El Parlamento británico aprueba legalizar el ‘matrimonio’ homosexual: los ‘tories’, divididos

Europa parece caminar decidida hacia la legalización del ‘matrimonio’ homosexual. Eso es lo que podría deducirse después de que e…

Europa parece caminar decidida hacia la legalización del ‘matrimonio’ homosexual. Eso es lo que podría deducirse después de que el Parlamento de Gran Bretaña haya aprobado este martes, 5 de febrero, legalizar este tipo de uniones; y de que la Asamblea francesa haya hecho otro tanto con el primer artículo clave para que tire adelante su proyecto de ley de ‘matrimonio’ gay.

La Cámara de los Comunes británica ha dado luz verde al proyecto de su primer ministro, David Cameron, con el resultado de una votación que ha dividido a la bancada del gobernante Partido Conservador, donde la mayoría de los diputados han optado por el ‘no’ pese al decisivo apoyo a las bodas gays de su jefe de filas.

La nueva ley se aprobó con 400 votos a favor y 175 en contra, y plantea dar el visto bueno a las uniones homosexuales en Inglaterra y Gales a partir del año 2014, fecha a partir de la cual podrán celebrarse matrimonios de este tipo tanto en ceremonias civiles como en religiosas, aunque en este último caso depende de lo que decida cada una de las instituciones y está excluida la Iglesia anglicana.

Aún quedan trámites

En cualquier caso, el texto definitivo depende todavía de una serie de trámites parlamentarios, incluida una votación en la Cámara de los Lores, pero la mayoría obtenida por la iniciativa este martes supone un espaldarazo de cara a los debates aún pendientes y que quedarán cerrados previsiblemente este año.

Los medios británicos han calculado que entre 139 y 140 diputados del Partido Conservador se han posicionado en contra y han cifrado en 132 el número de respaldos. Aunque técnicamente no supone desobedecer las directrices del partido, ya que se había dado libertad de voto, sí supone un reflejo del debate existente en las filas ‘tories’.

Cameron, lanzó un último alegato en favor del matrimonio homosexual, un "importante paso adelante" que hará "más fuerte" a la sociedad británica y fomentará la "igualdad" entre los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual, según las palabras del propio jefe de Gobierno, recogidas por la BBC.

Pese a las críticas que la medida ha recibido desde las filas conservadores -un diputado la ha tachado de ‘orwelliana’-, Cameron subrayó que, "como firme defensor del matrimonio", consideraba el de hoy "un día importante".

El viceprimer ministro, el liberaldemócrata Nick Clegg, también ha aplaudido el ‘sí’ de la Cámara de los Comunes, "un hito para la igualdad". "No importa quién eres y a quién quieres, somos todos iguales. El matrimonio trata sobre amor y compromiso, y no debería negarse esta posibilidad a unas personas sólo porque sean gay", ha manifestado, "orgulloso" de formar parte de la coalición de Gobierno.

El líder del Partido Laborista, Ed Miliband, ha destacado después de la votación que se trata de "un importante paso adelante en la lucha para la igualdad en Reino Unido". Miliband ha subrayado en un comunicado que la "amplia mayoría" de los miembros de su partido han "apoyado el cambio", según informa ‘The Guardian’.

"Alicia en el País de las Maravillas"

La Cámara de los Comunes escuchó opiniones a favor y en contra de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. El diputado ‘tory’ Roger Gale ha advertido de que reescribir las normas que rigen estas uniones equivale a entrar "en el territorio de Alicia en el País de las Maravillas".

Al mismo tiempo, su compañero de filas Edward Leigh ha defendido que el matrimonio es "por su naturaleza una unión heterosexual". "No es una evolución, es una revolución", ha recriminado.

Entre los defensores de la iniciativa figuran los ministros de Finanzas, George Osborne, de Exteriores, William Hague, e Interior, Theresa May, que han firmado un artículo conjunto en el que aplauden la nueva ley en la medida en que consideran que "reforzará" la institución del matrimonio, en lugar de "debilitarla".

"Apoyo la posición de la Iglesia de Inglaterra"

Por su parte, el nuevo arzobispo de Canterbury, Justin Welby, renovó el pasado lunes su oposición a la ley del ‘matrimonio’ homosexual del primer ministro británico.

El primado anglicano señaló que la Iglesia de Inglaterra mantiene su rechazo a la propuesta del Gobierno británico para legalizar este tipo de enlaces. Welby, primado de casi 80 millones de anglicanos, efectuó esas declaraciones después de tomar oficialmente posesión de su cargo en una ceremonia celebrada en la catedral de San Pablo de Londres.

"Me atengo, como lo vengo haciendo siempre desde los últimos meses, a la declaración que hice tras el anuncio de mi nombramiento, que es que apoyo la posición de la Iglesia de Inglaterra", subrayó Welby.

El pasado mes de enero, más de mil sacerdotes ingleses dirigieron una carta al diario The Daily Telegraph exhortando a los legisladores locales a "no tener miedo de rechazar" una propuesta que permitiría en el país el mal llamado ‘matrimonio’ gay. "Si se aprueba el ‘matrimonio’ homosexual, habría muchas consecuencias legales" adviertieron.

Francia, tras los pasos de Cameron

Desde el otro lado del Canal de la Mancha, el proyecto del presidente francés, François Hollande, ha dado un paso adelante tras los de Cameron al aprobar la Asamblea Nacional por 249 votos a favor y 97 en contra el primer artículo del proyecto de ley sobre ‘matrimonio’ homosexual.

Este artículo suprime la exigencia de que los contrayentes sean de diferente género. Está previsto que el próximo 12 de febrero se vote la totalidad del texto de la ley y su aprobación definitiva.

La ley está siendo tramitada en medio de un intenso debate, con más de 5.000 enmiendas a la veintena de artículos del proyecto y masivas manifestaciones a favor y en contra de la medida en las calles.

Antes de la aprobación del primer artículo de la ley, la Asamblea Nacional rechazó por 183 votos en contra y 85 a favor la enmienda presentada por el principal partido de la oposición, la Unión por un Movimiento Popular, de centroderecha, para suprimir el primero y más polémico artículo del proyecto.

Tampoco ha salido adelante, con 171 votos contra 71, la propuesta de instaurar una "alianza civil" como alternativa a la llamada ley "matrimonio para todos", parte de una estrategia de la oposición para dilatar lo máximo posible la tramitación de la norma.

"Una decisión que no deseamos"

Tras la votación de la Asamblea Nacional, la ministra de Justicia, Christiane Taubira, dijo sentirse feliz por esta votación que, en su opinión, reconoce "la libertad de todos y de todas para elegir su pareja y construir un futuro común".

En el sentido contrario, el diputado Philippe Gosselin expresó su descontento porque "el Gobierno ha optado por una decisión que no deseamos".

Cabe recordar que desde que el presidente francés propuso nuevamente la ley en noviembre del 2012, 15.000 alcaldes firmaron una petición para que se reconozca su derecho a la objeción de conciencia si finalmente se aprueba la ley.

Además, los ciudadanos franceses dentro y fuera del país salieron a las calles en múltiples oportunidades para alzar su voz en contra de esta medida que también propone permitir a las parejas de homosexuales adoptar niños.

La manifestación más significativa fue la del pasado 13 de enero en París donde casi un millón de personas se unieron en voz de protesta, y un total de 34 instituciones, entre asociaciones de familia, católicas, protestantes, musulmanas, jurídicas, infantiles, e incluso algunas organizaciones de homosexuales se hicieron presentes.

El joven líder homosexual de 21 años y estudiante de derecho, Xavier Bongibault, exhortó a defender el auténtico matrimonio y señaló que "los niños deben ser criados por un padre y una madre. Los estudios demuestran que los que son educados por padres del mismo sexo acaban teniendo problemas psicológicos".

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>