En 1992 ya había indicios de fraude en el caso Madoff: la inspección admite negligencias

En diciembre de 2008 una noticia llegada desde Wall Street hacía saltar las alarmas en todo el mundo: el financiero estadounidense Bernard Mado…

En diciembre de 2008 una noticia llegada desde Wall Street hacía saltar las alarmas en todo el mundo: el financiero estadounidense Bernard Madoff multiplicaba el efecto de la crisis económica mundial al descubrirse que había realizado una estafa valorada en 65.000 millones de dólares (unos 45.000 millones de euros).

En el sistema de redes piramidales creado por Madoff se vieron implicadas principalmente grandes fortunas y entidades financieras a lo largo y ancho de todo el planeta, con lo que la desconfianza sobre el sistema financiero alcanzó cotas difícilmente previsibles.

Sin embargo, en 1992 ya había indicios de que las operaciones realizadas por Madoff podían ser un auténtico fraude. Hasta seis denuncias se llegaron a realizar a lo largo de 14 años advirtiendo de lo que estaba ocurriendo.

Ahora, el equivalente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en Estados Unidos (el SEC en sus siglas en inglés) admite que esa estafa se habría descubierto hace 17 años si hubieran actuado con diligencia, lo que abre un interrogante: ¿hasta dónde llegan las posibles implicaciones de políticos, jueces o de la misma Policía?

“Ocasión perdida”

Así lo reconoce el inspector general de la SEC, David Kotz, en un informe que destaca que este organismo fracasó al investigar esas seis denuncias más que creíbles que apuntaban hacia Madoff.

El supervisor “perdió la ocasión de destapar el esquema Ponzi de Madoff 16 años antes de que éste confesase”, afirma Kotz.

La agencia “recibió detallada información durante años que justificaban una amplia y profunda investigación a Bernard Madoff”, añade el inspector general de la SEC.

Y esa información se resume en las seis denuncias presentadas que cuestionaban el sistema piramidal de Madoff, hasta el punto que incluso el propio implicado creyó que había sido descubierto, según señala el resumen del informe de 450 páginas de la SEC.

En una de las ocasiones en que fue investigado, cuando mintió al decir que liquidaba sus operaciones en una cuenta de la entidad DTC, llegó a afirmar lo siguiente: “Creí que era el fin del juego. El lunes por la mañana llamarán a DTC y esto se habrá acabado… pero no fue así”.

Las pistas de la estafa

Según una información publicada por El País el pasado 3 de septiembre, estas son las pistas que podrían haber evitado el gran desfalco protagonizado por Madoff si se hubieran investigado, entre las que se contabilizan seis denuncias creíbles.

– 1992: Primera denuncia al intermediario ilegal Avellino & Bienes, que comercializaba inversiones de Madoff. Los investigadores no siguieron la pista del dinero y sólo cerraron al intermediario.

– Mayo del 2000: Denuncia desechada (en octubre de 2005 sí se atendió otra versión de esta denuncia)

– Marzo de 2001: Denuncia desechada (en octubre de 2005 se atendió otra versión de estas dos denuncias desechadas)

– 2001: Dos reportajes publicados en la prensa cuestionan las rentabilidades que Madoff prometía, calificadas de “irreales” porque no se veían afectadas negativamente por las turbulencias de los mercados debidas al colapso de la burbuja tecnológica (datos incluidos en el informe de la SEC).

– Mayo de 2003: Denuncia de un gestor de fondos.

– Abril de 2004: En esta ocasión la denuncia la hace una firma financiera.

– Octubre de 2005: Bajo el título El mayor hedge fund del mundo es un fraude. Esta denuncia detallaba 30 señales de alarma que apuntaban a que Madoff estaba llevando a cabo un timo piramidal.

– Octubre de 2005: En esas mismas fechas, un informante anónimo ofrece datos sobre las irregularidades de Madoff.

– Diciembre de 2006: En esas fechas quien realiza la denuncia es ‘un ciudadano preocupado’.

¿Quién estaba implicado?

El gran interrogante que se abre a la vista de todas estas denuncias y de la ineficacia de los inspectores para dar con el fraude es quién podría haber estado implicado, ya que era imposible que Madoff siguiera con su sistema de estafa piramidal como el que tenía sin tener las espaldas cubiertas.

¿Podría hablarse de corrupción política encubierta? ¿De probables implicaciones judiciales o incluso policiales?

Una de las cuestiones que sí revela el informe de la SEC, ante el hecho de que la agencia ignorara las numerosas alertas activadas, es la relación que el personal de la misma tenía con la familia Madoff.

Por ejemplo, Shana Madoff, sobrina del estafador, tenía una relación sentimental con un antiguo inspector de la SEC, aunque el informe añade que no tiene pruebas de que pudiera haber “interferido en la capacidad del personal al hacer su trabajo”.

Noticias relacionadas:

Las 11 grandes crisis económicas en los Estados Unidos

¿Por qué los bancos celebran el plan Obama? Porque sus pérdidas las paga el contribuyente

Euforia en Wall Street como respuesta al plan de Obama: las claves de la reacción de la bolsa

El escándalo del reparto de primas en AIG: ¿Por qué no intervino Obama?

La crisis también se mete en los bolsillos de los multimillonarios

Con Obama se hunde la bolsa

La creciente desconfianza paraliza los créditos: el ‘caso Madoff’ multiplica el efecto

La destrucción de la confianza y el crecimiento de la irresponsabilidad

El batacazo de Lehman Brothers despierta el fantasma del ‘crash’ del 29

El quid de las ‘subprime’: ni siquiera los bancos conocen el alcance de la crisis

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>