En busca de la ‘supercélula’ madre adulta para combatir el Parkinson

¿Investigar con células madre adultas o con las embrionarias? Hasta ahora, la respuesta a esta pregunta parece saldarse a favor de los partidarios de …

¿Investigar con células madre adultas o con las embrionarias? Hasta ahora, la respuesta a esta pregunta parece saldarse a favor de los partidarios de destruir embriones para obtener las preciadas células. Grandes industrias de biotecnología, muchos investigadores e incluso las administraciones han apostado por unas técnicas que hasta ahora han obtenido nulos resultados terapéuticos; pero, eso sí, que abren una puerta a la clonación.

 

Sin embargo, como venimos informando desde hace años, sólo las investigaciones con células madre adultas, sobre todo si se obtienen del propio paciente, han hecho concebir esperanzas por los óptimos resultados obtenidos.

 

Un equipo de neurólogos españoles ha presentado en San Sebastián la ‘supercélula’ madre adulta que abre una posible vía a la curación de enfermos de Parkinson. Se trata de una neurona, creada a partir de células de la piel humana, capaz de producir la dopamina que pierden las personas afectadas por esta enfermedad.

 

Precisamente, crear neuronas productoras de dopamina a partir de células madre de la piel, e implantarlas a personas enfermas de Parkinson como tratamiento, es el objetivo de la futura Unidad Funcional del Parkinson (UFP).

 

La UFP es un banco de células dopaminérgicas y se ubicará en la Policlínica de Guipúzcoa. Es un proyecto financiado por la Kutxa (Caja de Ahorros de Guipúzcoa y San Sebastián), en el que interviene la Fundación Inbiomed y otros cuatro centros españoles: el hospital Virgen del Rocío, de Sevilla; el Centro de Investigación Médica Aplicada de Pamplona; el Príncipe Felipe de Valencia, y el Parc de Recerca Biomédica de Barcelona.

 

Productora de dopamina

 

Se trata de encontrar la ‘supercélula’ capaz de convertirse en una neurona productora de dopamina. Tres tipos de células optan a conseguirlo: células madre de la piel, células madre a las que se transferirá material genético de pacientes enfermos, y células madre embrionarias.

 

Pero, es la primera opción la que tiene más probabilidades de éxito. De hecho, la Fundación Inbiomed ya ha logrado crear neuronas a partir de células de la piel y el siguiente paso sería hacer que produzcan dopamina.

 

Según Gurutz Linazasoro, neurólogo de la Policlínica de Guipúzcoa, esta terapia celular sería más eficaz que los fármacos que actualmente se utilizan, ya que no tendría sus efectos secundarios y los resultados serían de larga duración.

 

Degeneración progresiva

 

Actualmente existen en España unas 100.000 personas que sufren Parkinson. La previsión es que entre 2025 y 2030 esta cifra se haya duplicado como consecuencia del aumento de la esperanza de vida.

 

La enfermedad de Parkinson es consecuencia de la degeneración progresiva de las neuronas del cerebro encargadas de generar dopamina, el neurotransmisor que informa a los centros de control del movimiento y coordinación del organismo, y en cuya ausencia aparecen los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa, como temblor o debilidad y rigidez muscular.

 

En su fase inicial, un enfermo de Parkinson produce la mitad de dopamina que una persona sana. Cuando la enfermedad está más avanzada, el paciente produce un 95 por ciento menos.

 

En la actualidad, el tratamiento para cubrir esta falta de dopamina consiste en administrar fármacos, como la levodopa y los agonistas dopaminérgicos. “El problema es que estos medicamentos no reponen la dopamina a nivel fisiológico, no hacen que sea el propio organismo del enfermo el que la produzca de forma modulada, lo que conlleva problemas como el on/off, es decir, que hacen que el enfermo esté bien cuando se los ha tomado, pero que cuando baja su efecto y, por tanto, el nivel de dopamina, el paciente vuelve a debilitarse y a sufrir problemas motores”, explica Linazasoro.

 

“Además, los fármacos se distribuyen por todo el cerebro y afectan a otras zonas no deseadas, lo que ocasiona efectos secundarios como problemas psiquiátricos”, añade".

 

Dopamina continuada

 

Con este proyecto se espera obtener células que producirían dopamina de forma modulada y continuada, para después implantarlas justo en la zona del cerebro del paciente afectada.

 

El implante de células productoras de dopamina es una línea de investigación en la que los científicos confían. “Otros equipos están trabajando en ello. Por el momento, se han practicado trasplantes con células que se obtienen de la sustancia negra de fetos y del cuerpo carotídeo”.

 

También se ha trabajado ya con células madre embrionarias trasplantadas a modelos animales, aunque los resultados muestran demasiados efectos secundarios.

 

Estos estudios también han demostrado que el cerebro reacciona y rechaza con gran facilidad el implante de nuevas células. Para evitar el rechazo, los investigadores de este nuevo centro estudiarán técnicas de nanotecnología y nanomateriales que permitan lograr que sobrevivan.

 

Artículos relacionados:

 

¿Avances de la ciencia?: Se podrán crear embriones híbridos de animal y humano

 

En la UE no se aclaran: “Hay que investigar con células embrionarias”, pero “sin destruir embriones”

 

Dos nuevos hallazgos se suman a la lluvia de avances con células madre adultas

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>