El olvido de la violencia infantil en la familia contrasta con la fijación con la violencia de género

El Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia ha hecho públicas las cifras del primer informe sobre el maltrato infantil en la f…

El Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia ha hecho públicas las cifras del primer informe sobre el maltrato infantil en la familia que se ha hecho en España. Este hecho ya resulta relevante.

Lo relevante es la brutal diferencia que existe entre la escasa atención del legislador sobre el maltrato infantil y las mínimas medidas que adopta en contra posición a la importancia que tienen numéricamente sus cifras, tal y como lo demuestran el informe del Reina Sofía.

Se trata de un caso flagrante de violencia doméstica más grave y agudo que la violencia existente actualmente contra la mujer. Sin embargo, sobre la violencia infantil hay un silencio espectacular que contrasta con la relevancia mediática que se le da al segundo.

El maltrato infantil, protagonista en todos los tipos de familias

¿Qué se deduce del estudio realizado por el Centro Reina Sofía? El maltrato dirigido al menor en el seno familiar es muy grave en las familias monoparentales (un 28,8% de los casos) y en las reconstituidas (un 13,9% de los casos). En las familias monoparentales hay 14,77 veces más de maltrato al niño y en las reconstituidas 4,45 más veces con respecto la familia convencional.

El estudio, que se basa en los 32.741 expedientes de protección al menor incoados en España entre 1997 y 1998, observa que las mujeres son más agentes de maltrato infantil que los hombres en un porcentaje de 56,4% de menores de sexo femenino y 43,5% de sexo masculino.

La madre biológica es la que más maltrata (un 52,5%) , mientras que el padre biológico un 35,8%. El padrastro maltrata en un 4,6% de los casos de violencia y en un 3,4% son alguno de los abuelos. El hecho de que la madre biológica maltrate más se explica porque el 83% de las familias monoparentales está a cargo de la madre.

En la familia el abuso sexual por parte de la madre es del 3,8%, pero en la familia reconstituida la violencia sexual por parte de la madre biológica tiene una incidencia de hasta el 13,7.

Además, el estudio revela que en las rupturas familiares el niño es víctima, pero no solamente desde una perspectiva afectiva sino que es objeto de maltrato físico (en un 24,6% si sumamos violencia física y abuso sexual.

Las cifras revelan un gran problema: el olvido de los medios de comunicación, los legisladores y los fiscales en la violencia infantil en la familia contrasta con la fijación que existe con la violencia de género que ha tomado tanto protagonismo que, incluso, llega a afectar de forma contraria a lo que se pretende, su erradicación.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>