El Papa afirma que viaja a España como “testigo de Cristo”

El Papa Benedicto XVI ha exaltado en la audiencia general de los miércoles su alegría por visitar España. Al término de la…

Forum Libertas

El Papa Benedicto XVI ha exaltado en la audiencia general de los miércoles su alegría por visitar España. Al término de la audiencia celebrada en el Aula Pablo VI, el Papa Benedicto XVI pidió “fervientes oraciones” a los presentes por su próximo viaje a España a donde va, según el Pontífice, “como testigo de Cristo”.

El obispo de Roma se dirigió en español a los peregrinos durante los saludos de despedida después de la tradicional catequesis.

El Papa aseguró que viaja a este país “como testigo de Cristo Resucitado, con el deseo de llevar a todos su Palabra, en la que pueden encontrar luz para vivir con dignidad y esperanza para construir un mundo mejor”.
Esta visita, recordó, tendrá dos momentos: la “visita pastoral a Santiago de Compostela, uniéndome así a los peregrinos que llegan hasta los pies del Apóstol en este Año Santo”, y Barcelona, “donde tendré la alegría de dedicar el maravilloso templo de la Sagrada Familia, obra del genial arquitecto Antoni Gaudí”.
Por ello, invitó a los fieles a acompañarle “con vuestra ferviente oración durante el próximo fin de semana”.
Dedica su catequesis a santa Margarita d’Oingt
El Santo Padre dedicó su catequesis a santa Margarita d’Oingt. El mensaje de Benedicto XVI ha consistido en manifestar que el cristiano debe dejar que Jesús entre en su conciencia e ilumine los errores que hay en ella. Es el mensaje que, según el Papa Benedicto XVI, transmite aún hoy santa Margarita d’Oingt.
Dentro de su ciclo de autores cristianos medievales, que desde el comienzo del curso está dedicando a mujeres, el Papa presentó hoy a esta monja francesa perteneciente a la Cartuja, a los miles de peregrinos reunidos en el Aula Pablo VI, según explica el portal de noticias Zénit.
De esta autora mística de origen noble, que vivió en el siglo XIII, hay pocos datos biográficos, más allá de sus propios escritos espirituales, en los que habla de su propio camino de purificación interior hasta llegar a tener profundas experiencias místicas.
“A primera vista esta figura de cartuja medieval, como toda su vida, su pensamiento, parecen muy lejanos de nosotros, de nuestra vida, de nuestra forma de pensar y actuar”, reconoció el Papa. Sin embargo, añadió, “si miramos a lo esencial de esta vida, vemos que nos afecta también a nosotros y que debería ser esencial también en nuestra propia existencia”.
Margarita “consideró al Señor como un libro, fijó la mirada en el Señor, lo consideró como un espejo en el que aparece también su propia conciencia. Y de este espejo entró luz en su alma”.
Cada día, desde la mañana, “Margarita se dedicaba al estudio de este libro. Y, cuando lo había mirado bien, comenzaba a leer el libro en su propia conciencia, que mostraba las falsedades y las mentiras de su propia vida”.
Esto lo realizaba “para hacer que cada día su existencia estuviera marcado por la confrontación con las palabras y las acciones de Jesús, con el Libro de la vida de Él”.
Hazte socio

También te puede gustar