El Papa condena las mafias y todas las formas de esclavitud

El Papa Francisco denunció este domingo a "las mafias" que "explotan" a los hombres y los reducen "a la esclavitud&quo…

El Papa Francisco denunció este domingo a "las mafias" que "explotan" a los hombres y los reducen "a la esclavitud", un día después de la beatificación en Palermo de un cura asesinado por la mafia siciliana.

Durante el Angelus dominical en la plaza de San Pedro, el Papa rindió homenaje al padre Giuseppe Puglisi, conocido como "Don Pino", "cura y mártir", asesinado en manos de la mafia en 1993.

Era una persona "ejemplar, dedicado a la pastoral juvenil para mantener [a los jóvenes] alejados de la mafia […] Debemos hacer de su ejemplo un tesoro", exhortó el papa argentino bajo los aplausos de la multitud.

"Pienso en todo el dolor infligido a los hombres, mujeres e incluso a los niños, explotados por las mafias que los transforman en esclavos, con la prostitución, la presión social", añadió.

"Detrás de esa explotación, esa esclavitud, están las mafias… ¡Ellos no pueden hacer eso, convertir a nuestros hermanos en esclavos!", exclamó el Papa de 76 años.

"Don Pino", sacerdote de San Gaetano en el barrio Brancaccio de Palermo, muy popular entre los jóvenes por su lenguaje directo, fue asesinado el 15 de septiembre de 1993 de un tiro en la nuca.

Dos padrinos de la mafia, Filippo y Giuseppe Graviano, autores intelectuales del crimen, fueron condenados a cadena perpetua en 2001 y 1999, al igual que los autores materiales.

Benedicto XVI le rindió homenaje en 2010 durante una visita a Palermo, antes de autorizar en el año 2012 la promulgación del decreto del "martirio" de Don Puglisi, asesinado por "odio a la fe".

Para ser beatificado como un "mártir de la fe", no se requiere un milagro.

La labor de "Don Pino"

Pino (Giuseppe) Puglisi, conocido por su lucha contra el crimen organizado, fue beatificado este sábado durante una ceremonia en Palermo (Sicilia) en presencia de decenas de miles de personas.

El cardenal emérito de Palermo, monseñor Salvatore De Giorgi, representó al Papa Francisco durante esta ceremonia, a la que asistieron 40 obispos y 750 sacerdotes. Un acto simbólico para Italia, en presencia de los Ministros del Interior, Angolino Alfano, y de Justicia, Anna Maria Cancellieri.

"La beatificación de Don Puglisi es el regalo de Dios más esperado por toda la Sicilia. Al cumplirse 20 años de su asesinato, Don Puglisi sigue hablado. Habla aún más fuerte", afirmó el ex arzobispo de Palermo, citado por el Osservatore Romano.

Sin embargo, Gaetano, el hermano de la víctima, dijo en un libro reciente que hubiera preferido verlo vivo en lugar de verlo beatificado. "La Iglesia lo beatificó hoy, pero cuando necesitaba ayuda, no había nadie".

El centro comunitario creado por Puglisi sigue siendo objeto de ataques. El mes pasado, el área donde será construida una iglesia en su honor fue quemada.

"Don Pino" fue asesinado el 15 de septiembre de 1993, de un tiro en la nuca. "Los estaba esperando", habría dicho el sacerdote, con una sonrisa, antes de morir en el umbral de su casa.

Puglisi se esforzaba en alejar a los jóvenes del crimen organizado.

Francisco llama a abrir a todos las puertas de la Iglesia

El Papa Francisco pidió no comportarse como “controladores de la fe” sino como “facilitadores”. Tampoco como “una aduana”, al citar el caso de sacerdotes que se niegan a bautizar a hijos de madres solteras o de parejas que no están casadas.

El Papa Francisco llamó este sábado a la Iglesia a tener sus "puertas abiertas" y a no actuar como "una aduana", citando el ejemplo de curas que se niegan a bautizar a hijos de parejas que no están casadas.

A menudo nos comportamos como "controladores de fe" y no como "facilitadores", se lamentó el papa durante su misa diaria en la residencia de Santa Marta, en el Vaticano.

En su homilía, transmitida por Radio Vaticano, el papa argentino citó el ejemplo de un cura que se negó a bautizar al hijo de una madre soltera.

"Esta mujer tuvo la valentía de proseguir su embarazo (…) ¿y qué es lo que encuentra? Una puerta cerrada", lanzó el Papa.

"Cuando escogemos este camino, no estamos ayudando al pueblo de Dios", dijo, añadiendo que "Jesús creó los siete sacramentos y con este tipo de actitud creamos un octavo: ¡el sacramento de la aduana pastoral!"

En septiembre 2012, Jorge Bergoglio, entonces arzobispo de Buenos Aires, había criticado a los sacerdotes que se negaban a bautizar a los niños nacidos fuera del matrimonio, calificándolos de "hipócritas".

Desde su elección, el Papa Francisco ha llamado la atención por su lenguaje simple y directo, así como por su proximidad con los fieles.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>