El PSC acusa a la Iglesia de “incitar a la violencia” y de querer “imponer sus convicciones”

El Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) prepara un documento cuyo contenido hizo público este miércoles a la espera de que su ejecutiva lo est…

Forum Libertas

El Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) prepara un documento cuyo contenido hizo público este miércoles a la espera de que su ejecutiva lo estudie para la posible aprobación. El escrito, entre otras cosas, dice que los representantes de la Iglesia católica “insultan, atacan gravemente e incitan a la discriminación y la violencia contra el colectivo homosexual”. Pero la Iglesia nunca ha atacado a gays y lesbianas. Simplemente considera incorrecta la práctica homosexual. En la misma línea, el responsable de la sectorial de Gays y Lesbianas de la misma fuerza política, Ricardo Castro, que asistió a la presentación de la iniciativa, apuntó la conveniencia de acabar con las misas populares propias de las fiestas mayores de los pueblos o con las ofrendas de títulos deportivos a la Virgen María en sus diferentes advocaciones. Son iniciativas de la sociedad civil, y ahora se quiere prohibir desde el principal de los tres partidos que gobiernan en Cataluña.

Esto choca, por otro lado, con algo que hacen voluntariamente personalidades como el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, o el alcalde de Barcelona, Joan Clos, que son socialistas. Ambos asisten cada año, por ejemplo, a la Misa de la fiesta de la Merced, patrona de la capital catalana, o al Oficio Solemne de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Lo mismo sucede con la tradicional visita de toda la corporación municipal a las clarisas de Pedralbes coincidiendo con la fiesta de Santa Eulalia el 12 de febrero. En definitiva, sería enormemente grave que el PSC aprobase el documento en los términos en que se planteó durante la presentación del proyecto.

El portavoz del PSC en el Parlamento catalán, Miquel Iceta, que también presentó el proyecto de documento, aseguró que “defender la homofobia, afortunadamente, es delito en España”. En este caso, confunde la crítica a la homosexualidad, que es perfectamente legítima, con la homofobia. En la misma línea, pidió “la misma contundencia” con la que se actuó contra el imán de Fuengirola, condenado por incitar a la violencia contra las mujeres. Cabe recordar que ese líder musulmán llegó a explicar por escrito fórmulas para agredir a una mujer sin que se note. Pues bien: Los socialistas catalanes consideran esa actitud equiparable al mensaje de los católicos. Por su parte, Ricardo Castro explicó que “la libertad de cátedra no puede ser pretexto para amparar el machismo o la homofobia”.

Aconfesionalidad y deformación

Iceta, destacado militante del colectivo homosexual, también se refirió más globalmente al contenido de ese mensaje de la Iglesia. Según el portavoz del PSC, existe “una ofensiva de la jerarquía católica para imponer a todos los ciudadanos sus respetables convicciones y su determinada forma de ver la vida”. En este sentido, acusó a los responsables eclesiales de “desconocer voluntariamente” la Constitución, que propugna la “aconfesionalidad” del Estado, y defendió la revisión de los acuerdos Iglesia-Estado de 1979 en sintonía con lo que plantea una resolución del último congreso del PSC. Lo que ha defendido la Iglesia últimamente es precisamente el concepto de aconfesional frente al de laico, palabra que, en cambio, no se cansan de utilizar destacados dirigentes socialistas empezando por el propio presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Nuevamente estamos ante un ejemplo de deformación del mensaje de la Iglesia cuando choca con los que gobiernan. Se palpa, además, un interés en censurar a los representantes católicos, especialmente los obispos, porque dicen determinadas cosas en un ámbito de pluralidad y de respeto. Pero nadie tiene en cuenta que todo lo que dice la Iglesia sobre la práctica de la homosexualidad se basa en una frase del Catecismo de la Iglesia católica en la que se asegura explícitamente que, en el trato con los homosexuales, “se evitará toda discriminación injusta”. Y es que una cosa es la valoración de las conductas y otra muy distinta es el juicio sobre las personas. Precisamente sobre la práctica homosexual, recordamos a continuación una referencia a todos los textos bíblicos (sobre todo Antiguo Testamento y cartas paulinas) donde se avala la visión católica de esta cuestión.

Pasajes que directamente condenan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo por ser pecaminosas en sí mismas:


1.Génesis 19:1-29 (pecado de Sodoma)
2. Levítico 18:22
3. Levítico 20:13
4. Deuteronomio 23:17-18
5. 1 Reyes 14:24
6. 1 Reyes 15:12
7. 1 Reyes 22:46
8. Jueces 19:22
9. 2 Reyes 23:7
10. Romanos 1:24-27
11. 1 Corintios 6:9
12. 1 Timoteo 1:8-10
13. 2 Pedro 2:6
14. Judas 1:7
15. Éxodo 20:14 (incluído en Hebreos para "adulterio")

Pasajes que utilizan el ejemplo de lo que sucedió en Sodoma para avisar a otros y mencionan el juicio de Dios sobre la ciudad por su pecado:

16. Deuteronomio 29:23
17. Génesis 13:13
18. Isaías 3:9
19. Isaías 13:19
20. Jeremías 23:14
21. Jeremías 49:18
22. Jeremías 50:40
23. Lamentaciones 4:6
24. Amós 4:11
25. Mateo 10:15 (véase 13. 2 Pedro 2:6)
26. Lucas 17:29

Pasajes que directa o indirectamente condenan el travestismo (vestirse
con ropas propias del sexo opuesto):

27. Deuteronomio 22:5
28. 1 Corintios 11:14-1

Pasajes sobre el matrimonio, los esposos y las esposas, el hombre y la
mujer creación de Dios, etc. que tienden a condenar la transexualidad:

29. Génesis 1:27
30. Génesis 1:28
31. Génesis 2:18-24
32. Salmos 139:14
33. Marcos 10:6-12
34. 1 Corintios 3:16-17
35. 1 Corintios 6:19-20
36. 1 Corintios 7:1-4
37. 1 Tesalonicenses 5:22-23
38. Romanos 6:12
39. Filipenses 3:21
40. Timoteo I 5:14
41. Efesios 5:22-25

Pasajes que en general condenan estas actividades como pecados:

42. Tesalonicenses I 5:22
43. Isaías 5:20-21

44. I Pedro 2:11

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar