Elites extractivas y rentistas de recursos públicos (I)

Why Nations Fail, un libro que ha dado lugar a un nuevo marco de análisis, el de las “elites extractivas”. Why Nations Fail, un libro que ha dado lugar a un nuevo marco de análisis, el de las “elites extractivas”.

El concepto de “elite extractiva” lo ha popularizado un libro que ha alcanzado gran notoriedad, porque describe un fenómeno complejo, la caída de los estados, con una explicación simple. Esto es lo que hace Why Nations Fail, de Daron Acemoglu y James Robinson, que ha dado lugar a un nuevo marco de análisis, el de las “elites extractivas”. Dejemos al margen el debate sobre su grado de acierto para interpretar la realidad histórica, como la caída del Imperio Romano, y centrémonos ahora solo en aquel concepto, que tiene la utilidad de intentar explicar el funcionamiento de la sociedad a través de sus grupos sociales. Algo que el marxismo llevó al extremo interpretativo y también de simplificación; la dialéctica entre clase obrera y burguesía, que quedaba definida por su relación con los medios de producción. La implosión marxista y la eclosión liberal, la primacía individualista, ha arrumbado en exceso, lo que continua siendo un hecho real. La sociedad se divide en grupos sociales que se definen en relación a su capacidad de acceder al poder directa o indirectamente, pero en unos términos distintos y mucho más complejos que los del análisis marxista clásico. Es en esta concepción que cabe situar la utilidad de aquel tipo de grupo social extractivo.

Qué hacer con España, de César Molinas, es una aplicación al caso español de la teoría de las élites extractivas de Acemoglu y Robinson. Ofrece una única explicación sencilla a una gran cantidad de problemas complejos: es culpa de la casta política. Creemos que sigue siendo una explicación demasiado simple pero adecuada porque ilumina el camino a seguir en las nuevas relaciones de producción que caracterizan nuestra sociedad. Pero, antes de extendernos sobre ello, es útil precisar la idea de “élite extractiva” de Daron Acemoglu y Jim Robinson, como “un sistema de captura de rentas que permite, sin crear riqueza nueva, detraer rentas de la mayoría de la población en beneficio propio”. César Molinas aplica esta teoría al caso español pero lo confina solo a la clase política que constituye un grupo de interés particular, que extrae rentas de la población con el exclusivo fin de mantenerse a costa del contribuyente, directa o indirectamente. Para Molinas, el sistema electoral es el gran responsable, y la existencia de este grupo es responsable principal de las burbujas económicas de las que nunca acaba siendo responsable por su control del poder. El sistema financiero, el inmobiliario, las energías renovables, la construcción de grandes infraestructuras y equipamientos innecesarios, explican cómo funciona el modelo, y el “Palco del Bernabéu” sería una de sus visibilizaciones populares.

Creemos que este enfoque, en parte exacto, olvida otras formas objetivas de extracción, que para definirlas bien podríamos reapropiarnos y formular de nuevo el concepto de plusvalía, en este caso en el sentido de grupos sociales que extraen del conjunto productivo unas rentas excesivamente superiores al riesgo, aportación, tarea y esfuerzo que realizan. Estas son de dos tipos: uno, por su ventaja de situación; otro, por el impulso del mercado mediatizado por los medios de comunicación de masas que conducen a la alienación y a las adicciones.

Pero todavía existiría otro grupo, el que actuaría como rentistas de recursos públicos, una variante muy extendida. Nos gustaría profundizar en esta interpretación en nuestro próximo editorial.

Hazte socio

También te puede gustar

11 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>