El PSOE explica su plan para que la Iglesia se autofinancie

El PSOE no tiene ningún plan para que se autofinancien los partidos, ni los sindicatos, ni el cine español ni las asociaciones culturales. Eso sí, tie…

El PSOE no tiene ningún plan para que se autofinancien los partidos, ni los sindicatos, ni el cine español ni las asociaciones culturales. Eso sí, tiene un plan para que se autofinancie la Iglesia.
 
El secretario Federal de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Alvaro Cuesta, ha propuesto eliminar en unos pocos años la financiación de la Iglesia a través de los presupuestos del Estado. El gobierno se limitaría a dar incentivos fiscales (máximo hasta un 15% de lo donado) a quien haga donativos a la Iglesia.
 
Álvaro Cuesto habló en este sentido al inaugurar en el Congreso de los Diputados la jornada ‘La laicidad como marco para la libertad’, organizada por el PSOE. Se trata de una cita como otra cualquiera para recordar al Papa Benedicto, al acercarse su visita a Valencia, que la Iglesia española aún no se autofinancia. Cosa que, por cierto, también le sucede al PSOE.
 
El plan de Álvaro Cuesta tiene tres fases:
 
Primera fase: por un periodo transitorio de tres años, la Iglesia seguiría recibiendo la asignación tributaria con recaudación mínima garantizada (actualmente, al marcar la "crucecita" del IRPF no se llega a esta recaudación).

Segunda fase: durante 3 a 5 años, se elimina la recaudación mínima garantizada por el Estado.

Tercera fase: buscar un mecanismo de plena autofinanciación de la Iglesia Católica en el que el Estado se limite a incentivar las donaciones de los fieles por medio de deducciones fiscales que podrían alcanzar hasta un 15 por ciento.

Según los cálculos de los socialistas, para recibir los 144 millones de euros que requiere la Iglesia, basta con que cada católico practicante dé 31 céntimos de euro por domingo, es decir, 16 euros al año. Cualquier párroco se preguntará cómo han hecho los cálculos en el PSOE. Estaría bien preguntar si el PSOE, que tiene tantos votantes, no quiere autofinanciarse logrando que cada uno de ellos pague 16 euros al año.
 
Según Alvaro Cuesta, la acción social y caritativa de la Iglesia se seguiría financiando a través de otras subvenciones y ayudas.
 
El último socialista que insistía en hablar de revisar la financiación de la Iglesia era en mayo, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar.
 
Junto a Alvaro Cuesta participaron en la jornada sobre laicidad del Estado, el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido; Dionisio Llamazares, Catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad Complutense y Alfonso Pérez-Agote, Catedrático de Sociología de la Universidad Complutense.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>