Esopo habla al siglo XXI: El buen rey león

Nueva ‘fábula fabulosa’ de Esopo que nos recuerda que “en el corazón del hombre sigue habiendo una fibra sensible, un …

Nueva ‘fábula fabulosa’ de Esopo que nos recuerda que “en el corazón del hombre sigue habiendo una fibra sensible, un poco de humanidad, un sello de ese origen divino” que ya descubrieron sus compatriotas Platón y Aristóteles.

El buen rey león nos lleva a la siguiente conclusión: “Nunca pierdas la esperanza de que el bien triunfará, aunque no por ello dejes de luchar y vigilar”.

El buen rey león

“Había un león que no era enojoso, ni cruel, ni violento,

sino tratable y justo como una buena criatura,

que llegó a ser el rey.

La tímida liebre dijo entonces:

-He anhelado ardorosamente ver llegar este día,

a fin de que los débiles seamos respetados

con justicia por los más fuertes.

E inmediatamente corrió lo mejor que pudo”.

Mi buen amigo Esopo: ¿Es posible lo que narras en tu fábula? ¿no será una ilusión demasiado utópica, y nunca realizable? Hace años disfruté viendo una película italiana que narra los posibles e imposibles de un padre para hacer “digerible” la vida de su pequeño en un campo de concentración. Sí, efectivamente, La vida es bella. Guido, un italiano descendiente de judíos, vive en Arezzo, al Norte de Italia. Son los albores de la Segunda Guerra Mundial, y este joven italiano termina, junto con su mujer y su pequeño, en un campo de concentración nazi. Aquí reinterpreta la dura vida de este atroz lugar para que su pequeño crea que se trata de un juego, y no pierda la ilusión y el optimismo, la belleza de la vida.

Demasiado bonito para ser verdad, me dijo un amigo después de verla. Sí, utopía, casi ilusionismo, pero logró hacer más bella la vida de algunas personas. ¿Existe gente así, como Guido, como el león de tu fábula, que despierte la esperanza en tantas tímidas liebres que corren por los bosques de este mundo?

Me niego a pensar que todo en la política es corrupción, que todo en la economía es pisar al otro para subir un poco más, que todo en este mundo es egoísmo, máximo de placer. Me niego, porque en el corazón del hombre sigue habiendo una fibra sensible, un poco de humanidad, un sello de ese origen divino que descubrieron ya tus compatriotas Platón y Aristóteles.

Nunca pierdas la esperanza de que el bien triunfará, aunque no por ello dejes de luchar y vigilar.

Noticias relacionadas:

Esopo habla al siglo XXI: El león y los tres bueyes

Esopo habla al siglo XXI: La rana gritona y el león

Esopo habla al siglo XXI: La rana que decía ser médico y la zorra

Esopo habla al siglo XXI: Las ranas y el pantano seco

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la leona

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la liebre

Esopo habla al siglo XXI: Las zorras, las águilas y las liebres

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el cuervo hambriento

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el cangrejo de mar

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el hombre labrador

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la careta vacía

Esopo habla al siglo XXI: La zorra que nunca había visto un león

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el mono discuten sobre su nobleza

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el perro

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la pantera

Esopo habla al siglo XXI. La zorra y el cocodrilo

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y los racimos de uvas

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la serpiente

Esopo habla al siglo XXI: El asno, el gallo y el león

Esopo habla al siglo XXI: Las palomas, el milano y el halcón

Esopo habla al siglo XXI: La anciana y el recipiente de vino

Esopo habla al siglo XXI: Los dos recipientes

Esopo habla al siglo XXI: El joven pastor anunciando al lobo

Esopo habla al siglo XXI: El asno que cargaba una imagen

Esopo habla al siglo XXI: El lobo y los pastores cenando

Esopo habla al siglo XXI: El asno juguetón

Esopo habla al siglo XXI: Los ríos y el mar

Esopo habla al siglo XXI: El semidiós

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el mar

Esopo habla al siglo XXI: La viuda y su oveja

Esopo habla al siglo XXI: El águila y los gallos

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el joven lobo

Esopo habla al siglo XXI: El niño y los dulces

Esopo habla al siglo XXI: El asno y la zorra encuentran al león

Esopo habla al siglo XXI: La liebre y la tortuga

Esopo habla al siglo XXI: Zeus, los animales y los hombres

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>