¡Elecciones, ahora!

Lo que ha sucedido en el Congreso de los Diputados señala claramente la incapacidad política de este Gobierno para gestionar la crisis. …

Forum Libertas

Lo que ha sucedido en el Congreso de los Diputados señala claramente la incapacidad política de este Gobierno para gestionar la crisis. Ahora ya no se trata de críticas a sus actuaciones, sus dificultades para afrontar y dar respuesta suficiente a nuestro problema económico, sino de algo más fundamental en una democracia. Rodríguez Zapatero no tiene una mayoría por mínima que sea que le permita gobernar. Loocurridoen el Congreso esta semana no puede caer en saco roto. Se trataba del plan contra el paro, una pieza fundamental del Gobierno. Estuvo a punto de ser rechazado, y se salvó por los pelos con la ayuda de Duran Lleida, pero a un coste altísimo y demostrativo de que ya no es Zapatero quien define las políticas, sino el Congreso.

Ahora el Decreto deberá ser tramitado como un proyecto de Ley, es decir, se lo van a rehacer desde el Parlamento. Y como no existe una mayoría homogénea, los cambios van a situar al Gobierno en una posición imposible. Así no se puede pretender que se esté guiando al país hacia la salida de la crisis, por la visible razón de que hay bastantes manos más dando golpes de timón, y no siempre todas coordinadas. Es como si a Obama –el último tótem de de Zapatero, su salvador- le hubieran fabricado el plan anticrisis desde el Congreso y Senado de los EEUU.

Este Gobierno no tiene soporte parlamentario, está además gastado, carece de credibilidad y como equipo político es de los peores que ha tenido España desde la transición democrática. En estas condiciones mantenerlo al mando es un suicidio social y económico que solamente puede terminar con estallidos sociales y agudización de la crisis.
Un solo ejemplo basta para situar donde nos encontramos. Nos gobiernan unos que se llaman izquierda pero que aceptan, impasible el ademán, que mientras el euribor está al 1,92% las hipotecas tienen un coste del 5,64%. ¡Más de tres puntos por arriba! De los demás tipos de créditos mejor ni lo comentamos porque hay pocos y los que se dan también están por las nubes.

La banca, las cajas de ahorro, argumentan que éste es el coste de la morosidad, pero esto es una falacia, en realidad incorpora una práctica que en todos los demás sectores es ilegal: se ponen de acuerdo para ofrecer el coste de un bien, en este caso el dinero, a un mismo precio, cuando las condiciones de producción de dicho bien –la morosidad – son distintas para cada entidad de crédito. Por consiguiente, si lo que justifica aquel diferencial de más de tres puntos es la existencia de morosos, bancos y cajas deberían presentar ofertas diferenciadas, que evidentemente jugarían a favor de las mejor situadas, las que presentan una gestión con menos insolvencia, porque ofrecerían el crédito a un interés menor. Pero, en lugar de esto de competir entre ellos, se va por la vía de maximizar, los que pueden, el beneficio, hurtar la competencia actuando como un monopolio.

Quien soporta el resultadosomos todos los demás, los ciudadanos y las empresas de este país. Es cierto que necesitamos laestabilidad y solvencia de las instituciones financieras, pero esto no significa sacrificar el país a su cuenta de resultados.Resultaintolerable y manifiesta la debilidad política de Zapatero ante uno de los grandes poderes fácticos. Si se persigue a las empresas lecheras por acordar los precios, los bancos no tienen porqué ser una excepción.
Para este inmenso embrollo, la democracia tiene solución: La convocatoria de elecciones generales, para que los ciudadanos, conociendo cual es el estado de la cuestión, puedan decidir si revalidan a Zapatero y le amplían la mayoría para que pueda efectivamente gobernar sin cortapisas, o bien se inclinan por una alternativa.
Lo que nos afecta a todos hemos de decidirlo entre todos, por eso ha llegado el momento de reclamar la aplicación de nuestro derecho a votar.
Hazte socio

También te puede gustar