En un lugar de Estremadura

Impresiones veraniegas vacacionales

Iglesia parroquial de Moita dos Ferreiros

En un lugar de Portugal en la región lusitana de Estremadura (con s y no con x) han transcurrido mis vacaciones estivales 2017. Regresé ayer viernes a última hora de la tarde. Es un lugar del que sí quiero acordarme y recordar. Adscrito a la Vila da Lourinhấ hay ocho núcleos de población o freguesias adheridos a ella. Es una amplia zona agrícola de 146 Km2 y 25000 habitantes, orientada hacia y cerca del Océano Atlántico. Algo así como la comarca del Vallés en la que resido cercana al mediterráneo Maresme. Algo más así como las extensas llanuras agrícolas de Tarragona cercanas al Mediterráneo. Amplia zona entre viñedos cuidados, plantaciones de calabazas de campeonato, y árboles frutales como manzanos, perales y otros. Radica a 60 Km al norte de Lisboa.

 

Tuve la ocasión de acudir a Fátima dos veces. Primera vez que acudo a este santuario mariano. Es un lugar a medio camino entre Lisboa y Fátima. Radica en el término vecinal más oriental de Moita dos Ferreiros. Andando tenía muy cerca la ermita de la Misericordia. La lengua portuguesa se entiende bien. Como también entienden los vecinos locales la lengua española. Lugares atlánticos como Peniche y Nazaré fueron debidamente visitados. Poblaciones como Bombarral, Óbidos y Caldas da Rainha han sido familiares.

 

Salvo cuatro primeras noches en Miranda da Douro, fue un acierto penetrar en Portugal desde la salmantina Ciudad Rodrigo. La ciudad de Salamanca es encantadora. Viendo el canal 3 de la TVP he estado al corriente de lo acaecido en Barcelona. Siempre he pensado que esto de embestir con un vehículo a quien pille por delante el lugar ideal en Barcelona serían Las Ramblas. Era lugar de obligado paseo con mi esposa cuando era mi novia. Vivía a 100 metros de ella. A 100 metros de la Rambla de les Flors.

 

El fanatismo iconoclasta, cobarde que no guerrero, es totalmente incapaz de enfrentarse armas en la mano contra un ejército o cuerpo de seguridad en formación. Utiliza el recurso cobarde de arremeter contra la población. No viene propiciado por la fe en el Corán y en el Islam. Enfrente no encuentra ni busca a ningún cuerpo de seguridad en pie de guerra defensiva. La pregunta que nos debiéramos formular todos es cuál sería nuestra reacción si nos encontrásemos en un fregado de esta calaña. Me viene constantemente a mi memoria la reacción de aquel joven maduro no tan joven que salió a patinar. Plantó cara inmolando su vida. Con su actuación impidió el asesinato de otros transeúntes. No tuvo otra opción.

 

Muchas veces los miembros de seguridad son las primeras víctimas. Agacharse y esconderse es en principio lo más prudente. Plantar cara no siempre es factible. No hay que dejarse llevar por gestos emocionales. Ahora bien: Si yo me encuentro al volante ¿qué haría? Seguro que el vehículo sería un buen parapeto entre la chusma armada y la población agredida. Estos hechos pueden acontecer y acontecen en cualquier lugar. Seguir las recomendaciones de las autoridades es lo más prudente. Pero sin olvidar jamás que, sin dejar de llorar y rezar, debemos todos plantar cara a este mal lapidante que recibe el nombre genérico de fundamentalismo islámico.

 

Me ha faltado tiempo para acercarme a la vecina ciudad de Torres Vedras. En su día promoví un intercambio coral con la coral infantil local y el Cor Infantil L’Esquellerinc en mi calidad de Secretari. De Portugal, aparte de los incendios forestales constantes, destaco tres cosas: a) no he visto población musulmana. b) en las playas no he visto ni una sola escena de top less. c) Tanto en Moita dos Ferreiros como en Miranda da Douro se atiende con fidelidad la liturgia de la Iglesia, con presencia de coro parroquial que sabe cantar y laicos y laicas que se implican en la liturgia.

 

PD 1. Mejor esta foto presente en internet que una foto de móvil.

PD 2. Es una gozada presenciar la puesta del sol en el Océano Atlántico en día soleado y filmarla la primera vez con mi móvil.

PD 3. Es una imprudencia pasear por la playa norte de Nazaré. Es un lugar para surfistas de alto nivel. Me tuve que enterar en Fátima que un matrimonio de mi quinta que hizo esto resultó engullido por las olas. Nadie toma el sol en esta playa aunque luzca mucho el sol y no se vean olas. Un vecino portugués local me precisó que alcanzan los 30 metros y que en la playa o praia local digamos sí apta para el baño alcanzan los 5 metros.

PD 4. Cuelgo este escrito con la música de fondo de una manifestación en Barcelona esta tarde de la que me he enterado al encender el televisor hace un rato. ¿De qué y de quiénes no tenéis miedo sres. conciudadanos, sres. políticos y sres contertulios? ¿La paz cuál y a qué precio? SI VIS PACEM PARA BELLUM. Eso me enseñaban en el cole en mi ciudad natal de Barcelona.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    Aparte de la gasolina, dos noches intermedias a la ida y al regreso en habitación doble a razón de 50 euros cada una y cuatro noches iniciales matrimoniales en Miranda da Douro al mismo precio, las seis con desayuno incluido, que nadie piense que voy de millonario. Ha sido una estancia en régimen de acogida con una familia portuguesa, con algunos gastos de restauración en los desplazamientos locales en Portugal. Familia portuguesa amiga a partir del primer día. Y por tanto inicio de una nueva amistad. La amistad no tiene fronteras.

  2. 2

    Las autopistas portuguesas tienen un coste irrisorio. Las autovías de Castilla son muy placenteras. De Fraga a Zaragoza y viceversa la autopista es muy económica. De Catalunya a Fraga y viceversa lo rentable es el desplazamiento por carretera y no por autopista. La carretera nacional de Aranda de Duero a las puertas de Zaragoza vale la pena recorrerla a la calma.

  3. 3

    Dejas la carretera en Mequinenza y coges la autopista. Al regreso dejas la autopista en la salida 5 después de Fraga y coges la autovía. El tramo de Zaragoza al Moncayo y viceversa lo haces por autopista y no por carretera. De este modo evitas entrar en grandes ciudades. Otra cosa es visitar Lisboa. Lo dejo para otra ocasión, pues en vacaciones huyo de las grandes ciudades. El objetivo era una convivencia en zona agrícola portuguesa muy cercana al Océano Atlántico y al Santuario de Fátima,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>