El veto del Senado al matrimonio gay, serio aviso a los promotores de la ley

El Senado vetó este miércoles la reforma del Código Civil que permite casarse a dos personas del mismo sexo, que implica automáticamente la adopción. …

Forum Libertas

El Senado vetó este miércoles la reforma del Código Civil que permite casarse a dos personas del mismo sexo, que implica automáticamente la adopción. La votación de la propuesta del diputado de Unió Democrática Jordi Casas salió adelante con los votos de 4 senadores de Convergència i Unió, los 126 del Partido Popular y el del Partido Aragonés Regionalista, 131 en total (se necesitaban 130). En contra, votaron 119 parlamentarios, mientras que 2 (ambos de CIU) se abstuvieron. El veto implica que la Cámara Alta rechaza en su totalidad el proyecto de ley gubernamental, que ahora vuelve al Congreso para un nuevo debate en el que previsiblemente se aprobará la ley, ya que esta cámara tiene constitucionalmente la última palabra sobre iniciativas legislativas y, por tanto, puede levantar el veto. De todas formas, lo que ha sucedido ahora en la Cámara Alta representa un claro reflejo de la fuerte oposición social al proyecto de ley presentado por el Gobierno socialista.

 

Por un lado, apoyaron el veto los 126 senadores del Partido Popular, que es la fuerza más representada en la cámara a sólo 4 escaños de la mayoría absoluta. Al final, no falló nadie y todos votaron en bloque: desde el portavoz Pío García-Escudero (electo por Madrid) hasta el ex ministro y presidente del PP catalán, Josep Piqué (designado por el Parlamento de Cataluña), pasando por conocidos dirigentes como la ex alcaldesa de Sevilla Soledad Becerril (electa por Sevilla), el alcalde-presidente de Melilla, Juan José Imbroda (electo por Melilla), la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez (designada por el Parlamento andaluz), y el también ex ministro y alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio (electo por Burgos).

 

Por otro lado, completaron los votos para hacer prosperar el veto el diputado del Grupo Mixto José María Mur (único representante del Partido Aragonés Regionalista y designado por el Parlamento aragonés) y 4 de los 6 senadores de Convergència i Unió. Éstos son los que apoyaron el rechazo total: Jordi Casas (promotor de la propuesta de veto y único representante de Unió, designado por el Parlamento catalán), Lluís Badia (electo por Tarragona), Rosa Núria Aleixandre (electa por Gerona) y Carles Gasòliba (electo por Barcelona). Los otros dos senadores nacionalistas catalanes, Pere Macias (que es el portavoz) y Ramon Companys, fueron los únicos que se abstuvieron en toda la cámara.

 

En la otra cara de la moneda, están los 119 votos que se registraron contra el veto, es decir, a favor del matrimonio homosexual. Fueron, por un lado, los de los 94 representantes del PSOE presentes en la cámara (en total suman 96) y los 15 (en total son 16) de la Entesa Catalana de Progrés (que incluye al PSC, Esquerra Republicana e Iniciativa-Verds). Los 3 socialistas restantes se ausentaron. Son éstos: el veterano político y ex presidente de la cámara Juan José Laborda, el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez (electo por La Coruña), y la senadora por Barcelona Mercedes Aroz (en este caso elegida por la Entesa). En el primer caso, la ausencia se produjo por enfermedad, mientras que los otros dos no acudieron tras haber mostrado públicamente su desacuerdo con el proyecto, promovido en este caso por un Gobierno de su propio partido. Entre los socialistas que rechazaron el veto, destacan nombres como el del ex ministro y ex presidente valenciano Joan Lerma (designado por las Cortes valencianas), el ex presidente cántabro Jaime Blanco (electo por Cantabria), el líder de la oposición en la Comunidad de Madrid, Rafael Simanacas (designado por la Asamblea de Madrid) y el mismo presidente del Senado, Javier Rojo (electo por Álava).

 

También rechazaron el veto -y, por tanto, apoyaron al Gobierno- los 5 senadores presentes del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que son éstos: Joseba Zubia (portavoz y designado por el Parlamento vasco) Víctor Bravo (electo por Guipúzcoa), Elena Etxegoyen (electa por Guipúzcoa), Inmaculada Loroño (electa por Vizcaya) y Francisco Javier Maqueda (electo por Vizcaya). Los otros dos, Iñaki Anasagasti (electo por Vizcaya) y Xabier Albistur (electo por Guipúzcoa), no estuvieron en la votación. Fuentes del Senado confirmaron a ForumLibertas.com que Anasagasti, ex portavoz en el Congreso, sí que estuvo en la cámara durante la jornada, pero se ausentó en el momento de la votación del matrimonio homosexual. Esta fuerza política suele dar libertad de voto a sus representantes legislativos ante temas considerados de conciencia. En esta ocasión, esa libertad no se ha reflejado con votos a favor del veto y ni siquiera con abstenciones. Los dos ausentes seguramente habrían apoyado el rechazo defendido por el nacionalista catalán Jordi Casas.

 

Por su parte, votaron igualmente contra el veto -con el Gobierno- los 2 senadores presentes de Coalición Canaria (CC), otro partido político que suele dar libertad de voto. Los representantes que asistieron son José Mendoza (designado por el Parlamento canario) y. Félix Ayala (electo por El Hierro). Ricardo Melchor (electo por Tenerife) y José Luis Perestelo (electo por La Palma) se ausentaron. Finalmente, los 119 rechazos al veto se completan con 3 de los 4 diputados del Grupo Mixto (el otro era el aragonesista José María Mur). Sus nombres son Isabel López Aulestia (de Euso Alkartasuna, designada por el Parlamento vasco), Eduardo Cuenca (de Izquierda Unida, designado por la Asamblea de Madrid) y Anxo Quintana (del Bloque Nacionalista Galego, designado por el Parlamento gallego).

 

Ni ausencias ni críticos

 

Cabe recordar que no han sido ni las ausencias ni el posicionamiento de los críticos, en este caso dentro de la izquierda, los factores que han hecho prosperar el veto. Incluso aunque los 7 senadores ausentes hubiesen apoyado el matrimonio homosexual, la diferencia habría sido igualmente favorable al veto: 131 sobre 126 (con las dos abstenciones de CIU ya comentadas). Por tanto, y como ya adelantó ForumLibertas.com hace varias semanas, lo que ha sido realmente decisivo es la presencia de la totalidad de los diputados del PP. Este hecho, junto con los 5 apoyos restantes (sólo se necesitaban 4), ha permitido que la Cámara Alta avise seriamente con lo que ya muchos llaman el mayor golpe moral que recibe el actual Gobierno español.

 

El Senado es la segunda lectura de todo el tramite parlamentario, un proceso que vivió su primera votación plenaria en el Congreso de los Diputados el pasado 21 de abril. En aquella ocasión, se aprobó la reforma del Código Civil con 183 votos a favor, 136 en contra y 6 abstenciones. Rechazaron el texto los parlamentarios del Partido Popular (PP) y algunos de Convergència i Unió (los de Unió Democrática) y del Partido Nacionalista Vasco. Estas dos últimas fuerzas políticas habían dado libertad de voto, aunque los democristianos catalanes de UDC ya tenían decidido decir en bloque “no” a esta normativa. Ahora, tras el veto del Senado, probablemente se producirá una proporción similar y, por tanto, se aprobará el texto gracias a los votos del PSOE, Izquierda Unida y Esquerra Republicana.

 

De todas formas, estamos ante un hecho insólito. Una ley de esta importancia, que afecta claramente al contenido del matrimonio y la familia y supone una ruptura antropológica, saldrá adelante con la mayoría ajustada de una de las cámaras y con el veto de la otra. Si esto se produjese en cualquier otro país europeo que tenga Senado, la ley no se aprobaría en los términos en que fue presentada por el ejecutivo. En España, de momento, el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero no tiene intención de cambiar nada. No hizo caso ni al dictamen del Consejo General del Poder Judicial, que ve inconstitucional el proyecto, ni al informe del Consejo de Estado, como tampoco a un pronunciamiento de la Academia de Jurisprudencia. Ahora, tampoco va a tener en cuenta el veto del Senado. Estamos, sin duda, ante el intento de imponer la dictadura de una pequeña mayoría.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar