El Papa tila de “acto deplorable” la filtración de documentos y aclara que no afectará a las reformas

“Quiero decir antes que nada que robar estos documentos es un delito”, ha afirmado Francisco que, en sus primeras palabras sobre este escándalo, indicó que él mismo había “pedido hacer ese estudio” sobre las finanzas vaticanas y que tanto él como sus colaboradores “ya lo conocían bien”

Francisco considera un "acto deplorable" el robo de documentos reservados Francisco considera un "acto deplorable" el robo de documentos reservados

El Papa tildó este domingo de “acto deplorable” la sustracción de documentos reservados del Vaticano y aseguró que esto no le apartará de continuar con las reformas que quiere realizar, durante su mensaje tras el rezo del Angelus dominical.

“Quiero decir antes que nada que robar estos documentos es un delito. Es una equivocación. Es un acto deplorable y que no ayuda”, agregó el Papa, al referirse a la filtración de documentos económicos del Vaticano, que se publicaron en dos libros, y por lo que fueron detenidos el pasado fin de semana el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda y la italiana Francesca Chaouqui.

Tras el rezo del Angelus, el Papa se dirigió a los fieles y dijo: “Sé que muchos de vosotros estáis turbados por las noticias que han circulado en estos últimos días a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que han sido sustraídos y publicados”, reproduce la agencia EFE.

El propio Papa pidió hacer el estudio

En las primeras palabras de Francisco sobre este escándalo, indicó que él mismo había “pedido hacer ese estudio” (sobre las finanzas vaticanas) y que tanto él como sus colaboradores estos documentos “ya los conocían bien”.

Y aseguró que “ya se han tomado medidas que están dando sus frutos”.

“Pero quiero deciros que este triste hecho no me desvía ciertamente del trabajo de reformas que estamos realizando junto con mis colaboradores y con el apoyo de todos vosotros”, añadió Jorge Bergoglio.

El pontífice argentino señaló: “La Iglesia se renueva con la oración y con la santidad cotidiana de cada bautizado”. Pidió a los fieles que recen por él y por la Iglesia “sin dejarse turbar y siguiendo adelante con confianza y esperanza”.

El llamado caso “Vatileaks 2” -en referencia al anterior caso por el que fue condenado el mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabiele, por robo y divulgación de documentos- estalló el pasado lunes cuando se comunicó la detención del sacerdote español y de la relacionista pública italiana.

Ambos fueron detenidos el pasado fin de semana dentro de la investigación abierta tras comprobar que se habían filtrado documentos de carácter económico considerados reservados por la Santa Sede y que estos aparecerían en dos libros que se publicaron el jueves: “Via Crucis”, de Gianluigi Nuzzi, y “Avarizia”, de Emiliano Fittipaldi.

El Papa Francisco saluda durante el Ángelus

El Papa Francisco saluda durante el Ángelus

El sacerdote español, de 54 años, fue secretario de la ya disuelta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA), que el Papa creó para investigar el estado de la finanzas, y varios documentos producidos por este organismo aparecen en estos libros.

Vallejo Balda, por el momento, está en detención preventiva en el edificio de la Gendarmería vaticana.

Mientras que la ex relaciones públicas, quien fue miembro del COSEA, fue puesta en libertad y a disposición de la magistratura. Ambos están a la espera de que se terminen las investigaciones preliminares y se formulen los cargos.

En el comunicado del Vaticano del pasado lunes se recordó que “las investigaciones continuaban” y que “la divulgación de noticias y documentos reservados es un delito” contemplado en la legislación del Estado de Ciudad del Vaticano. Un delito en el que se prevén penas de hasta ocho años de reclusión.

El Papa “no está solo”

El Sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, el Arzobispo Angelo Beccciu, habló de la reciente publicación de los libros (Via Crucis y Avarizia) que, mediante esos documentos robados, tratarían de mostrar el mal uso que la Iglesia hace de sus finanzas. También habló el Cardenal Angelo Bagnasco, Arzobispo de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal de Italia. Ambos señalaron que el Pontífice “no está solo” y subrayaron que el Pontífice continuará con el proceso de reformas.

Monseñor Angelo Becciu, en declaraciones a TV2000, afirmó que están viviendo esta situación “con sufrimiento y desconcierto” pero “el Papa tiene una gran fuerza”.

“Aquello que publican los dos libros no es otra cosa que el trabajo hecho –por voluntad del Papa– de buscar ser más funcional, más transparente, toda la administración de la Santa Sede”.

Por tanto, son cosas que ya sabíamos. Indican la voluntad del Papa de reorganizar todo el sistema financiero de la Santa Sede. Está claro que al hacer análisis del status quo (la situación) han salido fuera varias disfunciones, y es esto lo que publican los dos libros. Pero ya era conocido todo esto”.

El Vaticano prepara reformas

El Vaticano prepara reformas

Por su parte, el Cardenal Angelo Bagnasco, Arzobispo de la ciudad italiana de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, manifestó que “no tengo ninguna preocupación sobre la eventual intención (de la publicación de los libros), que si existe es diabólica, de dar la idea de una división, de un distanciamiento del Papa respecto al resto de la Iglesia, de sus colaboradores y cuerpos episcopales”.

“El Papa absolutamente no está solo, está acompañado y es apoyado cordial, afectuosa y lealmente por todos los obispos”, dijo a la agencia SIR. “Por eso no tengo ninguna preocupación sobre esta imagen de división que se quiere acreditar ante la opinión pública para crear ulteriores desorientaciones”.

Por su parte, el P. Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, señaló hace unos días en Roma que “el Vaticano está procediendo sin incertidumbres en el camino de la transparencia y de la buena administración”.

“La publicación de dos libros que tienen como argumento instituciones y actividades económicas y financieras vaticanas es objeto de curiosidad y de comentarios difundidos”, dice el P. Lombardi. “Una buena parte de aquello que se ha publicado es el resultado de una divulgación de noticias y documentos de por sí reservados y por tanto de una actividad ilícita que está perseguida penalmente con decisión de las autoridades vaticanas competentes”.

En este sentido, recordó que “el camino de la buena administración, del buen hacer y de la transparencia continúa y procede sin incertidumbres”. “Evidentemente es esta la voluntad del Papa Francisco y no falta en el Vaticano quien trabaja para ello con plena lealtad y con todas sus fuerzas”, aseguró.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>