El Prelado del Opus Dei en Torreciudad

Javier Echevarría, obispo prelado del Opus Dei, presidió el 6 de septiembre, en el Santuario de Torreciudad, Aragón, la “25 edición de la Jornada Mariana de la Familia”. En ella pidió a las miles de familias participantes su: · “Oración intensa y compromiso sincero con los refugiados, hermanos nuestros tan cercanos en su tragedia”. Y pidió que seamos, cada vez más, con ellos y con todos: · “Hombres y mujeres de misericordia”. El propio Pontífice Francisco se unió al encuentro con una bendición apostólica; con ella animaba también a las familias a: · “Renovar las estructuras de la sociedad” · “Y a llegar abiertamente y generosamente a los corazones que se preguntan por el sentido de la vida o tienen miedo a arriesgarse”. Durante su homilía, monseñor Echevarría pidió también que se rezara: · “Por el Sínodo de los Obispos sobre la familia, que se celebrará en octubre en Roma”. · “Y por el Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá lugar en Filadelfia en este mes”. Y nos dice el prelado: · “Desde que el Papa Francisco convocó la asamblea sinodal no ha dejado de pedir a todos plegarias especiales, hagamos eco a esta petición suya comunicándola a muchas personas”. Monseñor Echevarría destacó también: · “La importancia de vivir la plegaria familiar”. · Y las virtudes como: o “El optimismo, la confianza, la fortaleza, la amabilidad y el ejemplo”. La Jornada Mariana de la Familia se celebra en septiembre de cada año. En esta ocasión reunió a cerca de 18.000 personas en una peregrinación de tono festivo. Podemos destacar la multitudinaria Eucaristía al aire libre en ella actuó el coro Laus in Voce del colegio Miravalles-El Redín, de Pamplona. El Rector, monseñor Javier Cremades destaco también: · La participación de las familias. · La labor de muchos sacerdotes, que atendieron los confesonarios instalados en la explanada: “Con ello se participó en el sacramento de la reconciliación como nos pide la Iglesia, y en preparación del Año Santo de la Misericordia”. El programa incluyó también: · Una plegaria de las familias a la Virgen de Torreciudad. · Ofrendas de flores y frutos. · Un encuentro con el prelado del Opus Dei. · Rezo del rosario al aire libre. · Y un acto eucarístico. Los numerosos niños participantes disfrutaron de: · Un festival infantil. · Y decenas de bebés fueron puestos por sus padres bajo el patrocinio de la Virgen.

Hazte socio

También te puede gustar