El Vaticano advierte sobre la certeza o no de las apariciones de Medjugorje

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, monseñor Gerhard Müller, advirtió que las supuest…

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, monseñor Gerhard Müller, advirtió que las supuestas apariciones de la Virgen María a los videntes de Medjugorje no pueden ser asumidas como verdaderas.

Ante la proximidad de una serie de presentaciones en Estados Unidos de Ivan Dragicevic, supuesto vidente de Medjugorje, monseñor Müller informó a los Obispos de ese país que la posición de la Iglesia es la que expresaron sus pares de la ex Yugoslavia en 1991, que "no es posible establecer que hubo apariciones o revelaciones sobrenaturales".
A través de una carta remitida al Secretario General de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, monseñor Ronny Jenkins, el Nuncio Apostólico en ese país, monseñor Carlo Maria Viganò, a pedido de Mons. Múller, indicó que "uno de los así llamados videntes de Medjugorje, Sr. Ivan Dragicevic, está programado para aparecer en ciertas parroquias alrededor del país" en las que, según se ha avisado, "el Sr. Dragicevic estará recibiendo ‘apariciones’".
Con el objetivo de "evitar escándalo y confusión", Mons. Viganò recordó a los Obispos que "los clérigos y los fieles no están permitidos de participar en reuniones, conferencias o celebraciones públicas durante las cuales la credibilidad de tales ‘apariciones’ se dé por afirmada".
"El Arzobispo Müller pide que los Obispos sean informados sobre este tema tan pronto como sea posible", escribió el Nuncio.
Monseñor Viganò señaló a los Obispos estadounidenses que "como ustedes saben bien, la Congregación para la Doctrina de la Fe está en el proceso de investigar ciertos aspectos doctrinales y disciplinares del fenómeno de Medjugorje. Por esta razón, la Congregación ha afirmado que, con respecto a la credibilidad de la ‘aparición’ en cuestión, todos deben aceptar la declaración, con fecha 10 de abril de 1991, de los Obispos de la ex República de Yugoslavia, que afirma: ‘sobre la bases de la investigación que se ha hecho, no es posible establecer que hubo apariciones o revelaciones sobrenaturales’".
La historia de estas apariciones, no reconocidas oficialmente por la Iglesia Católica, comenzó en 1981 en el pueblo de Medjugorje, actualmente en Bosnia y Herzegovina (parte de la antigua Yugoslavia), donde seis niños dijeron haber visto a la Virgen María. El entonces sacerdote Tomislav Vlasic, hoy retirado del estado clerical, se presentó como el director espiritual de los "videntes" y señaló que la Virgen los ha visitado unas 40 mil veces en los últimos 28 años.
Aunque las apariciones no cuentan con el reconocimiento oficial de la Iglesia Católica, miles de fieles peregrinan anualmente al lugar, donde se ha erigido incluso un templo.
En marzo de 2010 la Iglesia creó una comisión internacional de investigación sobre Medjugorje, sujeta a la Congregación para la Doctrina de la Fe, compuesta por cardenales, obispos, peritos y expertos, que trabaja de manera reservada en el caso.
A continuación, una traducción al español del contenido de la carta remitida por Mons. Carlo Maria Viganò a los Obispos de Estados Unidos:
"Reverendo Monseñor Jenkins,
Escribo a pedido de Su Excelencia, Mons. Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien pide que los Obispos de los Estados Unidos sean avisados nuevamente de lo siguiente. Por tanto, su Excelencia desea informar a los Obispos que uno de los así llamados videntes de Medjugorje, Sr. Ivan Dragicevic, está programado para aparecer en ciertas parroquias alrededor del país, y durante ese tiempo hará presentaciones con respecto al fenómeno de Medjugorje. Se prevé, además, que el Sr. Dragicevic estará recibiendo ‘apariciones’ durante estas presentaciones programadas.
Como ustedes bien saben, la Congregación para la Doctrina de la Fe está en el proceso de investigar ciertos aspectos doctrinales y disciplinarios del fenómeno de Medjugorje. Por esta razón, la Congregación ha afirmado que, con respecto a la credibilidad de la ‘aparición’ en cuestión, todos deben aceptar la declaración, con fecha 10 de abril de 1991, de los Obispos de la ex República de Yugoslavia, que dice: ‘Sobre la base de la investigación que se ha hecho, no es posible establecer que hubo apariciones o revelaciones sobrenaturales’. Se sigue, por lo tanto, que los clérigos y los fieles no están permitidos de participar en reuniones, conferencias o celebraciones públicas durante las cuales la credibilidad de tales ‘apariciones’ se dé por afirmada.
Con el fin, por lo tanto, de evitar escándalo y confusión, el Arzobispo Müller pide que los Obispos sean informados de este tema tan pronto como sea posible.
Aprovecho esta oportunidad para presentarle mis sentimientos de profunda estima,
Sinceramente suyo en Cristo,
Carlo Maria Viganò
Nuncio Apostólico"
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>