Encuesta Mundial de Valores: La Iglesia es la institución que genera mayor confianza

Los datos contenidos en la Encuesta Mundial de Valores 1999-2002 vienen a determinar que se está produciendo un importante proceso de cambio cultural…

Los datos contenidos en la Encuesta Mundial de Valores 1999-2002 vienen a determinar que se está produciendo un importante proceso de cambio cultural en las sociedades más avanzadas. El informe sostiene que estas sociedades, una vez alcanzados unos niveles óptimos de desarrollo económico, han emprendido el camino hacia la posmodernidad. Los valores materialistas, en los que la seguridad física y económica son una prioridad, han quedado relegados por valores postmaterialistas, que ponen el acento en la libertad de elección y en la autoexpresión. Se produce, pues, un alejamiento aún mayor de los valores que constituyen el pilar básico de las sociedades tradicionales. Según el estudio, el cambio de valores viene determinado básicamente por dos factores determinantes: el desarrollo económico y la historia cultural, con la religión como componente esencial. A pesar de la considerable secularización de la sociedad, la Iglesia es la institución que más confianza suscita entre los encuestados, con un 64 por ciento, en contraposición a la que menos confianza merece, los partidos políticos, con un 30 por ciento.

 

La Encuesta Mundial de Valores 1999-2002 ha sido elaborada por Ronald Inglehart, catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Michigan y presidente de la Asociación para la Encuesta Mundial de Valores, y el informe se ha publicado con la colaboración de la Fundación BBVA. La encuesta, realizada a un total de 200.000 personas, examina los valores y creencias de ciudadanos de 81 países, que concentran el 85 por ciento de la población mundial, y remite a actitudes básicas de los ciudadanos con respecto a la política, la economía, la religión, la conducta sexual, el rol de la mujer, los valores familiares, las identidades colectivas, la participación ciudadana, la protección del medioambiente, el progreso científico, el desarrollo tecnológico, la felicidad humana y otras cuestiones éticas.

 

La religión, fundamental en la mayoría de países

 

Como se puede observar en la figura 6 (obtenida, al igual que las otras 2, del informe publicado por la Fundación BBVA), la gran mayoría de ciudadanos encuestados –la gran mayoría de países- supera ampliamente el 50 por ciento cuando se les pregunta si encuentran consuelo y fortaleza en la religión. España, que según otras encuestas se declara católica en un 83,43 por ciento, se sitúa en la tabla tan sólo con un 54 por ciento, mientras que los dos extremos de la figura 6 muestran a Suecia, con un 33 por ciento, y a Egipto, con un 100 por cien. Superan el 70 por ciento, en orden ascendente, países como Italia, Chile, Grecia, Argentina, Estados Unidos, Croacia, Polonia, India, Rumanía, Sudáfrica, Brasil, México, Turquía, Uganda, Tanzania, Pakistán, Nigeria y Marruecos, que también está situado en un 100 por cien. Por debajo del 50 por ciento, en orden descendente, están Australia, Hungría, Eslovenia, Reino Unido, Francia, Japón y Dinamarca, al igual que Suecia, con un 33 por ciento. Lo primero que se observa es que los ciudadanos del mundo islámico, Latinoamérica y África subsahariana obtienen en la religión consuelo y fortaleza, mientras que en Europa occidental, Europa del Este y Asia tienden a conceder un papel más limitado a la religión. Destaca el contraste del resultado obtenido en Estados Unidos que, a pesar de estar en la cabeza de los países más desarrollados, tiene un sistema de valores muy tradicional, con un 80 por ciento que le otorga un papel esencial a la religión. Sus niveles de religiosidad y orgullo nacional son comparables a los que muestran los países en desarrollo. 

Máxima confianza para la Iglesia

 

Cuando se pregunta a los ciudadanos por la confianza que les merecen los partidos políticos, el Parlamento, la Prensa, las grandes empresas, el Gobierno, las Fuerzas Armadas y la Iglesia, tal como indica la figura 8, a la derecha del artículo (se puede ampliar la imagen haciendo clic sobre la tabla), se puede advertir que la Iglesia es la institución que más confianza genera en el mundo, aunque luego las diferencias entre países observadas en la figura 9 señalen variables significativas entre estos países. Como destacábamos arriba, los partidos políticos son los que salen peor parados, con tan sólo un 30 por ciento de confianza por parte de los ciudadanos. Le siguen el Parlamento con un 41 por ciento, la Prensa con un 44 por ciento, las grandes empresas con un 47 por ciento, el Gobierno con un 50 por ciento, las Fuerzas Armadas con un 61 por ciento y las Iglesias con un 64 por ciento, en lo alto del ranking.

 

Cuando analizamos los diferentes países, podemos observar que confían en la Iglesia más del 90 por ciento de los ciudadanos de Marruecos, Indonesia, Nigeria, Tanzania y Jordania. Se supera el 70 por ciento en orden ascendente en Turquía, Brasil, Estados Unidos, Chile, India, México, Suráfrica, Egipto, Irán, Pakistán y Uganda. De nuevo Estados Unidos, con su 75 por ciento, sorprende por su contraste con otros países desarrollados que están por debajo del 50 por ciento, como Francia, Suecia, Australia, Alemania, Austria, Reino Unido y Holanda, entre otros. España, que siempre se había considerado un país tradicional, se sitúa en un 42 por ciento y provoca un contraste a la inversa que Estados Unidos, si tenemos en cuenta el porcentaje de ciudadanos españoles que se declara católico, ése 83,43 por ciento que comentábamos antes, y que siempre se había considerado un país tradicional. Un último apunte: el resultado de la encuesta también nos viene a decir que, aunque la secularización se está asentando en la mayoría de países ricos, el número de personas religiosas parece estar aumentando en el resto del mundo.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>