El precio que paga España por su crisis: 20 años para recuperar el empleo perdido

El ministro de Economía, Luis de Guindos, hizo este miércoles, 30 de abril, una previsión de creación de puestos de trabaj…

El ministro de Economía, Luis de Guindos, hizo este miércoles, 30 de abril, una previsión de creación de puestos de trabajo para los próximos dos años: se habrán generado 600.000 nuevos empleos entre finales de 2013 y finales de 2015.

Esa es la referencia del Gobierno de Mariano Rajoy para salir de una crisis que ha devorado en el camino 3,8 millones de puestos de trabajo. El pronóstico consta en el nuevo programa de estabilidad en el que el Gobierno español detalla como piensa reducir el déficit público y que ya ha enviado a Bruselas.

Para cumplir ese objetivo, el equipo económico del Gobierno prevé un aumento del PIB del 1,2% en 2014 (anticipaba un 0,7% en septiembre) y del 1,8% en 2015, que anteriormente era del 1,2%. Según las cuentas del Ministerio de Economía, 2015 acabará con 420.000 empleos menos que cuatro años atrás.

En cualquier caso, la tasa de paro no caería del 20% hasta 2017. Y ello suponiendo que el crecimiento del PIB sea entonces del 3%, tal como se pronostica oficialmente.

20 años perdidos

En cualquier caso y si las políticas estándar de creación de empleo del Gobierno no varían, hacer bajar la tasa de paro del 25,93% actual a las que España tenía antes del inicio de la crisis no va a ser tarea fácil.

De hecho, los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondientes al primer trimestre de 2014, ya apuntan hacia un lento descenso del paro que hará crecer la pobreza en los hogares españoles.

Además, puestos a calcular cuándo se podrán recuperar los 3,8 millones de puestos de trabajo perdidos durante la crisis, los números no engañan: al ritmo que marca el Gobierno, 600.000 puestos de trabajo en dos años, se tardaría entre 10 y 12 años en volver a las cifras de paro de 2007, es decir que nos plantaríamos entre el 2024 y 2026, lo que supone casi 20 años para recuperar el empleo perdido.

Si nos ajustamos a las cifras exactas facilitadas por Luis de Guindos, con ese ritmo de creación de empleo se tardarían 12,6 años en recuperar los 3,8 millones de puestos de trabajo para volver a las cifras anteriores a 2007.

Claro que se puede argumentar que el crecimiento económico irá a más, pero, con cálculos optimistas, ¿ese a más podría significar un 20%? Estaríamos hablando entonces de una década a partir de ahora. O sea que nos plantaríamos en el 2024 en lugar de 2026.

Al mismo tiempo, hay también argumentos que pueden dibujar un escenario menos optimista. Por una parte, en un ciclo tan largo de recuperación de empleo se presenta como inasumible el problema del paro de larga duración y de los jóvenes que no encuentran trabajo, que para entonces habrían dejado de ser jóvenes y serían adultos que nunca han trabajado.

Además, se agotarían las reservas o resistencia familiar y empresarial más afectadas, que a día de hoy aún mantienen a todo ese colectivo en condiciones mínimamente dignas.

Por otro lado, también hay un factor de incertidumbre, de que en un ciclo tan largo de recuperación nos podamos ver afectados por nuevos problemas que surjan, tanto a nivel de la economía nacional como de la global, lo que siempre alargaría el proceso.

Hazte socio

También te puede gustar