El TC alemán anula la prioridad a las tradiciones cristianas en las escuelas renanas

El pasado viernes, 13 de marzo, el Tribunal Constitucional (TC) alemán dictó una sentencia que ampara que las maestras musulmanas puedan…

El pasado viernes, 13 de marzo, el Tribunal Constitucional (TC) alemán dictó una sentencia que ampara que las maestras musulmanas puedan llevar pañuelo en las escuelas públicas, anulando así la prohibición absoluta del uso del pañuelo islámico que afectaba a las profesoras de la escuela pública.

La máxima instancia jurídica de Alemania argumenta que prohibir a las maestras musulmanas llevar pañuelo en la cabeza en la escuela pública no puede hacerse per se, a menos que existan "riesgos concretos" de que el uso de esa prenda pueda alterar el orden en las aulas, o vulnerar la neutralidad religiosa.

Los magistrados del TC, con sede en Karlsruhe, añaden en su sentencia que el "riesgo abstracto" no puede ser motivo para vetar en centros escolares públicos el uso del pañuelo, ni tampoco el de otras prendas que expresen pertenencia a una religión.

La demanda que ha originado este fallo del Constitucional alemán fue presentada por dos profesoras alemanas de fe musulmana, ambas en ejercicio en el land de Renania del Norte-Westfalia, a las que se había vedado el pañuelo.

Las tradición cristiana, sin prioridad

La sentencia del TC es a todas luces lógica, ya que llevar un pañuelo en la cabeza es, en este caso, un símbolo religioso discreto. Además, llevar un pañuelo en la cabeza no es de uso exclusivo para las mujeres con creencias musulmanas. Es tan legítimo como llevar a la vista una cruz o una medalla religiosa colgada del cuello.

Sin embargo, en esa misma sentencia, el TC alemán ha derogado también la prioridad que se daba a las tradiciones cristianas en las escuelas renanas, algo que, según los jueces, podría ir en detrimento de otras religiones presentes en la sociedad.

De esta manera, queda anulada una disposición de la ley escolar de Renania del Norte-Westfalia que priorizaba las tradiciones cristianas en los colegios de este lander alemán.

Además, la sentencia en su doble resolución podría sentar un precedente que se ampliara en un futuro próximo al resto de landers, que tienen competencias en educación, dado que es previsible que se presenten más demandas de profesoras musulmanas.

En cualquier caso, ante los argumentos del TC en el sentido de equiparar a todas las religiones, hay que recordar que la población musulmana de Alemania es de entre 3,8 y 4,3 millones de personas, sobre un total de 82 millones de habitantes.

Y a nadie se le ocurriría, por ejemplo, pedir a Turquía que las tradiciones islámicas se equiparen a las cristianas. Lo que sí se pide es que haya libertad religiosa para unos y para otros.

En ese sentido, garantizar los derechos de los musulmanes no está reñido con un reconocimiento explícito de una cierta tradición cristiana que está ligada a las raíces cristianas de Europa.

Por otra parte, cabe resaltar el hecho de que, en España, los principales diarios de la prensa generalista, entre ellos El País y La Vanguardia, han resaltado en sus titulares la primera cuestión, es decir el hecho de que se ampare el uso del pañuelo islámico; mientras reducen a tan sólo un párrafo en el interior de la información la derogación de la prioridad de las tradiciones cristianas en la escuela.

También hay que recordar que el origen de la sentencia del TC alemán tiene que ver con una prohibición que estaba vigente en algunos estados federados, precisamente a raíz de una sentencia de 2003 del propio TC, que en el caso de una maestra de Stuttgart, Fereshta Ludin, había fallado que eran posibles las prohibiciones cautelares del pañuelo islámico para las maestras si existía una base legal para ello.

Esta argumentación llevó a algunos landers a modificar sus leyes escolares especificando la prohibición del velo, entre ellos Baviera, Renania del Norte-Westfalia, Bad-Württemberg y Hesse.

Hazte socio

También te puede gustar