El primer jugador del fútbol americano en declararse homosexual es despedido, ¿por ser gay o por no jugar bien?

Michael Sam es conocido en el mundo del fútbol americano por haber sido el primer jugador en el máximo nivel de esta disciplina en decla…

Michael Sam es conocido en el mundo del fútbol americano por haber sido el primer jugador en el máximo nivel de esta disciplina en declararse públicamente homosexual. Y si bien había muchas expectativas en su salto al profesionalismo, el debut de este joven de 24 años en la NFL por ahora no está cerca. Dallas Cowboys, equipo con el cual realizaba la pretemporada, lo descartó y se convirtió en la segunda franquicia que prescinde de sus servicios en dos meses.

Sam había sido elegido en el número 249 del draft de mayo por los St. Louis Rams. No obstante, este equipo decidió no incluirlo en su plantel de 53 jugadores tras la pretemporada. El 3 de septiembre llegó a Dallas, donde pasó siete semanas de entrenamiento antes de que los Cowboys decidieran dejarlo de lado.

Según explicó el equipo texano en su sitio web oficial, la decisión se tomó para darle lugar en el equipo a Troy Davis, nuevo refuerzo proveniente de Central Florida.

"Es decepcionante, pero me llevo las lecciones aprendidas en Dallas y continuaré luchando por una oportunidad para probar que puedo jugar todos los domingos", escribió el jugador en tres publicaciones sucesivas en Twitter.

Sam hizo pública su homosexualidad en febrero, tres meses antes del draft, en una entrevista al The New York Times y a ESPN. Según Jerry Jones, dueño de los Cowboys, la homosexualidad del jugador "es un asunto terminado", ya que, según el propietario, nadie considera esa situación. El mencionado diario estadounidense, no obstante, aclara que desde que Sam dio a conocer su orientación sexual se instaló el debate acerca de si esto no repercutió negativamente en su carrera ya que había muchas expectativas puestas en él. Un debate azuzado por el homosexualismo político que pretende encontrar víctimas de una supuesta operación para eliminar a los homosexuales de la vida pública.

Sin embargo, Sam ha sido descartado por no estar a la altura de las esperanzas que se pusieron en él como jugador profesional, eso es un hecho, aunque se quiera hacer entender lo contrario.

El último año, cuando se desempeñaba en la Universidad de Missouri, Sam ganó el premio a mejor defensor de la Conferencia del Sureste. Como contrapartida, se le remarcó la falta de estatura y de peso un déficit para jugar en dicha posición (pesa 118 kilos y mide 1,88 metros).

De cualquier modo, el entrenador en jefe de los Cowboys, Jason Garrett, y el coordinador defensivo, Rod Marinelli, elogiaron el trabajo de Sam durante los entrenamientos en que participó. "Llega a trabajar todos los días y el entrenamiento fue muy duro", precisó Garrett.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>