El mecanismo totalitario o la impunidad del poder

Este es un país cada vez más peligroso no sólo porque la criminalidad pueda ser cada día más osada, sino porque los poderes del estado muestran signos…

Forum Libertas

Este es un país cada vez más peligroso no sólo porque la criminalidad pueda ser cada día más osada, sino porque los poderes del estado muestran signos de una arbitrariedad selectiva y creciente. Constatémoslo con el siguiente caso.

El Tribunal condenó a tres drags queens (hombres que se visten de mujer) y a una gogó, que era novia de uno de ellos, a penas de doce años de cárcel a cada uno, aunque el fiscal que había empezado solicitando 15 años acabó el juicio pidiendo 60. La razón es que estas cuatro personas atrajeron con engaños a un chico de 18 años, lo esposaron, y le practicaron, todos ellos, una felación, que es una forma de agresión sexual, de violación, contra un hombre.

Ahora la Generalitat los ha excarcelado, después de estar solo 5 meses en la cárcel. Esto es literalmente escandaloso, que puedas salir prácticamente limpio de polvo y paja cuando te condenan a tantos años pero solo han transcurrido 150 días entre rejas, no tiene nombre, o mejor dicho, si lo tiene, es muy feo.

¿Que posibilidades tendría una denuncia por presunta prevaricación en este caso, es decir por obrar mal a sabiendas, por parte de una autoridad? Creo que escaso

Pero en esta historia todavía hay más elementos que acentúan la dimensión política del tema.

Bibiana Fernández, un notorio transexual español, y Ana García Siñériz, una conocida presentadora de la Cuatro, ambas en el espacio de la cultura de protección oficial, visitaron a uno de los drag queens, en Can Briñas. Bibiana Fernández en concreto organizó una fiesta en la discoteca Pachá para recaudar fondos para la asistencia jurídica de estos acusados. A este festival acudió lo bueno y mejor de este singular gremio, ahora privilegiado por la Justicia.

¿Se imaginan a un grupo de amigos montando una fiesta para recoger fondos para un presunto acusado de violación? ¿Que dirían los medios de comunicación? Montarían, y con toda la razón, un gran escándalo, Entonces, ¿por qué callan en este caso? Ser drag queen y amigo de famosos de la cultura mediática socialista entraña bula.

Pero el escándalo es más amplio porque no contentos con esta excarcelación a los cinco meses, se pide el indulto, sobre el que han informado favorablemente al menos, según su letrado, el propio tribunal que los condenó. Como ven, una perfecta inconsecuencia.

Afortunadamente la Fiscalía del TSJC de Cataluña no ve “adecuado al derecho esta salida de la cárcel” y el fiscal ha recurrido finalmente la resolución porque “considera que aquella agresión fue un hecho muy grave”. ¿Volverán a la cárcel?, ésta es la cuestión

El motivo de reflexión es el que sigue: Si en lugar de tratarse de unos drags queens los autores de esta agresión sexual, hubieran sido hombres y la víctima una mujer, exactamente en los mismos términos ¿habrían salido a la calle a los cinco meses? ¿Tendría el abogado riñones para pedir el indulto para una cuestión de esta naturaleza?

Tanto el gobierno español, como el catalán, como el andaluz actúan movidos por una ideología muy concreta: la de género. Y esto tiene consecuencias prácticas que ya he apuntado en más de una ocasión: Una fuerte deriva totalitaria.

Porque una ideología tan antihumana y antihistórica solo puede avanzar mediante la manipulación y la imposición, y, por consiguiente, una injusticia a base de privilegiar a los grupos y personas que presentan determinados comportamientos, y reprimir a los demás. El aparato del estado, sus medios, y digamos la “creatividad” en la aplicación de la Justicia, junto con la manipulación mediática, serian medios suficientes.

Todo lo que está sucediendo es muy grave, la dictadura de género es un peligro real, y el problema radica en la escasa consciencia que hay de él.

Hazte socio

También te puede gustar