El PP no decide nada sobre el recurso de inconstitucionalidad del matrimonio gay

La presentación del recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual no formó parte de la agenda de temas principales de la Junta Direc…

Forum Libertas

La presentación del recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual no formó parte de la agenda de temas principales de la Junta Directiva Nacional del Partido Popular, que se celebró este lunes por la mañana. No se decidió nada sobre el tema. El presidente del PP, Mariano Rajoy, tampoco tocó el tema en su discurso ante todos los dirigentes de la principal fuerza política de la oposición, a pesar de que el grupo parlamentario se opuso, tanto en el Congreso como en el Senado, a la reforma del Código Civil que permite casarse a dos personas del mismo sexo. El plazo de tres meses para presentar alegaciones ante el Tribunal Constitucional finaliza el 30 de septiembre y, por tanto, quedan muy pocos días.

 

Esta ausencia en el orden del día sorprende, sobre todo después de que varios medios de comunicación habían publicado estos días que probablemente se trataría el tema. Pero la financiación de la sanidad en las comunidades autónomas, la reforma del Estatuto catalán, la nueva Ley de Educación, la lucha contra el terrorismo de ETA y la solicitud de una comisión de investigación sobre el incendio de Guadalajara desplazaron de la reunión una cuestión de la que los dirigentes populares se habían preocupado en las últimas semanas. Incluso se había dicho, a través de fuentes no oficiales, que estaba estudiándose la presentación del recurso de inconstitucionalidad.

 

Cabe recordar que el PP se opuso al matrimonio homosexual tanto en el Congreso como en el Senado, en este último caso apoyando el veto de Convergència i Unió. Para presentar alegaciones ante el Alto Tribunal, sólo se necesita el apoyo de 50 diputados o 50 senadores, un requisito fácilmente alcanzable teniendo en cuenta que el Grupo Popular tiene 148 escaños en la Cámara Baja y 126 en la Cámara Alta, donde además forman mayoría con otros 4 parlamentarios de otros grupos, hecho que permitió el veto.

 

Estamos, pues, en la recta final del plazo de tres meses para este instrumento, que no paralizará la vigencia de la ley aprobada el pasado 30 de junio en el Congreso, con el levantamiento del veto del Senado, al no ser el Gobierno quien actúa contra otra administración pública. El argumento central de las alegaciones, si finalmente se presentan, será la ruptura del pacto constitucional que supone la modificación del artículo 44 del Código Civil, donde se afirmaba textualmente, antes de la reforma, que “hombre y mujer tienen derecho a contraer matrimonio”. El principal motivo de esa violación es que la Carta Magna, en su artículo 32.1, dice exactamente lo mismo: “El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica”. Por tanto, para que la norma aprobada por el Parlamento sea constitucional, se necesitaría una modificación o, en su defecto, la derogación o un nuevo inicio del trámite parlamentario. Se da la circunstancia de que, en el matrimonio homosexual, el ejecutivo no ha llegado a ningún consenso con el PP, algo que, por el contrario, es imprescindible para cambiar cualquier punto de la Constitución.

 

A pesar de que nadie del PP ha dicho nada que desmienta la presentación del recurso, el silencio de los últimos días parece inquietante, al menos a juicio de las entidades defensoras de la familia que se implicaron, hace pocos meses, en la organización de la gran manifestación del 18 de junio en Madrid. Rajoy no ha hablado del tema en ninguna de sus principales apariciones públicas, ni en una reciente entrevista de una hora en la COPE ni en otras comparecencias. Cada vez quedan menos días para que el Tribunal Constitucional reciba los argumentos cívicos, éticos y políticos en defensa del matrimonio entre hombre y mujer y el derecho de todo niño a un padre y una madre.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar