Escritos sociológicos 1, de Theodor w. Adorno

La editorial Akal ha acometido el ingente esfuerzo de publicar las obras completas de Adorno. En formato de libro de bolsillo han sido preparados 23 v…

La editorial Akal ha acometido el ingente esfuerzo de publicar las obras completas de Adorno. En formato de libro de bolsillo han sido preparados 23 volúmenes que ofrecerán al lector español la posibilidad de acceder a uno de los pensadores sociales más desconocidos, aunque no por ello citado. La doble vertiente de sociólogo y musicólogo, hacen de Adorno un inquieto personaje capaz de pensar en términos culturales y sociales al mismo tiempo.
 
Quizá por eso encontramos especialmente atractiva su tesis sobre la cultura de masas que ha generado el capitalismo. Desde una postura que se ha venido a llamar el marxismo crítico, Adorno quiere contextualizar los parámetros históricos que permitan un reflexión sociológica adecuada. De hecho, estos parámetros configurarán la tesis básica que encontramos a los largo de su extensa obra.
 
Para Adorno el arranque de la libertad, tal y como la entendemos hoy en día, está indisolublemente unida a la Ilustración. Pero la Ilustración contenía en sí misma el germen del totalitarismo. Liberada a sus propias energías, y –según Adorno- ausente el espíritu crítico, la Ilustración se vio abocada a la creación de formas de esclavitud. El hombre se vio sometido a la al despersonalizado criterio del cálculo y la utilidad; ganancia e interés se transformaron en los referentes de toda acción humana incluyendo la cultura. Así, para Adorno, la sociedad burguesa es el reflejo de este totalitarismo encubierto de la Ilustración. Por ello, la sociología debe transformarse en “sociología crítica”.
 
Nuestro sociólogo no pudo desprenderse de esta necesidad de configurar una sociología contra el capitalismo dominante y su cultura de masas,. De estas premisas arrancaron obras míticas como La personalidad autoritaria (1950) en la que Adorno examina las relaciones entre fascismo, racismo y psicología individual. Pero el posicionamiento neomarxista de una sociología crítica, llevó a Adorno a poner los fundamentos del hundimiento del marxismo clásico. Una “teoría crítica” debía poner en relieve las exigencias de lo particular sobre lo universal: “el antídoto de la filosofía es el desencantamiento del concepto; evita su crecimiento incontrolado, el que se convierta en absoluto”.
 
Todas estas premisas las encontramos reflejadas en la obra que presentamos. Quizá destacaríamos, a modo de ejemplo, las reflexiones sobre la Teoría de la pseudocultura.  Estamos ante un texto incisivo donde se desborda la teoría marxista de la cultura en cuanto superestructura. Adorno, para reivindicar un legítimo sentido a la cultura, propone la comprensión de lo que es una pseudocultura. Por eso, afirma, “el despliegue de las fuerzas productivas materiales, no redunda en absoluto en beneficio del intelectual”.
 
La propia pseudocultura, materializada en nuestra cultura de masas, impide “tomas de conciencia” a las clases sociales dominadas. La pseudocultura, entendida como un acercamiento a la cultura a través de una vulgarización de la narrativa, de la música o del conocimiento histórico, de la que tanto alarde hacen hoy los “amigos de la humanidad”, vendría a ser “una conciencia enajenada” o “una explosión de la barbarie”.
 
Otros motivos que encontrará el lector en esta primera parte de sus escritos sociológicos, serán la conceptualización de las clases sociales, la consideración del modelo freudiano para entender el modelo de propaganda fascista, discusiones de teoría sociológica o acercamientos a la comprensión del capitalismo. Todo un empaque sociológico para el lector más exigente.
 
Escritos sociológicos I
Theodor W. Adorno
Traducción de Agustín González Ruiz
Akal
543 pags.
18 euros
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>