Empiezan los actos del Año Pere Tarrés 2005

Estamos ya inmersos en el Año Pere Tarrés 2005, una iniciativa del Colegio de Médicos de la provincia de Barcelona que representa, entre otras cosas, …

Estamos ya inmersos en el Año Pere Tarrés 2005, una iniciativa del Colegio de Médicos de la provincia de Barcelona que representa, entre otras cosas, el primer reconocimiento oficial de una entidad civil al médico y sacerdote catalán tras su beatificación el pasado 5 de septiembre. Los organizadores han programado 5 grandes actos públicos, que empezarán el 25 de abril, y apoyan otras convocatorias impulsadas por diferentes entidades, así como algunas iniciativas ciudadanas entre las que destaca la de poner el nombre del doctor Tarrés a una calle de Barcelona. “Queremos presentar al médico catalán como un modelo para la sanidad española”, asegura Xavier Sanz, uno de los miembros del grupo coordinador del evento. Y es que el nuevo beato Pere, como también recuerda el comisario del Año Tarrés, Josep Maria Simón, “ya era santo ejerciendo la medicina, antes de entrar en el seminario”. Es el gran argumento de muchos médicos para difundir la personalidad y el mensaje de este catalán universal, pero no sólo entre los creyentes, sino entre millones de ciudadanos españoles y europeos.

El programa se presentará oficialmente este martes 22 de febrero en el Salón de Actos del Colegio de Médicos de Barcelona (Paseo de la Bonanova, 47), donde intervendrán el presidente de la entidad profesional, Miquel Bruguera, y el propio comisario del Año Tarrés y presidente de Médicos Cristianos de Cataluña, Josep Maria Simón. El primer acto, previsto para el 25 de abril a las 18.00 horas, será una lectura pública de poemas del beato Pere. Después, el 7 de mayo, tendrá lugar en Lérida una sesión conmemorativa organizada por médicos de las comarcas del Segrià y Les Garrigues. Para el 31 de mayo, se ha reservado el acto central, que incluirá la inauguración de una exposición que exhibirá, en la sede del Colegio de Médicos y en diferentes soportes, los momentos más importantes de la vida del beato. Participarán en el acto, entre otras personalidades, el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol.

Ya para después del verano, se preparan tres actos más. El primero, con fecha por determinar, será un recorrido por lugares vinculados a la vida del doctor Tarrés en Manresa, la ciudad donde nació. El 25 de octubre a las 19.30, se celebrará la entrega de premios del Concurso Literario Año Pere Tarrés, convocado especialmente con motivo de este evento. Finalmente, para el 16 de noviembre, está prevista la colocación, a las 13.00 horas, de una placa del Colegio de Médicos en la calle Gran de Gràcia de Barcelona, como homenaje de la sociedad civil a Pere Tarrés.

Otras iniciativas para homenajear una vida ejemplar

Por otro lado, el Colegio de Médicos ha expresado también su apoyo a las convocatorias organizadas por otros colectivos cívicos y cristianos. Es el caso de la colocación de una escultura en el barrio de Sarriá, muy ligado también a la vida de Tarrés, y un ciclo de conferencias en el Oratorio de San Felipe Neri, situado en el barrio de Gràcia la capital catalana (calle del Sol, 8). Las próximas sesiones serán el 28 de febrero (El Doctor Tarrés, médico en el barrio de Gràcia, a cargo de Xavier Sanz), el 25 de abril (a cargo de Albert Mussons, concejal de Cultura del distrito de Gràcia) y el 23 de mayo (a cargo del obispo auxiliar de Barcelona Joan Carrera). 

Cabe destacar, además, la conmemoración coincide con el centenario del nacimiento del médico y sacerdote recientemente beatificado. Pere Tarrés nació en Manresa el 30 de mayo de 1905. Tuvo una participación activa y decisiva en la creación de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña (FJCC), dinamizó la Acción Católica catalana con discursos masivos en actos con jóvenes laicos y practicó la caridad con radicalidad evangélica tanto en sus años de médico como en los últimos años de su vida ya como presbítero. Murió en Barcelona, por graves problemas de páncreas, el 31 de agosto de 1950. Desde el 6 de noviembre de 1975, sus restos mortales reposan en la parroquia de San Vicente de Sarriá, en la parte alta de Barcelona, donde cada día desfilan decenas de creyentes para rezar ante su sepulcro. Por ejemplo, el día de la beatificación, no se pudo cerrar el templo al mediodía por la gran cantidad de gente que entraba y salía.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>