El que viene de otra parte, el Inocente‘, por Marie-Joseph le Guillou

De los libros de teología y espiritualidad que he leído últimamente, éste es el que más me ha impactado y sé, ya desde ahora, que tendré que volver a …

De los libros de teología y espiritualidad que he leído últimamente, éste es el que más me ha impactado y sé, ya desde ahora, que tendré que volver a él en más de una ocasión. Reconozco que, de entrada, me costó leerlo y, una y otra vez, lo fui dejando para más tarde. Advierto esto porque puede ser la experiencia de más de uno que se tope con él. Sin embargo vale la pena leerlo y tenerlo en cuenta.
Marie-Joseph Le Guillou lee todo el Evangelio desde la clave de “El Inocente”, que es también el Siervo doliente que anuncia Isaías y descubrimos con toda su crudeza en la Pasión. Esa figura la descubre nuestro autor en autores modernos como “el idiota” de Dostoievski, o los personajes de Bernanos. Hoy, nos dice, ya no hay posibilidad de construir una mitología, sólo se puede hablar del “loco”, el que viene de otra parte.
Pero no es sólo esa la clave de lectura que hace de esta una obra singular y que ilumina. Le Guillou no tiene tapujos en decir que, por encima de las ipsissima verba Iesu, de la moderna exégesis y de los caminos sin salida a que nos conduce la crítica moderna, hay que leer el Evangelio desde la conciencia de Jesús, la exégesis que Él mismo realiza y que ha transmitido a su Iglesia.
 
Nos interesan los textos revelados, aunque tengan multitud de autores, porque en ellos se nos da a conocer la interpretación de Jesús de su propio misterio. Palabras valientes de quien conoce bien la teología pero sabe que no puede hacerse nada con fruto si nos apartamos de la fe de la Iglesia.
A partir de ahí relee todo el Evangelio, desde la clave del Inocente. Y este texto, plagado de citas del Antiguo Testamento y del Nuevo y que ha evitado expresamente las notas explicativas y bibliograficas para facilitar su lectura, nos lleva a cuestionarnos nuestra propia vida y a descubrir los núcleos importantes de la infancia o las bienaventuranzas.
 
Le Guillou nos lleva al radicalismo evangélico, lejos de recetas pastorales adulteradas o de fórmulas de compromiso. Y nos advierte de que el Inocente aparece en todas las épocas y viene a nosotros en la misma debilidad con que se manifestó la primera vez.
No es este un libro para la lectura continua, o sí. Depende de cada uno. Lo cierto es que hay en él más riqueza de la que aparenta en una primera ojeada. De hecho una lectura rápida puede desvirtuarlo un tanto, porque conviene confrontarse con lo que dice. Y, otra cosa: esta escrito con pasión. Menos más que quedan teólogos fervorosos. Porque la frialdad de algunos nos permite cuestionar la validez de su método.
 

EL QUE VIENE DE OTRA PARTE. EL INOCENTE
Marie-Joseph Le Guillou
Trad.: María Ball
Monte Carmelo
Burgos 2005
310 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>