El laboratorio francés

En medio del guirigay que se ha montado en Francia ante las próximas elecciones, el centrista Bayrou, candidato a las presidenciales en 2012, y Macron, ex ministro de economía de Hollande, han tejido una alianza social reformista que parece gozar de buen lugar en las encuestas.

Es difícil prever qué suceda en Francia, pero Macron está jugando duro en su búsqueda por encontrar apoyos que le permitan distanciarse de las fuerzas tradicionales con un programa reformista que apuesta por la “sociedad del trabajo”, la modernización de la economía, y la moralización de la vida pública.

Es verdad que republicanos, centristas y socialistas son una esperanza para frenar el populismo del Frente Nacional, pero ni en Francia, ni tampoco en Holanda o Alemania, la vida política se agota en la derrota del populismo. Hacen falta programas ambiciosos, reformas profundas y gobiernos inclusivos y conciliadores. Francia puede ser un buen laboratorio.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>