toro que mezcla género fantástico (su género: Blade II, Mimic, Cronos) y guerra civil española. En 2001 apareció El espinazo del diablo (2001), ambientada en un orfanato franquista con un fantasma de la guerra civil. Hay en El laberinto del fauno indudables deudas con Laberinto de Jim Henson (con su laberinto, la hermana mayor que debe sacrificarse por el bebé pequeño, etc…), además de guiños a las películas fantásticas de la serie Hellboy, del mismo Del Toro (basadas en los cómics de Mike Mignola).
 
Pero también es una película muy violenta, con montones de asesinatos por tiros en la cabeza a corta distancia. Nada más empezar, para demostrar lo malvado que es el capitán de la Guardia Civil enviado a buscar los últimos guerrilleros antifranquistas, lo vemos matar a un joven campesino delante de su anciano padre, aplastándole el cráneo con una botella en varios golpes.
 

La Guardia Civil y los franquistas son más malos que los orcos
.
Barbara Nicolosi, que ha escrito un guión ambientado en la Guerra Civil (que "parece que va a salir adelante", es decir, que se va a filmar), expresa su visión de la película, desde el punto de vista de una guionista de Hollywood católica, amante del género histórico y fantástico y que ha visitado España para documentarse.
 
"No sabía dónde me metía, pensaba que iba a ser un cuento de hadas mexicano. No lo es. Tampoco es exactamente una historia de fantasía porque media película chorrea con violencia realista y brutal. Por lo tanto, amigos de los géneros, esta película es medio fantasía infantil y medio drama de guerra con alta violencia.
 
El laberinto del fauno (Pan’s Laberynth en EEUU) es la historia de una princesa perdida del mundo subterraneo que aparentemente s eha reencarnado varias veces como humana hasta renacer en una niña, Ofelia, que vive en España al final de la Guerra Civil. Sangre, sangre, sangre. El padre de Ofelia, dios del inframundo, finalmente la ha encontrado y por alguna razón que en realidad nunca se explica ahora la necesita para completar unas tareas antes de llevarla de nuevo con él.
 
La tarea de Ofelia se ve complicada por el hecho de que su madre se ha casado con el hombre más malvado del planeta, que resulta ser capitán del bando nacional [en realidad, de la Guardia Civil]. Y uno de sus amigos es un cura comnplaciente. Tortura,a sesinato, abusos… Esbirro de Franco, el capittán se pasa toda la película matando y torturando y abusando de todos los demás. Casi todo el mundo se muere.
 
La película establece un grupo de guerrilleros perfectamente puros y buenos, de izquierdas, con los que Ofelia desarrolla un enlace. Se envía a la niña a dos misiones terroríficas y repulsivas hasta que finalmente se le pide que dé su vida para salvar a su hermanito bebé. Al final de todo, las buenas fuerzas del marxismo conquistan a las fuerzas malignas de Franco (¡y la Iglesia!). Pero Ofelia no vive feliz para siempre, en realidad.
 
Para quien le interese: tengo una película ambientada durante la Guerra Civil Española que parece que va a tirar adelante. Intenté ser justa en mi película mostrando bien y mal en ambos bandos del conflicto. Supongo que saber la verdad sobre la época probablemente arruinó mi disfrute de El Laberinto del Fauno que requiere que asumas que toda la virtud de esa guerra estaba en un bando.
 
Así que en cierto nivel El laberinto del fauno es una fantasía política izquierdista de dos horas. No sé qué más puede ser en otros niveles. Si no puedes verla cerca de tu casa, alquílate una copia de Octubre de Eisenstein para una emoción similar y más coherente.
 
La principal fuerza de la película es su aspecto. Algunos frames eran bastante interesantes. No diría hermosos, pero sí de composición interesante. Con la posible excepción del laberinto en sí, casi no había imaginería simbólica en la película, así que no hay puntos añadidos de profundidad de significado que ahgan resonar las imágenes. Y si el laberinto se supone que era una imagen con simbología -no parece que este objeto no lo pueda ser- entonces se trata de algo asombrosamente infradesarrollado en la historia.
 
Todos los momentos de fantasía son muy destacables en su plasmación tan efectiva de lo repulsivo. Así que la película gana muchos puntos por hacer repugnancias con buen aspecto… si eso es lo tuyo. No sé si es muy de Jesús. Lo miraré, a ver.
 
Las dos historias de la película son un lío. Incluso sabiendo que es una película medio de fantasía, las cosas no suceden por necesidad sino porque el narrador necesita que sucedan. El incidente inicial sucede por una maldita coincidencia en que la madre de Ofelia COINCIDE que se marea y paran el coche al lado del camino donde COINCIDE que una de las hadas COINCIDE que está esperando. Entonces COINCIDE que Ofelia pisa algún tipo de piedra mágica. Y mientras COINCIDE que su acompañante adulto está distraído SUCEDE que llega al obelisco mágico del bosque.

 
Algunos de los principales puntos argumentales golpeaban mi frente diciendo "oh, por favor…" ¡Y uso la palabra "argumento" sin ser estricta, siendo esto una película extranjera España/México, hemos de dar gracias si hay algún tipo de trama discernible! La historia A de fantasía no guarda relación necesaria con la historia B, la de propaganda política. Este tipo de desconexión suele ser lo que define a una mala narración dirigida por una agenda prefabricada. Pero, por alguna razón, los críticos dejan pasar los límites a esta narrativa.  […]
 
El diálogo es banal. No hay momento inteligentes. No hay opciones paradójicas. No hay nada profundo en el tema. El tema parece ser, simplemente, "los que no son los nuestros -los nuestros somos los de izquierdas- son malvados". No es algo que interpele universalmente. Es el tipo de cosa que critico en las películas cristianas.
 
Los personajes se desarrollan según los clichés más fáciles como "al público le gustará la chica porque es una niña mona e inocente" o también "dejemos claro quién el villano haciendo que dispare a alguien a sangre fría". Los personajes van tomando opciones sin ninguna motivación. […]
 
¿Aprendió algo España de su Guerra Civil trágica, terrible, infernal? La respuesta, después de ver El laberinto del fauno, es un enfático NO. Sesenta años después, la película pone el reloj de nuevo a denostar al otro bando. Reflejar a los otros como corruptos, bárbaros, hipócritas y sin la meno cualidad humana es precisamente lo que llevó a España a la Guerra Civil. La película toma toda la mitología izquierdista que hoy se reemite en España acerca de que la Iglesia simpatizó con las atrocidades de Franco.  Pienso que nunca ayuda al debate social poner toda la maldad en el bando de los otros. "
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>