El Papa convoca un compromiso mundial en defensa del planeta ante el COP21

En su discurso en la sede de la ONU de Nairobi Francisco desea que el encuentro de París “lleve a concluir un acuerdo global y ‘transformador’” para “el alivio del impacto del cambio climático, la lucha contra la pobreza y el respeto de la dignidad humana”

El Papa Francisco en la sede de la ONU de Nairobi El Papa Francisco en la sede de la ONU de Nairobi

Con su discurso en el cuartel general de la ONU en Nairobi (UNON), lleno de referencias a la encíclica “Laudado si’” y a la situación africana, Francisco anticipó en cierta manera la apertura de la COP21, en encuentro en París sobre el cambio climático que será inaugurado este fin de semana. El Papa espera que la cumbre “lleve a concluir un acuerdo global y ‘transformador’” para “el alivio del impacto del cambio climático, la lucha contra la pobreza y el respeto de la dignidad humana». Pidió que no prevalezcan los “intereses privados” sobre el bien común. Una eventualidad que, según Francisco, podría ser catastrófica. Y también expresó preocupación por las consecuencias negativas de ciertos acuerdos comerciales internacionales, especialmente en relación con el acceso a fármacos y medicinas por parte de los países pobres, poniendo el dedo en la llaga de los “tráficos ilícitos” de diamantes, materias primas, oro, marfil…, que alimentan la “inestabilidad política, el crimen organizado y el terrorismo”.

Papa Bergoglio habló en español, en el edificio en el que se encuentran también las oficinas de dos programas de las Naciones Unidas: el UNEP (United Nations Enviroment Programme) y el UN-Habitat (United Nations Human Settlements Programme). Después de ser recibido por la directora general de la UNON, Sahle-Work Zewde, Francisco firmó el libro de oro y plantó simbólicamente un árbol antes de entrar a la sala de las conferencias del Green Building, en donde lo estaban esperando alrededor de tres mil personas.

El Papa animó “la tarea de organismos internacionales y de organizaciones de la sociedad civil que sensibilizan a las poblaciones y cooperan críticamente, también utilizando legítimos mecanismos de presión, para que cada gobierno cumpla con su propio e indelegable deber de preservar el ambiente y los recursos naturales de su país, sin venderse a intereses espurios locales o internacionales”.

Después recordó la inminente cita de la COP21: “Dentro de pocos días comenzará en París un importante encuentro sobre el cambio climático, donde la comunidad internacional como tal, se enfrentará de nuevo a esta problemática. Sería triste y me atrevo a decir, hasta catastrófico, que los intereses particulares prevalezcan sobre el bien común y lleven a manipular la información para proteger sus proyectos”.

Francisco insistió en que “el abuso y la destrucción del ambiente, al mismo tiempo, va acompañado por un imparable proceso de exclusión”, y dijo que la COP21 “es un paso importante en el proceso de desarrollo de un nuevo sistema energético, que dependa al mínimo de los combustibles fósiles, busque la eficiencia energética y se estructure con el uso de energía con bajo o nulo contenido de carbono. Estamos ante el gran compromiso político y económico de replantear y corregir las disfunciones y distorsiones del actual modelo de desarrollo”. El acuerdo de París puede dar una “señal clara en esta dirección”, siempre y cuando se evite «toda tentación de caer en un nominalismo declaracionista con efecto tranquilizador en las conciencias”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>