El Papa critica por “inmoral” la separación de familias de inmigrantes en Estados Unidos

Francisco compartió la condena del Episcopado estadounidense a la tolerancia cero de Trump y señaló que el populismo está creando una “psicosis” sobre el tema

El Papa Francisco criticó la decisión del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de separar las familias de inmigrantes en la frontera con México y la calificó de “inmoral”.

En una entrevista con Reuters en su residencia en el Vaticano y que fue publicada este miércoles, el Día Mundial de los Refugiados, Francisco dijo que apoya a los obispos católicos de Estados Unidos que han dicho que la separación de niños de sus padres es “inmoral” y “contraria a nuestros valores católicos”. 

Reconoció que la situación “no es fácil”, pero aclaró que “los populismos no son la solución”. Sus declaraciones llegan luego que el Gobierno de México condenó, la víspera, la separación “cruel e inhumana” de las familias en la frontera norte.

Según una nueva política de inmigración autorizada por Trump, las autoridades estadounidenses apuntan a perseguir penalmente a todos los inmigrantes detenidos mientras atraviesan ilegalmente la frontera mexicana, deteniendo a los adultos en prisión, mientras sus hijos son retenidos en estructuras precintadas señaladas como “jaulas” por todo el mundo.

“Yo estoy con el Episcopado”, insistió el pontífice, agregando que los populistas “están creando una psicosis” sobre el tema de la inmigración y que las sociedades que envejecen, como la europea, necesita de los inmigrantes ante el “invierno demográfico grande” que las afecta.

Sin inmigración, Europa “se quedará vacía”, apuntó. También habló del caso Aquarius, el barco de dos asociaciones humanitarias que se vio obligado a desembarcar en España los 629 inmigrantes que había recogido en el mar porque el gobierno italiano les había negado el acceso a los puertos.

“Creo que no se deba rechazar a la gente que llega, se deben recibir, ayudar y acomodar, acompañar y después ver dónde meterlos, pero en toda Europa”, precisó.

Más adelante, Bergoglio se refirió a la oposición en su contra dentro de la Iglesia, asegurando que reza por aquellos que dicen “cosas feas” sobre él. Además aseguró que quiere nombrar más mujeres como jefas de oficinas en el Vaticano, porque ellas “son capaces de resolver los conflictos”.

Pero, al mismo tiempo y como ya había hecho en los últimos cinco años, excluyó la posibilidad del sacerdocio femenino: “Juan Pablo II fue claro y cerró la puerta y yo no vuelvo atrás sobre esto. Era una cosa seria”.

Sobre su salud, aseguró que está bien no obstante un dolor a las piernas pero sostuvo que, antes o después podría renunciar por razones de salud como hizo su predecesor, Benedicto XVI, en 2013. Pero sentenció: “En este momento, no lo tengo ni siquiera en mente”.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Un padre pasea con su hijo. Ve un cartel en una casa que dice: «No entre. Perro bravo.» El padre abre la reja del antejardín de la casa y entra. Sale un perro y muerde gravemente al padre y al hijo. ¿De quién es la culpa? «Del perro», contestan todos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>