El mito de la renta de los gays

Un mito extendido es el que difunde la idea de que los homosexuales tienen rentas altas y que consumen más que otros colectivos. Además,…

Un mito extendido es el que difunde la idea de que los homosexuales tienen rentas altas y que consumen más que otros colectivos. Además, esa misma argumentación sostiene que, gracias a eso, el colectivo gay es un sector a tener en cuenta en la incentivación de la economía. El discurso oficial habla de que al tener más dinero hacen más gasto.

Sin embargo, lo cierto es que la homosexualidad no se distribuye en función de la renta sino que es variable y aleatoria hasta que no se demuestre lo contrario y se reparte por todos los grupos sociales.
Cabe matizar que los gays son un colectivo que integra tanto personas con un potencial económico alto como con un potencial económico bajo. Ese hecho los coloca por igual en la franja de rentas altas y bajas.
El mito sostiene que los gays son consumistas y que además se gastan mucho dinero en viajes, menaje, ropa, hostelería, etcétera; es decir, el grupo que representa el ocio. A algunos tipos de negocios les va mejor el gasto homosexual ya que un amplio sector de los homosexuales son dados a gastar su dinero en cosméticos, sector sexual, locales de ambiente, etcétera. Es decir, todo lo que significa una práctica hedonista.
La distorsión de la realidad que sostiene esta argumentación es falsa ya que las familias u otros colectivos que no invierten su dinero en ocio sí que lo gastan, pero en otros sectores como la alimentación, la educación, etcétera.
Se trata de un error conceptual ya que la economía no se sostiene por un determinado grupo de sectores comerciales sino que todos en sí aportan sostenibilidad y solvencia a la economía de un país.
De hecho, los gastos de los homosexuales no contribuyen a generar riqueza, sino a mover la que existe. Es preferible para una sociedad el gasto de un matrimonio que tiene hijos y les proporciona un alto nivel de estudios que gente que se gasta su dinero en pasarlo bien.
Es evidente quién está depositando en la sociedad un capital social y humano.
Los gays, la renta y la vejez
Cabe huir del tópico forjado a través del tiempo y de algunas ideologías imperantes que otorgan importancia a la renta de los gays. Otra pregunta que cabe hacerse es, ¿dónde están los gays de más de 65 años?
Este sector gay no aparece en ningún reportaje sino son casos paródicos. ¿Dónde van a parar los homosexuales que han vivido con esa perspectiva epicúrea que cuando el motor sexual se agota?
Las necesidades sexuales específicas de los homosexuales tiene tan centralizado al colectivo que cuando salen de esa dinámica ni si quiera la misma comunidad se ocupa de ellos.
Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Yo no pienso que la sociedad esté mal por esta ley de genero injusta y discriminatoria, ni por la ley de divorcio, ni por la ley del aborto, ni por la ley de eutanasia, … peor era en Sodoma y Gomorra, pienso que la sociedad esta mal porque el individuo como persona, se le anula, se le aniquila, sea quien sea, si se opone a la corriente general, la sociedad le hace un bulling, un vacio, un desprecio, e incluso se le anula el unico refugio del individuo que es su propia familia. Si a esto añadimos que la sociedad esta para darle gusto al individuo, pues ¡¡ancha es castilla!!, desde satisfacer sus deseos sexuales sean del tipo que sean, incluso con animales de compañia, hasta … como dijo uno de Podemos: “voy al parlamento a pedir para los ciudadanos una paga sin trabajar”. Pues ala, vagancia y ocio, lujuria y gula, o pan y circo como dirian nuestros mayores. Asi se ven uno jovenes que a los 30 años estan quemados, real y literalmente quemados, en el amor, en la amistad, en el trabajo, en la esperanza, en la caridad, y no digamos en la fe, … lo unico que esperan en la vida es…. otra serie de Juego de Tronos, otra precuela (menuda cursi chorrada) de Guerra de las Galaxias, otro Iphone Zx94hjkwue+-, otro Pokemon, otra dieta para perder peso, otra crema para salir bien en la foto, otra pastilla antidepresiva o ponerla dura, otro desodorante que tape mi olor natural (ojo, digo olor natural no pestazo del 15), otro jabon que elimine mis celulas muertas de la piel para estar impoluto, higienizado, pasteurizado,…y hacerte en el interior un VACIO al 100%. Las empresas estan creando productos que crean constumbres, que crean a su vez formas de pensar, estan haciendo de la persona un producto de consumo. Esta es la sensación que tengo, que no es buena. Feliz dia de la Hispanidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>