Erdogan sostiene que el Islam no puede “dialogar” con otras religiones

El presidente turco, que aspira a llevar a su país a formar parte de la Unión Europea, se pregunta: “¿Cómo es posible tener relaciones entre fés? ¿Cómo podemos hacer que el islam tenga un diálogo con otras religiones? ¿Eso posible?”

El islam no puede dialogar con otras religiones, según el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Así se desprende de sus palabras, el jueves ante el Parlamento de Pakistán. Erdogan, en permanente campaña contra su enemigo político, Fethullah Gülen, al que acusa del intento de golpe de Estado del 15 de julio, dijo que este “era capaz de establecer un diálogo con el Vaticano. ¿Cómo es posible tener relaciones entre fés? ¿Cómo podemos hacer que el Islam tenga un diálogo con otras religiones? ¿Eso posible? Pero esa persona –es decir, Gülen- dice que es posible”. Así lo ha divulgado la web turca en inglés Turkish Minute en información que recoge el diario La Vanguardia.

En otro momento de su discurso ante las dos cámaras del Parlamento pakistaní, Erdogan acusó a Occidente de estar ayudando al Estado Islámico. “Occidente está ayudando a Daesh (o Estado Islámico). Se han recuperado armas (del grupo terrorista) con conexiones con Occidente”. El presidente turco añadió además que otros grupos que quieren desestabilizar Turquía y a los musulmanes cuentan con el apoyo de Occidente y el Vaticano, como la cofradía de Fethullah Gülen. “Aquellos que quieren desestabilizar Turquía y el mundo musulmán están apoyados por Occidente y tienen vínculos con el Vaticano”, afirmó.

Para cuadrar esta aseveración, Erdogan dijo que el Estado Islámico y Al Qaeda están dañando “solo” a los musulmanes. “Las organizaciones terroristas están dañando al iIlam y a los países musulmanes… Y todo el mundo sabe que Occidente les está ayudando”.

Hay que recordar que Pakistán sufre desde hace años el azote de los islamistas radicales, principalmente de los talibanes pero ahora también de células que se dicen vinculadas al Estado Islámico. Ambos grupos han llegado en fechas recientes a competir por la autoría de atentados en Beluchistán, como el que mató a 41 personas en un santuario sufí el 12 de noviembre y el ataque a una comisaría el 24 de octubre, con 60 muertos.

El presidente turco llegó a Islamabad el pasado miércoles, en visita de dos días. Parte de sus objetivos era insistir en que Fetö, la organización del imán Gülen, “es una amenaza para la seguridad de Pakistán”. Precisamente la víspera de la visita el Gobierno pakistaní, según Turkish Minute, pidió a los profesores y el personal (unas 108 personas) de 23 escuelas –de un total de 28 colegios e institutos- que la fundación de Gülen tiene en Pakistán, que abandonen el país para el 20 de noviembre.

Erdogan se mostró complacido por esta medida, pero criticó en su discurso a los periodistas y columnistas pakistaníes que se manifestaron contra ella.

Las afirmaciones de Erdogan sobre un supuesto apoyo occidental a los yihadistas y sobre la imposibilidad de un diálogo del islam con otras religiones se contradice con su reciente invitación a Donald Trump –que ha exhibido un notorio discurso antimusulmana- a visitar Turquía.

El motivo sería una aparente disposición del presidente electo a conceder la extradición de Fethullah Gülen, que reside en Pensilvania. Trump no lo ha dicho explícitamente, pero sí lo ha hecho uno de sus principales asesores, el general retirado Michael Flynn, que sonó como futuro jefe del Pentágono pero que probablemtente, según The New York Times, acabará como consejero presidencial de seguridad nacional.

El general Flynn, antiguo jefe del servicio de inteligencia militar (DIA) publicó, el mismo día de las elecciones presidenciales, un artículo en The Hill en el que empezaba diciendo que “Turquía es nuestro más fuerte aliado en la lucha contra el Estado Islámico y una fuente de estabilidad en la región”, y que el principal obstáculo en las relaciones bilaterales “es Fethullah Gülen, un oscuro mulá (…) a quien el expresidente Clinton llamó una vez su ‘amigo’ en un conocido vídeo”.

Se dice que Flynn tiene intereses en Turquía a través de una consultora con clientes próximos a Erdogan.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>