Encuentran 1.200 esqueletos en las catacumbas romanas, quizá de antiguos cristianos

“Lo que hemos encontrado es muy emocionante”, dice Raffaella Giuliani, inspectora jefa de la Comisión Pontificia para la Arqueología Sacra y superviso…

“Lo que hemos encontrado es muy emocionante”, dice Raffaella Giuliani, inspectora jefa de la Comisión Pontificia para la Arqueología Sacra y supervisora de la investigación, en la que trabajan equipos de la Universidad de Burdeos. “Normalmente ponían dos o tres cuerpos en agujeros excavados en la roca de las catacumbas. Pero aquí tenemos varias habitaciones llenas de esqueletos”.

 

Se calcula que puede haber unos 1.200 cuerpos.

 

Vestían ropas elegantes, muchos con hilos de oro, envueltos en sábanas y cubiertos de limo. Era bastante común en los enterramientos cristianos antiguos, una forma de higiene, y los cuerpos también estaban untados con especias balsámicas. Todo esto muestra un gran respeto y dignidad concedido a los muertos”.

 

El descubrimiento se ha hecho en la catacumba de San Pedro y Marcelino, en la antigua Vía Labicana, al sureste de Roma. Ambos fueron mártires de la persecución de Diocleciano. 

 

“Estamos intentando averiguar si los esqueletos se enterraron aquí después de una epidemia o desastre natural. El examen inicial no parece señalar un trauma violento, pero no podemos descartarlo”, dice Giuliani.

 

“Es posible que fueran perseguidos y matados por los romanos y enterrados aquí por compañeros cristianos; no lo sabemos”, conjetura la arqueóloga.

 

En declaraciones al diario escocés THE SCOTSMAN, el profesor Andrew Wallace Hadrill, director de la British School de Roma y especialista en historia antigua dice: “es muy infrecuente que los esqueletos vistan togas caras; eso apunta a que estemos hablando de clases superiores de la Roma antigua. En esa época Roma tenía un millón de habitantes; es posible que los matase una enfermedad de la que no sabemos nada”.

 

Sin embargo, en las clases altas de la sociedad romana era costumbre incinerar los cuerpos. Los cristianos, por su fe en la resurrección de los muertos y su visión del cuerpo como un lugar sagrado que habita el Espíritu Santo preferían enterrarlos, esperando el día de la Resurrección de la Carne, como se repite cada día en misa por todo el mundo.

 

Aunque THE SCOTSMAN adelantó que podían ser cuerpos del siglo I, en LA REPPUBLICA la arqueóloga afirma que las monedas encontradas y los análisis de Carbono 14 sobre los tejidos (no los cuerpos) apuntan a la primera mitad del siglo III. Quizá son de cien años antes de la despenalización del cristianismo con Constantino.

 

El gran misterio es: ¿qué causó la muerte de tantas personas,  tan apresuradamente enterradas todas juntas, eso sí, convenientemente amortajadas y lloradas? ¿eran todas cristianas? ¿Cuánto podrán decirnos estos cuerpos de la vida en la antigua Roma, su fe y sus creencias?

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>