En casa, fuera de casa, en el camino‘, por Bernardo Fueyo Suárez

Santo Domingo fue un extraordinario hombre de oración imbuido continuamente en Dios. Eso hacía que en muchas ocasiones sintiera ganas de orar. También…


Santo Domingo fue un extraordinario hombre de oración imbuido continuamente en Dios. Eso hacía que en muchas ocasiones sintiera ganas de orar. También parece que en su oración eran muy importantes los gestos, la posición (erecto, sentado, de rodillas..), la posición de las manos…

Todo ello manifestaba su total entrega a Dios y el deseo de comunicarse con Él con todo su ser. A partir de esa realidad de su vida, atestiguada en el proceso de canonización y que causó honda impresión en sus contemporáneos se escribió, a finales del siglo XIII un relato sobre Los Modos de orar de santo Domingo.

Dicho texto es motivo de especial atención en nuestros días. En parte por el redescubrimiento de la actitud corporal en la vida espiritual y, singularmente, en la oración. Además, dicho relato es uno de los raros documentos gráficos sobre la expresión corporal y gestual en la oración privada durante la Edad Media.

Bernardo Fueyo, dominico, nos ofrece en este libro una traducción del original latino, además de otras traducciones ya existentes, como la de Fray Luis de Granada.

En un amplio estudio preliminar resume el estado actual de la investigación y el resultado de los estudios recientes del autor. Contiene, en primer lugar, lo que hoy conocemos de la historia y formas del relato, y una exploración de la tradición hispana de los Modos.

Además, la edición se ve enriquecida con relatos complementarios como la oración a santo Domingo de Jordán de Sajonia, una amplia bibliografía o un glosario de términos castellanos antiguos.

Por otra parte la parte gráfica, que es una auténtica delicia, reproduce a todo color miniaturas de documentos medievales que nos muestran a santo Domingo en las diferentes posturas de oración.

Sin duda se trata de una valiosísima aportación para la historia de la espiritualidad y de una sugerente lectura para adentrarse en la espiritualidad medieval, a menudo denostada.

Ver también: Domingo de Guzmán, por Alain Quilici

En casa, fuera de casa, en el camino…
Los modos de orar de Santo Domingo
Bernardo Fueyo Suárez
San Esteban
Salamanca 2006
232 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>