El Papa y Putin, unidos en la defensa de los cristianos en Oriente Medio

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol La visita de Putin al Papa Francisco tuvo un elemento que merece ser subrayado, como es el de la preocupaci&…

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol

La visita de Putin al Papa Francisco tuvo un elemento que merece ser subrayado, como es el de la preocupación por la situación de los cristianos en Oriente Medio y la voluntad de que estén presentes en las decisiones políticas para que la vida de su comunidad deje de estar amenazada. Vale la pena recordar que Putin es el primer mandatario que sitúa el foco de su atención sobre un hecho absolutamente escandaloso, como es el de la persecución de los cristianos. Ningún otro político europeo, ni evidentemente el actual presidente de Estados Unidos, tienen en su agenda política nada parecido. Esto señala una grave carencia y una grave sensibilidad. Baste compararlo con la que se manifiesta en determinados grupos del Parlamento Europeo y de los estados miembros ante la situación de los homosexuales en Rusia, para nada comparable con la persecución, destrucción y muerte que acompaña a los cristianos en Oriente Medio, para entender la enorme deformación en la que vive la moral europea.

El presidente ruso es objeto de críticas y seguramente una parte de ellas están justificadas, pero cuando ningún país occidental puede presentarse como un adalid claro de la defensa de los derechos de todos los ciudadanos, no deja de haber también, junto con la verdad, bastante hipocresía en este planteamiento. Es algo parecido a lo que sucede con los presidentes de Estados Unidos. Si este es del perfil de Obama, todos sus inmensos fracasos y errores le son perdonados o se mira hacia otra parte. Si es de perfil republicano, son multiplicados y criminalizados. Esta deformación en realidad no actúa contra el poderoso, aquel a quien elogiamos o censuramos, sino que si consiste en una venda que distorsiona nuestra visión de la realidad actúa contra nuestros propios intereses, porque no hay forma de mejorar sin reconocer tal y como son las cosas.

En el caso de Rusia, hay que decir que no se pueden ignorar una serie de hechos extraordinariamente positivos. El ya apuntado sobre los cristianos, pero también otra iniciativa que coincidió con la de la Santa Sede, cada uno con sus propios medios: el movimiento diplomático en un caso, la oración sobre todo en el otro. Me refiero a la pacificación de Siria y el haber evitado un conflicto militar por iniciativa de Estados Unidos. Es un servicio incuestionable para la paz y, de rebote, para la situación de los propios cristianos en aquellas sociedades mayoritariamente musulmanas. Puede ser oportunismo, pero forma parte de los hechos recordar que Snowden, el informático huido y perseguido por Obama a causa de sus informaciones sobre el espionaje masivo indiscriminado que practica Estados Unidos, ha encontrado refugio en Rusia.

También es un hecho que la actitud dialogante de Putin tiende a favorecer el fin del conflicto entre la Iglesia ortodoxa rusa, por otra parte muy dependiente del Estado, y la Iglesia católica, algo que resulta absolutamente necesario. Al mismo tiempo, la legislación rusa reconoce muchos aspectos, cuestiones importantes desde nuestra perspectiva y que no deberían de haberse olvidado, como la defensa y la promoción de la propia familia. No se trata en ningún caso de un elogio indiscriminado y ciego. Putin no es ningún caballero de la Tabla Redonda, ni nada parecido. Pero es que la política es exactamente esto, y exige reconocer los hechos y adoptar posición sobre ellos con independencia de que nuestro a priori sobre la persona que tenga este o aquel color político despierte nuestras simpatías o nuestro encono. Y en este balance hay que decir que, si fuera una cuestión de bloques, que no lo es, hoy por hoy Putin resulta mucho más fiable que Obama.

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>