El PP, en Valencia, compite con los socialistas en la investigación con células madre

El Partido Popular, durante la última legislatura, criticaba a la administración socialista de Andalucía por permitir investigaciones ilegales con emb…

El Partido Popular, durante la última legislatura, criticaba a la administración socialista de Andalucía por permitir investigaciones ilegales con embriones e incluso llevó al Constitucional la ley andaluza 7/2003 de 20 de octubre sobre este tema. Muchos se sorprendieron, por lo tanto, cuando se presentó a bombo y platillo el pasado jueves en Valencia la creación de dos líneas de células madre obtenidas de destruir unos 40 embriones humanos. La ex ministra de Sanidad, Ana Pastor, y el conseller de sanidad, Vicente Rambla, flanqueaban en la presentación al jefe del equipo investigador, Carlos Simón, de la Fundación del Instituto Valenciano de Infertilidad.

El doctor Carlos Simón, director de investigación de la Fundación del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), de Valencia, explicó que su equipo lleva dos años y medio realizando investigaciones con seres humanos en estado embrionario, la mayor parte del tiempo en EEUU, ya que en España el embrión humano congelado era intocable hasta la reciente Ley del 2003 sobre reproducción asistida aprobada el pasado verano por el PP. Al cambiar la Ley, el equipo empezó trabajar en Valencia creando las dos primeras líneas de células madre obtenidas en España a partir de embriones humanos.

La actual ministra de sanidad, la socialista Elena Salgado, ha visto indicios de ilegalidad en estas investigaciones y ha declarado que “con independencia de que las dos primeras líneas celulares obtenidas en la Comunidad Valenciana sean un avance muy importante para la ciencia, me veo obligada a solicitar la interrupción de su investigación hasta que no se aclare su legalidad”. Lo ilegal, según la ministra Salgado, es que la conselleria de Sanidad de Valencia “no ha solicitado los permisos necesarios” a su ministerio.

Los investigadores y la consellería valenciana, en cambio, insisten en la legalidad del trabajo. El conseller Rambla asegura que tiene los documentos necesarios para demostrar que se ha acreditado la investigación y que se enviaron el pasado mes las fichas con el proyecto al órgano competente, el CENATMER (Centro Nacional de Trasplantes y Medicina Regenerativa). Sin embargo, el director del CENATMER, Rafael Matasanz, el hombre que en España decide qué embriones se descongelan y se utilizan para investigar, asegura no haber tenido conocimiento “oficial ni oficioso” de estas investigaciones.

El extraño papel del PP apoyando estas investigaciones ha asombrado a muchos, como al presidente de la Sociedad Internacional de Bioéticas, Marcelo Palacios. Palacios, conocido activista a favor de experimentar con seres humanos en estado embrionario, mostró su extranñeza al comprobar que la ministra de Sanidad, Ana Pastor, estuviera presente en el acto de divulgación de las nuevas líneas celulares “tras haberse opuesto 24 veces en el Parlamento a que se facilitase la investigación con células madre embrionarias”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>