En derechos humanos, Amnistía Internacional compara a Rusia con países como Iraq, Afganistán o Cuba

Qué duda cabe que Rusia es un país en democracia que camina hacia el perfeccionamiento de este sistema político. Paralelamente, t…

Forum Libertas

Qué duda cabe que Rusia es un país en democracia que camina hacia el perfeccionamiento de este sistema político. Paralelamente, todavía mantiene presentes algunos roles y tics de su etapa comunista y del centralismo de poder. El propio Gobierno de Putin puede parecerlo, pero una cosa es clara: ha sido escogido por el pueblo a través de las urnas.

La libertad de prensa, por ejemplo, precisa aún de mayor apuntalamiento y algunos periodistas han sufrido persecución por sus ideas. Una persecución que no es oficial aunque pequeños grupos oligárquicos que aún mantienen su cuota de poder la alienten desde la sombra.
Dicho esto, sorprende un estudio realizado por Amnistía Internacional en el que sitúa a Rusia como uno de los peores situados en la defensa de los derechos humanos. No es un hecho baladí, porque la organización opina que solamente Iraq, Afganistán o Sudán respetan en menor medida los derechos humanos de sus ciudadanos.
Los puntos sobre las íes: que Rusia tenga problemas internos que resolver en un proceso de democratización lento no significa que sea un país que oficialmente no defienda ni suscriba los derechos humanos, que es lo que califica este informe de Amnistía Internacional.
Grado de respeto a los derechos humanos
País
Puntuación*
Iraq
5
Afganistán
5
Sudán
5
Rusia
4
Pakistán
4
Irán
4
Arabia Saudí
3,5
Vietnam
3,5
Venezuela
3,5
Egipto
3,5
Cuba
3
Marruecos
3
Túnez
3
Kazajistán
2,5
*Calificación realizada por Amnistía Internacional
La organización puntúa del uno al cinco el grado de respeto a los derechos humanos de los países siendo 5 el peor resultado. Pues bien, supuestamente, Rusia está al mismo nivel que Pakistán e Irán que tienen, como Rusia, cuatro puntos. Además, Venezuela y Cuba, por ejemplo, obtienen mejor puntuación con un tres y medio, y tres, respectivamente.
Sorprende que Amnistía Internacional crea que Arabia Saudí, por ejemplo, tenga menor puntuación que Rusia cuando es un país donde un ciudadano tiene problemas si va a una misa católica, o que Irán tenga la misma puntuación cuando constituye un peligro nuclear incipiente mientras que Rusia hace tiempo que dejó de serlo y colabora en los programas para la desnuclearización de sus arsenales junto con Estados Unidos.
En Rusia se gobierna en democracia, la política asume grados de normalidad relativas a la vez que la justicia, a la que se le presupone una independencia hasta el momento no contrariada por algún escándalo difundido. Cabe destacar que Rusia es muy imperfecta, pero que ha evolucionado mucho y no es admisible una opinión al respecto fruto de una deriva guiada por prejuicios post Guerra Fría.
Hazte socio

También te puede gustar