El PSOE: falsificando la Constitución

El manifiesto con motivo del XXVIII aniversario de la Constitución, que ha hecho público el PSOE, significa simple y llanamente una falsificación de l…

Forum Libertas

El manifiesto con motivo del XXVIII aniversario de la Constitución, que ha hecho público el PSOE, significa simple y llanamente una falsificación de lo que en ella se establece.
El esfuerzo que se realizó en el año 1979 para elaborar un texto que fuera asumible para todos, era resultado de un pacto en los ámbitos que históricamente en España habían sido más conflictivos. Uno de ellos era el de la relaciones entre Iglesia y Estado.
 
Entre el laicismo beligerante de la II República, que contribuyó a la catástrofe de la Guerra Civil, y el catolicismo de Estado, se optó por una solución óptima común a la mayoría de países de la Unión Europea: el estado aconfesional, neutral, que en ningún caso es sinónimo de laicismo, es decir de estado que quiere reducir la religión, en el mejor de los casos, a un asunto privado y, por tanto, desproveerla de una de sus condiciones fundamentales como es su naturaleza pública y colectiva.
Pero lo más grave de este grosero manifiesto es la demagogia con que se expresa. Constatémoslo: afirmar, como hace, que sin laicidad “no habría nuevos derechos de ciudadanía, serían delitos algunas libertades como la interrupción voluntaria del embarazo, el matrimonio entre personas del mismo sexo, y dejarían de ser delitos el maltrato a la mujer, la ablación o la discriminación por razón del sexo” es demagogia de la peor especie o el delirio de una mente incapaz de reconocer la realidad.
 
El aborto es delito en España y así está tipificado en el Código Civil. La vulneración de las leyes que acomete el Partido Socialista es tal que ya ni siquiera repara en estos detalles. El matrimonio entre personas del mismo sexo no es que esté prohibido en Europa es que simplemente no existe, que es algo distinto.
 
En todo Occidente, con escasas excepciones, no se pueden casar personas del mismo sexo, con una edad excesivamente temprana, ni aquellas con un determinado grado de consanguinidad. Eso es lo normal, y lo extraño es lo que sucede en España que se está convirtiendo en el refugio de todas las rarezas sexuales del mundo.
 
Afirmar que sin laicismo dejarían de ser delitos el maltrato a la mujer, la ablación o la discriminación, es ignorar la legislación española que, precisamente, se ha producido en el marco de la aconfesionalidad, y es, además, decir que los creyentes protegemos tales desafueros.
Lo que está haciendo el PSOE con Zapatero a la cabeza es muy peligroso porque en demasiados ámbitos atía conflictos que estaban superados. Los católicos no persiguen un estado confesional ¿por qué entonces este furor en llevarnos a un lugar que la Constitución no establece? Romper el pacto constitucional como viene haciendo Zapatero es un acto irresponsable que puede traer costes que pagaría el conjunto de la sociedad española.
Lo que cada vez está quedando más claro es que por responsabilidad, Zapatero debe ser expulsado democráticamente del gobierno.

Hazte socio

También te puede gustar