El presidente de Nicaragua tilda a los obispos de “golpistas”

Para calmar la situación, la Conferencia Episcopal había propuesto adelantar las elecciones para el 31 de marzo del año próximo y que Ortega no se presente para la reelección

En su discurso en el 39º aniversario de la revolución popular, Ortega acusó a la Iglesia de ser golpista porque intenta calmar la crisis, solicitando elecciones anticipadas. También desafió a la OEA y llamó a sus seguidores a no “bajar la guardia” y a la “autodefensa” en medio de la grave crisis que vive el país desde el 18 de abril.

Una crisis, producto de la erosión sistemática de los derechos humanos provocada por el gobierno de Daniel Ortega, que pone en evidencia la fragilidad de las instituciones y del Estado de derecho. Una crisis, que ha dejado un saldo de 351 muertos, no solamente el policía mencionado por el presidente Ortega en su discurso ayer, a 39 años de la revolución popular que derrocó al dictador Anastasio Somoza.

Entre los fallecidos, hay jóvenes y niños. Una crisis que ha dejado un saldo de casi dos mil heridos e innumerables detenidos. Donde las libertades de prensa y expresión han sido violadas, muchos han sido los periodistas amenazados y heridos al momento de ejercer su labor, y entre los muertos está también el periodista Ángel Gahona, mientras cubría las protestas iniciales.

Entre las imágenes de video que circulan en las redes sociales se aprecia el odio de los paramilitares y parapolicías, mientras frente a una iglesia están difamando al clero nicaragüense, diciendo que son ellos los que han profanado las iglesias.

Ayer, miles de simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) acudieron a la Plaza de la Fe, al norte de Managua, para celebrar el aniversario de la revolución popular, y Ortega en su discurso calificó de “golpistas” a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y los acusó de ser cómplices de fuerzas internas y externas para intentar derrocarlo.

La Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo nacional para afrontar esta crisis, propuso a Ortega adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo de 2019, sin que él pueda presentarse a la reelección. Ortega reveló que cuando los obispos le hicieron esa propuesta, el 7 de junio pasado, dio por sentado que la Iglesia está comprometida con los golpistas.

Ortega es responsabilizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) de “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven de Nicaragua”. El Gobierno nicaragüense ha negado su responsabilidad y sostiene que es víctima de un golpe de Estado.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    Nuestras oraciones por el Clero y por el pueblo hermano nicaragüense. También oramos por las autoridades para que el Señor toque sus corazones para hacerlos sensibles al clamor de su pueblo. A todos bendiciones.

  2. 2

    A alguien le puede extrañar que un individuo que ha cambiado la Constitución del país Nicaraguense para permanecer en el poder todo el tiempo que el quiera, se atreva a afirmar que la conferencia episcopal de la Iglesia Católica a dado un golpe de Estado, ¿Quien se responsabiliza de los cerca de 400 muertos habidos en los enfrentamientos habidos?¿Es acaso el pueblo el responsable o su Presidente con su forma de tratar a este pueblo?¡Que horror! ,Acordémonos del pueblo Nicaragüense y de la tragedia que está viviendo

  3. 3

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>