Es Rajoy quien debe dimitir y no Gallardón

El presunto fraude, en el sentido de que todavía no se ha consumado, que puede cometer el Gobierno del PP al no atreverse a presentar la ley en…

El presunto fraude, en el sentido de que todavía no se ha consumado, que puede cometer el Gobierno del PP al no atreverse a presentar la ley en defensa del hijo no nacido, comporta responsabilidades políticas de primer orden, y quien las debe asumir en primer término es el presidente Rajoy, si se cree incapaz de sacar esta ley hacia adelante. Cuando uno es políticamente impotente se va a casa, lo contrario es condenar al PP a una lenta agonía que se consumará en las próximas generales, y tendrá su prólogo en las municipales. Fue el presidente del Gobierno el responsable de llevar este compromiso en el programa electoral, fue él quien encargó a Gallardón que elaborara el proyecto de ley, y fue su Consejo de Ministros quien lo aprobó. El incapaz no es Gallardón sino quien se comprometió, encargó e hizo aprobar la iniciativa: Rajoy. Y si no se va a casa es allí donde lo enviaremos nosotros.

Porque no es admisible- mejor dicho es considerarnos estúpidos- afirmar que no tiene suficiente consenso. ¿Qué consenso tuvo la reforma laboral, que alteró los cimientos de la situación de los trabajadores? Y lo aprobaron contra viento y marea. ¿Qué consenso tuvo su inútil legislación sobre los dolorosos desahucios?, ¿y la subida de impuestos? La única respuesta a tamaños argumentos es de anuncio publicitario. ¡Que no nos tomen por tontos! Cuando les interesa, el consenso les importa poco.

Hay tres alternativas: la primera, que se supere la incertidumbre y el proyecto de ley sea finalmente presentado; la segunda, que no lo haga y Rajoy asuma el coste político con su dimisión; la tercera, que se niegue a asumirlo y, en este caso, nosotros no podemos permanecer indiferentes. Basta ya de voto cautivo, de escuchar a las plañideras de la derecha diciéndonos "es que vendrá el Coco, y se nos comerá", es decir, el PSOE. Si viene al PSOE es mejor tener al adversario delante que infiltrado y hurgando en las sacristías. Lo repito, quien ha consolidado todos los desastres de Zapatero es Rajoy, que siendo alternativa ha asumido toda su legislación. Necesitamos un revulsivo, los gobiernos son fugaces, la culturas no, y en la que impera ahora en el ámbito político, por lo que se refiere al cumplimiento de la ley natural, es lo mismo el PSOE que el PP. Que unos se dediquen a visitar a obispos y autoridades eclesiásticas y los otros enseñen el colmillito no cambia nada. Al contrario, el PP adormece a los católicos. ¿Es necesario recordar el cuento de la ranita? No se la cocina con agua hirviendo porque pega un salto de no te menees, sino templada para que poco a poco se adormezca; y así logran, calentando más y más, dejarla-dejarnos hervida. Si se consuma el fraude, los que tengan vocación de rana que sigan votando al PP, pero para quienes sostengan con dignidad su creencia solo el negarles el voto tiene sentido.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>