‘El tesoro escondido; pequeño catecismo eucarístico’, por Roberto Coggi

En este año de la Eucaristía han brillado por su ausencia las publicaciones destinadas a promover el culto al Santísimo Sacramento; alguna reedición, …

En este año de la Eucaristía han brillado por su ausencia las publicaciones destinadas a promover el culto al Santísimo Sacramento; alguna reedición, algún artículo, pero hay que reconocer que poca cosa más, serán los signos de los tiempos. Pues bien, la aparición de este tesoro escondido ha venido a romper esta tendencia y a dejarnos otro tesoro: si el tesoro escondido bajo las especies del pan y el vino es el centro de este libro, bien podemos hablar que él mismo es también un pequeño tesoro escondido entre las estanterías de las librerías.
 
El libro tiene, además, el mérito de su claridad pedagógica. Hoy en día no está de moda la apologética, pero que maravilloso es encontrarse con un buen texto apologético, claro, riguroso, más profundo de lo que aparenta y tremendamente didáctico.
 
El padre Coggi ha tenido la desfachatez, por si faltara poco, de dedicar la primera parte de la obra a un a serie de preguntas y respuestas, al estilo catecismo, sobre las verdades de la fe católica y, muy especialmente, sobre la Eucaristía. Pequeño escándalo éste de plantificar 88 preguntas de catecismo al inicio de un libro en pleno siglo XXI, pero quizás por ello escándalo especialmente necesario. Una sola advertencia: no conviene leerlas de corrido sino combinándolas con textos de las otras dos partes de los que se compone la obra.
 
La segunda parte está dedicada a los milagros eucarísticos, casi una veintena en total, que abarcan desde el siglo VI hasta el XX y que van desde Italia a España pasando por Francia o Portugal. Todos ellos brevemente explicados, sin que falte nada pero con un lenguaje comprensible para los niños de hoy y acompañados por ilustraciones. Unos dibujos, por cierto, que sin ser magníficos cumplen a la perfección su misión, más modesta, de acompañar y esclarecer el texto.
 
Por último, la tercera parte está dedicada a aquellos que se alimentaron de la vida eucarística y que hicieron de ella el motor de su paso por la Tierra. El elenco es impresionante pues van a ir desfilando ante nuestros ojos algunos de los más grandes santos de la historia, lo cual, dicho sea de paso, no tiene nada de sorprendente. Los grandes san Francisco de Asís, santo Tomás de Aquino, santa Teresa de Jesús, san Ignacio de Loyola, santa Teresita del Niño Jesús, san Juan Bosco… junto a santos que vivieron y fueron beatificados a lo largo del siglo pasado: el padre Pío, san Maximiliano Mª Kolbe, santa Edith Stein, san Josemaría Escrivá de Balaguer, la beata Madre Teresa de Calcuta. Todo ellos nos muestran el camino de una vida muy unida a Jesús, presente entre nosotros en la Eucaristía, y que va configurándose con la del Maestro para ser cada vez más verdaderos discípulos de Cristo.
 
Sólo podemos acabar estas líneas recomendando vivamente este libro, capaz de hacer mucho bien en las familias y también en las catequesis y que confiamos en que logre llegar a muchas casas y parroquias en este año eucarístico. De este modo el milagro de la sagrada Eucaristía continúe siendo escondido pero cada vez más conocido y amado.
 
El tesoro escondido. Pequeño catecismo eucarístico
Roberto Coggi, o.p.
Planeta
157 págs.
16,00 €
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>