El preservativo no frena las enfermedades de transmisión sexual en Estados Unidos

En Estados Unidos, el 93% de las mujeres sexualmente activas utiliza el preservativo como método preventivo o anticonceptivo, aunque "el u…

Forum Libertas

En Estados Unidos, el 93% de las mujeres sexualmente activas utiliza el preservativo como método preventivo o anticonceptivo, aunque "el uso del preservativo debería ser del 100%", advierte Catherine Satterwhite, jefa del equipo de epidemiología del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Sin embargo, a pesar de ello, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) van en aumento y cada año se producen 20 millones de nuevas infecciones en territorio estadounidense y más de 110 millones de personas padecen una enfermedad de este tipo.

La mitad de las nuevas infecciones de diagnostican en jóvenes de entre 15 y 24 años, que ya "representan el 20%" del total de infectados, y en el año 2000 el número de nuevas infecciones anuales era de 18,8 millones. Estas son algunas de las conclusiones de dos estudios elaborados por el CDC y publicados en la revista Sexually Treatment Diseases.

"Una epidemia en curso"

Satterwhite asegura que "las ETS son una epidemia en curso y grave en Estados Unidos”. Aunque "todas se pueden prevenir, son tratables, y muchas de ellas se pueden curar, […] si no se detectan a tiempo o se prevén, pueden causar problemas graves, incluso la muerte”, ha añadido la experta.

Las enfermedades que ha estudiado el CDC son el virus del papiloma humano (VPH), la hepatitis B, el VIH, la clamidia, la gonorrea, la sífilis, los herpes y la tricomoniasis.

En ese sentido, el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común en Estados Unidos y representa el 72% de las nuevas infecciones anuales. En total, más de 79 millones de personas padecen este virus en el país.

Actualmente existen unas 200 variantes de este virus, 30 de ellas se transmiten sexualmente, y afecta directamente a la zona genital. Existe una vacuna para combatir los tipos más comunes de VPH que está recomendada para niños y niñas de entre 11 y 12 años.

“Aunque el 90% de las infecciones por VPH desaparecen tras dos años sin causar daños graves, un pequeño porcentaje de casos puede derivar en patologías más importantes como el cáncer de cérvix uterino”, se indica en los estudios.

Tratamientos con un elevado coste

Una de las cuestiones preocupantes que muestran los estudios es que el coste de las ETS para el sistema sanitario estadounidense es muy elevado. Por ejemplo, a pesar de que las infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) han descendido hasta 41.000 por año, el coste del tratamiento de por vida de esta infección se calcula en unos 300.000 dólares por persona. Y estamos hablando de que unas 18.000 personas mueren al año como consecuencia del sida en Estados Unidos.

Por su parte, el tratamiento de la clamidia le cuesta al Gobierno estadounidense unos 742 millones de dólares al año. La clamidia se conoce como una enfermedad "silenciosa" porque la mayoría de las personas infectadas no tiene síntomas, aunque puede llegar a dañar los órganos genitales de la mujer.

En total, el coste de las ETS en el país se puede estimar en 15.600 millones de dólares anuales. “Y en este dato no se incluyen ni la pérdida de productividad ni el precio de paliar síntomas como el dolor o el picor que sufren las personas con este tipo de infecciones. Por lo que seguramente esta cifra sea mayor”, aclaran los estudios del CDC.

Hazte socio

También te puede gustar