El Meeting de Rímini: lo bueno y lo malo

Durante la última semana de agosto pude participar en Italia del Meeting de Rímini (www.meetingrimini.org), una multitudinaria feria cul…

Durante la última semana de agosto pude participar en Italia del Meeting de Rímini (www.meetingrimini.org), una multitudinaria feria cultural y festiva para toda la familia que organiza el movimiento Comunión y Liberación (CL)desde hace 30 y por el que pasan decenas de miles de personas, incluyendo una gran cantidad de políticos italianos, figuras del mundo del arte y el espectáculo, científicos y personalidades de la solidaridad y la ayuda al desarrollo.
Se trata de un evento masivo, lleno de aglomeraciones y colas, con decenas de conferencias, muchas actividades para niños, exposiciones de muy buena calidad y que dura 6 días (del domingo 23 al viernes 28 de agosto). Quien intente "ir a todo", sólo logrará volverse loco ya al segundo día, por pura saturación.
Para intentar valorar un evento de esta magnitud, que se celebra en la Feria de la ciudady ocupa un espacio comparable a ferias comerciales españolas como Alimentaria o Construmat, esta crónica adoptará un formato, quizá, algo contundente: lo bueno y lo malo.
LO BUENO DEL MEETING
– Gratis:no se cobra ninguna entrada y casi todos los actos están abiertos a todo el mundo
– Aire acondicionado: al menos algo, aunque hay que decir que menos del deseable. Sin embargo, políticos italianos de izquierda, que venían de celebrar su congreso en otra ciudad, fue lo primero que alabaron en la prensa italiana. "Es que en nuestro congreso no teníamos", decían.
– Las muchedumbres son amables y cordiales: en un evento tan masivo y lleno de aglomeraciones y colas, se agradece la práctica inexistencia de personas groseras o maleducadas. Al menos, se me hizo imposible encontrarlas.
– Representadas todas las edades: había mucho de todo, muchos niños, muchísimos adolescentes y jóvenes, muchas familias, gente madura, algo menos de gente mayor; cuando en CL (o en la prensa italiana) hablan de "el pueblo cielino" ("cielino" por "CL"), se refieren a esta multitud abigarrada de toda edad.
Comida variada a precios asequibles: la Feria está alejada de la ciudad, y todo el mundo se queda a comer allí, durante 6 días. La oferta es variadísima y asequible: pizzas sabrosas a 5 euros y baterías de 20 microondas que calientan en 4 minutos unos platos de pasta precocinada muy buena. También restaurantes tradicionales y un comedor extra-barato. Los precios sonlos que songracias a los687voluntarios que atienden el servicio de comida.
Voluntarios: la joya del Meeting, y su gran baza "evangelizadora"; en total son 3.058, ubicuos. Setecientos han trabajado en el pre-Meeting, la organización previa. Aportan varias cosas: juventud (mayoría de chavales, muy visibles con sus uniformes y atiendiendo al público), sentido de la gratuidad (de hecho, pagan por venir), reducen costes, son indispensables, es una experiencia que educa a quien la ejerce, y a quienes la disfrutamos como asistentes. Es "la gran baza evangelizadora" porque son el principal expositor para la "predicación CL": "mirad todo esto, es gracias a los voluntarios, chicos que lo hacen porque han tenido una experiencia de Dios en sus vidas, luego Dios está aquí". ¿Cómo se sabe que el Meeting es algo querido y favorecido por Dios? "Por los voluntarios", te repiten una y otra vez. El Papa, que en "Caritasin veritate"habla tanto de "espacios de gratuidad en la economía", podría poner el ejemplo de los voluntarios del Meeting.
Mucha prensa y con un "chip" positivo: es la otra gran cosecha del Meeting, docenas y docenas de periodistas que llenan páginas (y portadas) en toda la prensa. Sólo se escapa la prensa comunista (con breves irónicos en clave política) y "Il Giornale", de la familia Berlusconi, en guerra contra la Iglesia por el tratamiento de "Avvenire" a los escándalos sexuales de "Il Cavaliere" y su crítica a la política migratoria. El día que toda la prensa dedicaba páginas enteras a Tony Blair y su discurso en el Meting, "Il Giornale" sacaba sólo un breve… y una portada inaugurando el acoso contra Dino Boffo, director de "Avvenire", con acusaciones de homosexualidad que en Italia nadie se tomó en serio. Ni siquiera esta andanada contra un diario católico -que ha durado más de una semana, hasta hoy- eclipsó la lluvia de noticiaspro-Iglesia desde Rímini.
Mientras la Liga de Umberto Bossi, alida de Berlusconi,desde su diario "La Padania", cargaba contra la Iglesia por defender a los emigrantes, CL y sus numerosos políticos afines (incluyendo el presidente de la rica Lombardía, Roberto Formigoni)llenaban portadas desde el Meeting diciendo: "estamos con la Iglesia, también en el tema de la inmigración". ¡La Iglesia, antes que el partido!Esto en España no se ve.
Y la prensa generalista y la regional no solo hablaba de los políticosen el Meeting (cada día en los telenoticiarios) sino también de artistas, de sus experiencias de fe, grandes ejemplos solidarios… El Meeting es un generador de noticiaspositivas para la Iglesia y para CL. También fuera de Italia, a base de invitar figuras extranjeras.
Actividades para niños: muchas y divertidas; es la clave para traer a muchos padres que en verano no saben qué hacer con los críos todo el día.
Exposiciones de gran calidad: eran exactamente ocho, y siempre estaban abarrotadas. Una sobre Galileo, otra sobre la filósofa española María Zambrano, otra sobre el sacerdote, filósofo, literato y martirruso Pavel Florensky, otra sobre San Agustín, otra sobre la pintura de Masaccio, Fra Angelico y Piero Della Francesca, una interesante muestra sobre la arquitectura y espiritualidad de las primeras basílicas cristianas (y los últimos descubrimeintos sobre los restos de Pedro y Pablo), una magnífica exposición sobre las reducciones jesuitas del Paraguay y una exposición-testimonio (siempre llena de gente) sobre la regeneración de un barrio degradado de Nápoles a partir de la experiencia de fraternidad de muchos vecinos en el carisma de CL.
– La sala de prensa contaba con ejemplares, cada día, de muchísimos diarios; esto era muy útil para que los periodistas pudiéramos seguir la complicada actualidad italiana. Y las notas de prensa de la sala eran sistemáticas, concienzudas, eficaces y profesionales.Además, es cosa buena que se celebre el Meeting en verano, cuando hay menos noticias y la prensa está más abierta a dejar espacio a temas culturales. Los compañeros de prensa de CL de España también eran una buena ayuda. De la organización italiana, hablamos más abajo.
– Había misa para españoles a primera hora cada mañana, aunque un poco lejos. Si no te llevaban en coche, era complicado llegar. Pero era el lugar para saludarse, planificar el día, conocer los actos principales… buena idea, porque en el Meeting NO había misas.
– El Meeting promueve en la prensa y en los asistentes valores de la Doctrina Social de la Iglesia que por lo general no se predican en las parroquias pero son 100% católicos y necesarios: la subsidiariedad, la reflexión económica, la gratuidad…
Librería: impresionante, completísima, lo mejor del Meeting; sólo un 25% estaba dedicada a las obras de Luigi Giussani, el fundador de CL. El resto incluía todo tipo de oferta cultural interesante. Se merece un artículo propio, y lo tendrá.
– Espacio para otras entidades: no todo es CL en el Meeting; un pabellón agrupaba stands de ONGs italianas de inspiración católica, asociaciones pro-vida o de minusválidos, asociaciones y órdenes fundadas por curas italianos, más o menos en proceso de beatificación.
Buena logística de acceso: autobuses y trenes llevan a la feria, están bien comunicados con las zonas de hoteles. Rímini en sítiene cierta gracia como ciudad con restos romanos, playas con atracciones para niños, helados grandes y sabrosos…
– El Meeting trajo políticos africanos junto al ministro italiano de exteriores, que en la rueda de prensa dijeron un par de verdades como casas… eso es bueno,intentó abriruna ventana a África, dio un micrófono al continente olvidado… al día siguiente, por desgracia, fueron sistemáticamente ignorados en las páginas de la prensa, que trataban solo de las declaraciones del ministro sobrelas peleítas intergrupales del gobierno Berlusconi. Toda la prensa hablaba de los africanos muertos en pateras, y ninguna de los que los vivos decían sobre ello.
– Una exposición especial sobre los tesoros de arte cristiano (no solo ortodoxo)de Chipre robados en la zona ocupada por la "laica" Turquía. Sistemática, devastadora. Incluía recogida de firmas pidiendo que la UE impida la compraventa de los tesoros robados y que se veduelvan a Chipre. Muchas fotos de iglesias ortodoxas convertidas por los turcos en almacenes de patatas. Una denuncia muy necesaria.
Seguridad: mucha, de los mil tipos de policías distintos que hay en Italia. Con dos ministros al día en la feria, era necesario. No interfería demasiado en el ritmo del encuentro, que ya estaba congestinado en colas y multitudes.
– Colores alegres, por todas partes
– Y, en definitiva, muchos visitantesy 30 años de frutos acumulados
LO MALO DEL MEETING
– Aire acondicionado, sí, pero insuficiente, muy insuficiente….
Muchedumbres, aglomeraciones, masificación, colas, calor… ¿dije masificación? Lo repito: masificación. Hacer cola al menos 1 hora antes para entrar en una conferencia, apelotonado con otras 200 personas (que 20 minutos antes del acto son 3.000), y no poder entrar porque no queda sitio. La masificación es la causa de casi todo lo malo del Meting.
Traducciones: las había a varios idiomas, pero no siempre eran buenas y siempre eran escasas; en las visitas a exposiciones eran claramente insuficientes: todo un pelotón de 300 españoles para escuchar una sola traductora en una exposición. De hecho, ni siquiera era una visita en español, sino que la guía hablaba en italiano y una traductora traducía, algo abstante cansado. La traductora al ruso (que era rusa)en la muestra sobre basílicas, demostró que no sabía nada de lenguaje arquitectónico, según me dijo alguien que sabe. Las muestras estaban solo en italiano,a veces -pocas- con inglés.
VIPolatría italiana:los VIP ("very important people", famosos) eran idolatrados, perseguidos, aplaudidos, sobados por enjambres de italianos entusiasmados. Un VIP podía ser un alcalde italiano, un ministro, un artista, Julián Carrón (actual líder de CL), el padre Aldo Trento (un misionero ejemplar de CL) o cualquiera con dos fotógrafos y un par de policías cerca. Siun italiano se convencía de que tal o cula persona debía ser importante, llamaba a una docena másy le perseguían. Para entrevistar al padre Aldo Trento necesité poner un ayudante con cara de "segurata" y gafas de sol bloqueando el paso. La VIPolatría italiana, ligada a las aglomeraciones, era extenuante.
Formato sin diálogos: para ser CL un movimiento que insiste en el diálogo y el debate, lo cierto es que no había casi verdaderas mesas redondas, y casi nunca turno de preguntas del público. Españoles acostumbrados al formato muy abierto de un "Católicos y vida pública", donde cualquier señora del público puede sacarle los colores con preguntas y comentarios desde su micrófonoa un señor presidente del Congreso de los Diputados, encontrarían este formato "muy dirigido" y opaco. En CL admiten que es así, y dicen que se debe ala masificación: con 4.000 personas en una sala, no tiene sentido dar turno de preguntas. "En otros actos más pequeños sí hay preguntas". Los debates de 3 contertulios en una mesa redonda -excepto si tratan de política- son exquisitamente suaves, y neutros. Por lo general, cada ponente se dirige al público y no niega ni recrimina nada a los otros ponentes.
La política oculta la fe: si en un actohablan políticos italianos y en otro hablan misioneros ejemplares o luchadores contra la pobreza… ¿qué leeremos mañana en los periódicos? Política, por supuesto. Lo contingente y mudable (como los debates sobre las volátiles alianzas berlusconianas) ocultan historias que hay en el Meeting de conversiones, esfuerzos, esperanza… Por cada noticia que habla del poder de Dios en la vida de la gente, aparecen 10 sobre el poder de CL en la vida política italiana. Y si un político habla de fe casi es peor, como demuestra el caso de Tony Blair, que merecería un análisis propio.
– Defectos en la sala de prensa: no hay ordenadores disponibles; el periodista que no traiga su portátil ha de irse a Rímini a escribir desde un locutorio pakistaní. Conseguir entrevistas cobn los invitados es muy complicado, incluso si son simples académicos extranjeros… la prensa no italiana no goza de prioridad ante la italiana.
Conferencias áridas y académicas (aunque abarrotadas): quizá los cielinos veteranos encontraban apasionantes todas las conferencias, pero para el público medio 9 de cada 10 resultaban sin duda "un rollazo académico". Poca cosa para alimentar el corazón, mucha para darle vueltas al cerebro… a menudo en círculo. Pero quizá se explica porque las mayor parte de los asistentes no cielinos eran jóvenes sirviendo de voluntarios… oeran jóvenes asistentes, jugando a cartas en los pasillos durante las conferencias.
No haycapilla. No hay misa (se da una lista de iglesias en Rímini a las que acudir). Es curioso, porque Rímini ciudad tiene capillas en la calle, abiertas todo el día y toda la noche, en el centro urbano, dedicada una a San Antonio, otra en otra calle a laVirgen, con reclinatorios, velitas, iconos y estatuas… La ciudad, en una zona tradicionalmente comunista como la Emilia-Romagna, con una plaza dedicada a Gramsci (con una gran imagen del líder comunista) tiene más espacios sacros que el Meeting en sí.
Por cada vez que en una ponencia -sobre cualquier tema- escuché la palabra "Cristo" o "Jesucristo", hubo otras 10 que escuché "Giussani". No digo que haya "Giussanilatría", pero es indudable que hay "Giussanimanía", con Giussani mencionado en casi cada charla, discurso, presentación, hablase sobre lo que hablase… Y cuando no se menciona a Giussani, se citan frases suyas textuales que todos reconocen. Eso sí: no hay exageración de imágenes de Giussani, sólo alguna aquí o allá en las exposiciones sobre historia del Meeting.
– La misa inaugural, fue masiva… pero en lo musical, litúrgico, etc… correctita. Y con cortes de transmisión en las salas que la seguían por pantalla. Las misas de los españoles de CL (fui a cinco), musicalmente pobres (sin instrumentos: ¿de verdad 300 cielinos veteranos no pueden traer un par de instrumentos?, y también sin hacer voces). Además, hay canciones propias de CL que son directamente atonales y bastante incantables. Las predicaciones de Ignacio Carvajosa,directivo de CL en España, hablaban un poquito de Cristo o el evangelio del día, y un 90% del Meeting. El Meeting es de Dios porque hay muchos voluntarios, "id a tal exposiciónque veréis lo que Dios hace con los presos, los pobres napolitanos, etc…"
Jerga CL: vocabulario propio del movimiento en presentaciones, discursos, charlas… es opaco, pesado, lleno de cultismos, frases prefabricadas… Quizá en Italia, un país donde se aprecian las apariencias, la imagen, el "parecer culto" incluso si no se es, los cielinos jóvenes o novatos usan esta jerga "para aparentar", quizá se desarrolló para quedar bien en ambientes filosóficos no creyentes… Para el español medio (no cielino), que desde Sancho Panza y santa Teresa prefiere el hablar llano y directo, resulta tedioso.
Dudosa eficacia evangelizadora: por lo anteriormente expuesto, ¿resulta evangelizador en Meeting para una persona más o menos abierta a lo espiritual que acuda al evento? Si es un estudiante lector de Nietzsche yque piensa estudiar algo de filosofía, quizá: es el formato en que CL se maneja mejor. ¿Qué gente viene al Meeting? Cielinos, claro. ¿Y fuera de CL? Algunos italianos buscando VIPs, algunas familias para tener actividades con los niños… ¿Y qué encuentran de Dios? Poca cosa, excepto, desde luego, el ejemplo de los voluntarios y un par de muestras sobre cultura cristiana. En CL dicen que el Meeting no es un evento evangelizador: nació cuando un grupo de padres con niños, hace 30, intentó diseñar unas vacaciones distintas a la entonces muy chusca oferta playera de Rímini.
Poca bioética: los temas conflictivos de la Iglesia en bioética están, pero camuflados y minimizados. Aunque CL es indudablemente ortodoxa en doctrina bioética, evitan un choque con la cultura dominante. No hay conferencias y debates sobre ello.
Lema: "el conocimiento es siempre un acontecimiento". Seamos sinceros: es una chorrada de lema, y se repetía una y otra vez como un mantra zen, como si a base de dedicarle más horas se le sacara más jugo. Hasta unajoven barcelonesa de familia CL de toda la vida me lo admitió: "el tema de este año es un poco flojo, no dice mucho". Y eso que se dedicó toda una conferencia aél. Hasta a los premios Nobel de física se les preguntó en la rueda de prensa sobre el lema, y por amabilidad intentaban cambiar de tema con una sonrisa.
Italianocentrismo en la oferta artística: los cantantes, actores, etc…que acudieron, aunque dieron algún testimonio interesante sobre fe y valores, eran conocidos solo en Italia.
Poco cine: con lo que le gustan los cineforums a los cielinos, asombra que sólo se pasaran dos películas: Katyn (que comentaremos más en ForumLibertas) y Gran Torino, de Clint Eastwood. Dos buenas películas que merecen apoyo. Pero ¿solo dos?
Refrescos caros: el contrapunto a la comida barata, eran las cervezas a 3 euros y los nesteas a 2,5.
Colillas a los estanques decorativos de la feria… es donde la gente se reunía parafumar… el estanque quedaba feo
Coba exagerada a Tony Blair: una cosa es traerlo por su interesante trayectoria política y porque habla bien de la presencia de la fe en la vida pública, y otra cosa es presentarlo como un modelo de converso y de católico, cuando en todos los temas de biotica y familia piensa, más o menos, lo mismo que de anglicano: como un episcopaliano liberal. Debido a la VIPolatría italiana y a la cultura CL de "nosotros no regañamos", recibió aplausos y más aplausos y aglomeraciones y casi fue declarado santo súbito.
– ¿Es traspantable el Meeting?: Los cielinos españoles, al ver el éxito de la experiencia italiana, sueñan con clonarla (o adaptarla) a España. Pero ¿es factible? Sin la VIPolatría italiana, sin el sistema cultural y electoral italiano… muchas de las cosas que hacen posible el Meeting se restringen a Italia.
UNA ÚLTIMA PREGUNTA
¿En qué se diferencia lo que pueden hacer en el Meetingun cristiano y una persona alejada de la fe? Basicamente en nada, compartirán el 90% de intereses y de actividades y exposiciones. Si acaso, el cristiano se saltará la conferencia de Julián Carrón y algunos de los expositores de asociaciones cristianas y un par de las muestras más confesionales. Esto no es malo, pero es un elemento para valorar la eficacia evangelizadora. Aunque, sin duda, el Meeting ya tiene sentido como oferta cultural y de ocio veraniega… si a uno no le agobian las aglomeraciones.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>