Encuentro con Dios

Jesucristo es la Palabra de Dios, que ilumina, vivifica y transforma la vida de toda persona que se pone en contacto con Él. Es el manantial de…

Forum Libertas

Jesucristo es la Palabra de Dios, que ilumina, vivifica y transforma la vida de toda persona que se pone en contacto con Él. Es el manantial de agua pura y cristalina, capaz de calmar la sed y dar la vida eterna a la humanidad sedienta. Pero la gran masa desconoce esto o prefiere ir a saciar su sed en las charcas o los cenagales del camino. Las consecuencias son evidentes y desastrosas para los individuos, las familias y la sociedad. Si Cristo es la LUZ del mundo, quien no le sigue, anda en tinieblas. Si Cristo es el CAMINO, quien le ignora, anda despistado y desnortado por la vida. Si Cristo es la VERDAD, quien no le escucha vive en el error. Si Cristo es la VIDA, el que le vuelve la espalda está en la muerte. Esta es la tragedia del hombre y de la humanidad y la causa de todas las desgracias que sobrevienen a los humanos. Jesús vino a los suyos como SALVADOR del mundo y éstos han preferido buscarse otros salvadores en la ciencia, la técnica, el progreso, la política, etc. Centrándose en si mismos y no abriéndose a Dios. En una palabra, la causa de todas las desgracias que nos anegan, radica, fundamentalmente, en el olvido de Dios. A más de un lector le podrá parecer esta rotunda afirmación, algo simple y elemental. Le invitaría a un momento de reflexión…Piense lo que es y ha sido su propia vida en su relación con Cristo hasta el presente y que luego, ratifique o rectifique. Todo el que no se cierre a Cristo, tiene en su mano la oportunidad de cambiar su vida y experimentar que la fuente de la autentica felicidad, también la que esperamos aquí abajo, está, no en el olvido de Dios, sino en el encuentro con Él a través de la oración, la meditación de su palabra, los sacramentos y el amor al prójimo.

Hazte socio

También te puede gustar