El envejecimiento frena el crecimiento en la zona euro: España, uno de los países más afectados

La productividad española también se ve afectada por la caída de los activos, la población en edad de trabajar, que en conjunto ha reducido el mercado de trabajo en 140.000 personas en un año

El envejecimiento de los trabajadores reduce la productividad El envejecimiento de los trabajadores reduce la productividad

El progresivo envejecimiento de la población española es motivo de preocupación por diversas causas, entre ellas el incremento de la desigualdad entre nuestros mayores, como advertía Cáritas en octubre de 2015, o sus efectos sobre el sistema de pensiones, que tiene ante sí un futuro prácticamente insostenible.

Al mismo tiempo, España es uno de los países más afectados en la zona euro por el envejecimiento de los trabajadores, que frena cada vez más el crecimiento de la productividad, según constata un estudio publicado el pasado 17 de agosto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y realizado por el grupo de expertos Shekhar Aiyar, Christian Ebeke y Xiaobo Shao.

En ese sentido, a una población cada vez más envejecida se suma el hecho de que la productividad española también se ve afectada por la caída de los activos, es decir la población en edad de trabajar, que en conjunto ha reducido el mercado de trabajo en 140.000 personas en un año.

España trabaja más horas que la mayoría de los países más competitivos pero con una menor productividad por hora

España trabaja más horas que la mayoría de los países más competitivos pero con una menor productividad por hora

Ranking de productividad en la UE

Pero, en relación a la productividad en España, ¿cuál es su actual situación entre los países de su entorno?

La productividad de España, al mismo nivel que la de la media de la UE-28

La productividad de España, al mismo nivel que la de la media de la UE-28

Si observamos la tabla que acompaña esta información, se puede ver que la posición de España, en cuanto a

su productividad por hora en unidades de producción (99,8), está prácticamente al mismo nivel que la de la media de la UE-28 (100), aunque los países más competitivos de su entorno la superan. En la tabla también aparecen entre paréntesis las horas trabajadas.

Por encima de España, liderando este ranking, aparece Luxemburgo, con una productividad por hora de 184,9 unidades de producción, seguido de Irlanda (138,1), Francia (127,7), Países Bajos (127,4), Alemania (126,9), Austria (117,1), Suecia (114,3), Reino Unido (101,3), e Italia (100,6).

Por debajo y a una cierta distancia, República Checa (74), Portugal (68,8), Grecia (68,2), Hungría (64,4), o Estonia (62,2), entre otros.

La amenaza del envejecimiento

Sin embargo, paralelamente al envejecimiento de la población en general, se está observando que “la fuerza de trabajo en la zona euro también está envejeciendo”, advierte el estudio del FMI.

“Esto podría provocar un descenso del crecimiento de la productividad en los próximos años, planteando así otro desafío de política económica para los gobiernos, que ya están lidiando con los legados de la crisis, incluidos los elevados niveles de desempleo y deuda”, añade el estudio.

El FMI prevé que “el número de jubilados aumentará con respecto a las personas en edad productiva (15–64) en la región”. Sin embargo, preocupa tanto o más que “la edad promedio de las personas dentro de la fuerza de trabajo se incrementará: se proyecta que la proporción de trabajadores de 55 a 64 años aumentará en un tercio, del 15% al 20% en los próximos 20 años”, según se observa en el siguiente gráfico.

El envejecimiento de la fuerza de trabajo en la UE-28 aumentará un tercio en los próximos veinte años

El envejecimiento de la fuerza de trabajo en la UE-28 aumentará un tercio en los próximos veinte años

Para valorar cuál puede ser el impacto de este envejecimiento de los trabajadores, cabe recordar que los niveles máximos de productividad se suelen dar en una franja de edad que se sitúa entre los 30 y los 50 años, con lo que, con la actual situación de envejecimiento entre los trabajadores de 55 a 64 años, “está claro que la productividad promedio se verá afectada por los cambios en la distribución por edad”, señala el estudio.

Al respecto, aunque “los años acumulados de experiencia laboral pueden hacer que los trabajadores de mayor edad sean más productivos, […] la salud más frágil y las competencias obsoletas de estos trabajadores podrían reducir su productividad, por lo menos más allá de cierto umbral”, añade.

De hecho, “los estudios coinciden en que la productividad aumenta con la edad en una primera etapa, alcanzando su nivel máximo a los 40 o 50 años, y luego disminuye”, subraya.

Datos empíricos

El FMI ha utilizado datos de una muestra de países europeos entre 1950 y 2014 para examinar la relación entre el envejecimiento de la fuerza de trabajo y la productividad de la mano de obra, y ha observado que “el envejecimiento de la fuerza de trabajo reduce considerablemente la producción por trabajador”.

Así, “un aumento de cinco puntos porcentuales de la proporción de trabajadores de 55–64 años está asociado con una disminución de la productividad de la mano de obra de alrededor del 3%”, advierte.

La PTF, un motor afectado

El estudio explica también cómo el envejecimiento afecta a la productividad total de los factores (PTF), que mide la eficiencia con la cual una economía convierte los insumos en productos. “A largo plazo, la PTF es con gran diferencia el motor más importante del crecimiento económico”, aclara.

“Observamos que la PTF es el principal canal a través del cual el envejecimiento de la fuerza de trabajo afecta a la productividad de la mano de obra. En particular, un aumento de 5 puntos porcentuales de la proporción de trabajadores de 55–64 años está asociado con una disminución de la PTF de entre el 2% y el 4%”, destaca.

España, entre los más afectados en la zona euro

Para ilustrar en qué medida el envejecimiento impacta en la PTF, el estudio muestra un gráfico en el que se observa que “el crecimiento promedio de la PTF en la zona del euro será de alrededor del 0,8% anual”. Y “podría ser mayor en un 0,25% —es decir, la PTF podría aumentar en alrededor del 1% anual—si no tenemos en cuenta el efecto del envejecimiento de la fuerza de trabajo”.

El crecimiento promedio de la PTF es menor debido al envejecimiento

El crecimiento promedio de la PTF es menor debido al envejecimiento

“Este resultado contrasta fuertemente con Estados Unidos, donde no se proyecta que la fuerza de trabajo envejezca (de hecho, se proyecta que sea ligeramente más joven), y, por lo tanto, el impacto sobre la PTF es poco significativo”.

“Es preocupante que algunos de los mayores efectos negativos sobre la productividad recaerán en los países que menos se lo pueden permitir, como Grecia, España, Portugal e Italia”, advierte el estudio.

“Estos países ya tienen elevados niveles de deuda y escasos márgenes de maniobra de política fiscal, y necesitan un rápido aumento de productividad para mejorar la competitividad y reducir el desempleo”, considera.

¿Cómo mitigar el efecto envejecimiento?

Al mismo tiempo, el FMI plantea algunas medidas políticas que pueden mitigar el efecto del envejecimiento sobre la productividad, como se ve en este tercer gráfico.

EL FMI hace algunas propuestas para paliar los efectos del envejecimiento sobre la productividad

EL FMI hace algunas propuestas para paliar los efectos del envejecimiento sobre la productividad

Potenciar el sistema de salud en la medida de lo posible es una de esas medidas: “una mejora suficiente de este indicador tiene el potencial necesario para reducir sustancialmente los efectos negativos del envejecimiento sobre la productividad”, señala.

Al mismo tiempo, propone políticas activas en el mercado de trabajo, en el que la formación continua sea una constante que reduzca la brecha tecnológica que en la mayoría de casos acumulan los trabajadores de más edad.

“Otras políticas públicas —como reducir la diferencia entre los ingresos brutos y los ingresos después de impuestos rebajando la tasa impositiva sobre el empleo marginal, e invertir en investigación y desarrollo— también pueden ayudar”, concluye el FMI.

Cansados de esperar una oportunidad, muchos parados se retiran del mercado de trabajo

Cansados de esperar una oportunidad, muchos parados se retiran del mercado de trabajo

Caída de activos

Por otra parte, otro problema que se suma al envejecimiento de los trabajadores es la caída de los activos, es decir del número de personas en edad de trabajar, según advertía el pasado 29 de julio Josep Oliver Alonso, catedrático de Economía Aplicada (UAB), en un artículo de opinión publicado en La Vanguardia.

En su artículo “EPA: caída de activos”, Oliver destacaba “la contracción de los activos y, muy especialmente, de la población en edad de trabajar (16-64 años)”.

“Esta se ha reducido en los doce últimos meses en unas 122.000 personas (un importante -0,34%), al tiempo que los activos todavía se han contraído más (un -0,61%), reflejo de una disminución de la tasa de actividad. En suma, hoy hay en el mercado de trabajo español casi 140.000 individuos menos que hace un año”, subrayaba.

“Si a la creación de empleo se suma la caída de activos el resultado es una reducción más elevada del paro. Que es lo que ha sucedido: una caída cercana a los 575.000 desempleados, de los que una cuarta parte reflejan la contracción de los activos”, añadía.

“Tomen nota acerca la pérdida de activos, en especial de los de la cohorte de 25 a 39 años. Anticipa que, más pronto que tarde, nos vamos a encontrar con tensiones en algunos segmentos del mercado de trabajo”, concluía.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>