El necesario clima de acuerdo sobre la educación y la escuela

El acuerdo para una reforma educativa vuelve a estar en el centro de las valoraciones públicas. Pocos días después de que la ministra María Jesús San …

Forum Libertas

El acuerdo para una reforma educativa vuelve a estar en el centro de las valoraciones públicas. Pocos días después de que la ministra María Jesús San Segundo presentase el anteproyecto de Ley Orgánica de la Educación y unas semanas después de la clausura del VI Congreso de la Escuela Cristiana de Cataluña, el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, se une a las voces que reclaman un pacto sobre enseñanza. En su carta pastoral del pasado domingo 17 de abril, el prelado asegura que “es totalmente necesario crear un clima de acuerdo y de consenso sobre la educación y la escuela”, y denuncia “la inestabilidad del actual sistema educativo”.

 

Tras recordar el entendimiento logrado, después de largas discusiones, por la ponencia constitucional para redactar el artículo 27, Martínez Sistach recuerda que ese fragmento de la Carta Magna marca unos principios claros. “El derecho de todos a la educación es proclamado junto al principio de la libertad de enseñanza, se atribuye a los poderes públicos la responsabilidad de garantizar los derechos de los padres en lo referente a la formación religiosa y moral de sus hijos de acuerdo con sus propias convicciones y se recuerda que el derecho de todos a la educación y a la libertad de enseñanza comportan la pluralidad de opciones”, comenta el arzobispo entre otros puntos. También se refiere a la celebración del VI Congreso de la Escuela Cristiana de Cataluña, donde se matriculan 1 de cada 4 alumnos catalanes. “El congreso se ha centrado en la conveniencia de un acuerdo sobre la escuela y ha aprobado un valioso documento conclusivo” donde se exponen “los principios básicos para poder llegar a un acuerdo”.

 

Por otro lado, Monseñor Martínez Sistach se refiere al Tratado Constitucional europeo, que “respeta la libertad de creación de centros docentes, así como el derecho de los padres a obtener la educación y la enseñanza de sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas”. En la misma línea, califica de “imprescindible” la colaboración “entre la administración educativa y la iniciativa social”. “Los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos, y la administración educativa debe hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar y apoyar a las familias en el ámbito de la educación”. Finalmente, el titular de la archidiócesis de Barcelona recuerda que la financiación de la escuela concertada “no puede condicionar el carácter propio de su oferta educativa”, un principio incluido también en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El documento conclusivo del VI Congreso de la Escuela Cristiana centra su análisis en la voluntad clara de potenciar “una escuela abierta a todo el mundo y un ámbito de convivencia, integración y cohesión social”. En su intervención de clausura, el arzobispo de Barcelona y presidente de la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña agradeció a estos centros “su importante contribución a la educación humana y cristiana de las nuevas generaciones”. Y pidió a la administración que la financiación no condicione la libertad de elección de colegio, sino que la garantice. También afirmó que “la religión puede enseñarse a todos los alumnos, sean cuales sean sus opciones personales de fe, con el fin de aprender a conocer y respetar otras creencias”.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar