‘El Maquiavelo de León’, de José García Abad

El presidente del Gobierno, que este sábado ha anunciado que no volverá a ser candidato, vio reflejada una de las biografías m&aa…

El presidente del Gobierno, que este sábado ha anunciado que no volverá a ser candidato, vio reflejada una de las biografías más polémicas en el libro El Maquiavelo de León (La Esfera de los Libros), escrito por el periodista José García Abad, director de los semanarios ‘Nuevo Lunes’ y ‘El Siglo’.

Zapatero, según el autor, no es el cervatillo Bambi, como le llamó Alfonso Guerra, ni “un lobo con corazón de cordero”, como le define su amigo Cándido Méndez, sino un híbrido, un “lobobambi”, frío, silencioso, calculador y obsesionado por la imagen.
‘El Maquiavelo de León’ es sin duda el texto más duro e implacable escrito sobre el presidente del Gobierno durante sus años de legislador.
Algunos de sus extractos:
  • "Si él estima que se la haces, pone tu nombre en la bala. Se toma su tiempo, pero finalmente dispara. Las balas las tiene contadas, y no derrocha ninguna. Pero tenlo seguro: ni olvida, ni perdona".
  • "Conversación entre Zapatero y Caldera: ‘Por qué me cesas, José Luis. ¿Qué he hecho yo para merecer esto?’ …Se lo explica: ‘Por tu política inmigratoria’. ‘Será por la tuya’. Y… le aclara con sonrisa maquiavélica: ‘Por eso, Jesús, por eso".
  • "Oye, Manolo (por Chaves), tú vas a ser el gran político del Gobierno. Vas a controlar los asuntos más delicados, los problemas territoriales, eterna pesadilla nacional. Tú estás para la gran política y no te voy a enredar con los tediosos menesteres del Ministerio de Administraciones Públicas, del coñazo de los funcionarios y todo eso. Tú, Manolo, como yo, a la política, a la gran política”. “Cuando se dio cuenta (Chaves) de que le habían birlado ese pequeño detalle (la potestad de nombrar y controlar a los delegados del Gobierno), de que dependería de la vicepresidenta Fernández de la Vega, montó en cólera… Chaves los pensaba utilizar para seguir teniendo presencia en Andalucía… Su pequeña venganza es negarse a dejar la Secretaría General del partido en Andalucía… pero José Blanco piensa que el mejor candidato es José Antonio Griñán y que a Manolo Chaves hay que darle por amortizado”.
  • "Sí, puedo decir que es rencoroso. Ni olvida, ni perdona. Es un killer… si no es necesario no te mata… pero no deja ninguna afrenta por castigo… El día que caiga, nadie va a llorar con él, eso te lo aseguro”. “En su papel mesiánico, o quizás adanista, le cuesta situarse como el segundo presidente socialista de la historia de España. Una de sus obsesiones es superar en carisma a Felipe González, a cuya gestión empieza por negarle la condición de socialista”.
  • “Piensa que sea cual fuere el problema que se presente, tiene la formación y los criterios suficientes para resolverlo. Es como un niño. Los niños no saben dónde está el límite y creen que pueden volar como Spiderman".
  • "A los críticos les tolera dos veces, quizá tres, pero a la cuarta pierde todo interés por escucharles y lo justifica de mil maneras: “Ese me envidia”, “Este otro no ha conseguido lo que quería”, o “aquel no tiene los datos de que yo dispongo”… “No escucha. Es autista. Ha sido siempre así… El error es convertir su endeble envergadura en un mito".
  • "Hay dos frases que le definen: la primera es ‘fíate de mí, tú no puedes tener todas las claves, pero fíate de mí’… no sólo decide el movimiento de las piezas (del ajedrez), sino también si eres caballo, alfil o reina… Él, como Franco, dice: ‘No te metas en política’. No lo dice así, pero es el mensaje que reciben los ministros".
  • "Si un día cae, nadie saldrá en su ayuda… Nadie se atreve a contradecirle, pero algún día saldrá toda la rabia, todo el rencor contenido".
  • "Está convencido de que su misión es ganar las elecciones, más que llevar adelante un determinado proyecto político. No tiene claro cuál es la misión de un presidente: si es gobernar para todos los españoles o si es gobernar para mantenerse en el poder. Él está en el poder por el poder. No quiere hacer nada que sea impopular, aunque sea necesario, y así lo ha demostrado en la gestión de la crisis económica… Está para ganar votos, para ejercer el poder, para mantener la continuidad de su Gobierno pactando con quien sea, incluido el diablo… Te puede decir una cosa y la contraria en el plazo de una semana sin pestañear".
  • "Cuando más se indigna es cuando quienes le critican son el diario El País o la cadena SER. En un momento determinado dijo, como hablando para sí mismo: “Voy a por ellos. Voy a cargarme a Prisa".
  • "La gente no se puede imaginar el poder que se tiene desde aquí, desde Moncloa. Es inmenso… Actúa como si pensara: ‘Si estos están juntos conspirarán contra mí, así que más vale que no se junten. Lo mejor es que se peleen’. Es una de sus técnicas para destacar su poder…. Le divierte que nos peleemos y que él sea reclamado para poner orden y concierto, una costumbre peligrosa… Hay ocasiones en que decide humillar a alguien para que nadie olvide hasta dónde llegar su poder. Es lo que él llama gimnasia del poder".
  • "A él no le va un intelectual de izquierdas profundo como Saramago… él prefiere relacionarse con gente como Javier Bardem, que, zas, le da la imagen instantánea de hombre de izquierdas… Esta fascinación por la gente del cine llega a extremos increíbles: la actriz Icíar Bollaín comentó que acababa de tener un hijo y que le había costado un ojo de la cara: esa frase le decidió a poner en marcha el llamado cheque-bebé, el cheque-bebé podría llamarse cheque-Bollaín".
  • "El leonés ha llegado tan lejos en las formas de devoción al nuevo emperador (Obama) como las que mostró Aznar con el anterior inquilino de la Casa Blanca. No ha llegado a poner las piernas encima de la mesa, ni a imitar el acento texano, pero no ha mostrado la contención compatible con la dignidad nacional".
  • "El presidente improvisa un poco con lo de la mujer. Se ha creído que el feminismo es poner a cuatro chicas monas en el Gobierno, pero luego no deja que vuelen solas".
  • "En su opinión, lo que un político de izquierdas debe hacer no es enredarse con las verdades, sino conseguir una vinculación con sus votantes potenciales. En una manifestación en la que coincide con Santiago Carrillo, le dice a éste encantado: ‘Me han llamado el Lenin español, como a Largo Caballero".
  • "No son pocos los amigos que han coincidido en una reacción asombrada cuando les he dicho que estaba escribiendo un libro sobre Zapatero: ‘Pero, Pepe, ¿tú crees que este hombre da para un libro? ¿No bastaría con un folletito?".
  • "Lo que en él puede parecer soberbia no es más que la manifestación de su mesianismo: él está convencido de que ha sido ungido con un don especial, que es portador de un destino manifiesto, para cuyo cumplimiento se vale él solo".
  • "Otra de sus características es el escaso valor que concede a su palabra. No es un hombre de palabra. Mariano Rajoy, Artur Mas y otros dirigentes de la oposición han dicho y repetido que Zapatero les ha engañado. Jordi Pujol asegura que ‘ha engañado primero a media humanidad, después a la otra media y finalmente a toda la humanidad".
José García Abad
El Maquiavelo de León
Editorial La Esfera de los Libros
232 páginas

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar