El Papa reza por las crisis humanitarias: los cristianos perseguidos, los inmigrantes y los refugiados

El Papa Francisco, ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro, rezó este domingo con motivo de la oración del &…

Forum Libertas

El Papa Francisco, ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro, rezó este domingo con motivo de la oración del ángelus, por los cristianos perseguidos y por los inmigrantes víctimas de los recientes naufragios en el Mediterráneo y los muertos en un camión abandonado en la autopista Budapest-Viena.

El Papa recordó que en el Líbano acaba de ser proclamado santo el obispo siro-católico, Flaviano Miguel Melki, quien murió durante el genocidio asirio, defendiendo e invitando a los católicos a ser fieles a su fe.

“Ayer en Harisa, en el Líbano, fue proclamado beato el obispo siro-católico Flaviano Miguel Melki, mártir”, dijo, quien “en el contexto de una tremenda presecución contra los cristianos, él fue defensor incansable de los derechos de su pueblo, exhortando a todos a que permanecieran firmes en la fe” dijo.

El Santo Padre recordó a este punto que “también hoy en Oriente Medio y en otras partes del mundo, los cristianos son perseguidos”. Y expresó su deseo de que «la beatificación de este obispo mártir infunda en ellos consolación, coraje y esperanza”.

“Pero sea también –exhortó el Papa– un estímulo a los legisladores y gobernantes para que sea asegurada en todas partes la libertad religiosa; y a la comunidad internacional le pido que haga algo para que se ponga fin a las violencias y abusos”.

El Pontífice además recordó que “lamentablemente también en los días pasados, numerosos inmigrantes han perdido la vida en sus terribles viajes. Para todos estos hermanos y hermanas, rezo e invito a rezar”.

Y precisó que en particular “me uno al cardenal Schönborn –que hoy está aquí presente– y a toda la Iglesia en Austria, en la oración por las 71 víctimas entre las cuales 4 niños, encontrados en un camión en el autopista Budapest-Viena. Encomendamos cada una de ellas a la misericordia de Dios, y a Él le pedimos de ayudarnos a cooperar con eficacia para impedir estos crímenes que ofenden a toda la familia humana”. Y añadió: “Recemos en silencio por estos inmigrantes que sufren y que han perdido la vida”.

El patriarca Sako pide un gobierno de unidad nacional para Irak

Por su parte, uno de los representantes de comunidades cristianas más atacadas y perseguidas en la actualidad, el patriarca Sako de Irak pide en una carta enviada a las máximas autoridades iraquíes un ejecutivo con capacidad de representar a “todos los sectores” del país. Las reformas en discusión deben ser verificadas y aprobadas con sabiduría, y los políticos deben ser “de una alta integridad y profesionalidad”. Pide integrar a las milicias étnicas y confesionales en los cuerpos de policía y en el ejército. Entre los destinatarios de la misiva figura el presidente del parlamento del Kurdistán iraquí, región a la que huyeron los cristianos de Mosul y el Nínive.

Es necesario para Irak “un gobierno de emergencia nacional”, que esté en grado de representar a “todos los sectores” del país, ya sean éstos chiítas, sunnitas o kurdos, árabes o turcómanos, cristianos o yazidíes, para garantizar la salvación y la unidad en un período crítico. Es cuánto escribe el patriarca caldeo Oar Louis Raphael Sako I, en una carta enviada a las máximas autoridades de Bagdad, entre las cuales figuran el presidente Fuad Masum, el Primer ministro, Haider al-Abadi y el presidente del Parlamento, Salim Abdullah al-Jabouri. En el texto de la carta, llegada a AsiaNews, su Beatitud se dirige a los líderes políticos e institucionales como “iraquí que ama a su país” y “respeta todos los iraquíes”.

Desde hace tiempo está atravesando un profundo enfrentamiento político, que se refleja en la lucha -política y armada- entre sunnitas y chiítas (estos últimos son mayoría en el país) y es causa de violencia, atentados y divisiones. En este contexto se coloca la guerra iniciada por el Estado islámico, que conquistó amplias porciones del país, sobre todo en el norte (Mosul) y en el oeste. A la violencia se agrega el problema de la corrupción y de la mala administración, que el actual Ejecutivo trata de combatir en un intento de restituir la unidad y la solidez al país.

Hazte socio

También te puede gustar