Esopo habla al siglo XXI: El cisne tomado por ganso

En esta ocasión, El cisne tomado por ganso nos muestra lo fácil que es en ocasiones caer en el error al tomar una decisión. Es al…

Forum Libertas

En esta ocasión, El cisne tomado por ganso nos muestra lo fácil que es en ocasiones caer en el error al tomar una decisión. Es algo que suele suceder también de vez en cuando en nuestros días, tanto en el terreno judicial como en el político o económico. Por fortuna, Esopo finaliza su fábula con un toque esperanzador: el de que en última instancia se haga justicia.

El cisne tomado por ganso

“Un hombre muy rico alimentaba a un ganso y a un cisne juntos,

aunque con diferente fin a cada uno:

uno era para el canto y el otro para la mesa.

Cuando llegó la hora para la cual era alimentado el ganso,

era de noche, y la oscuridad no permitía distinguir entre las dos aves.

Capturado el cisne en lugar del ganso,

entonó su bello canto preludio de muerte.

Al oír su voz, el amo lo reconoció y su canto lo salvó de la muerte”.

Mi buen amigo Esopo: hoy nos ofreces una fábula con fin feliz, y una moraleja que nos anima a todos. El buen cisne estuvo a punto de morir; tal era la oscuridad que le rodeaba, y que a veces también nos rodea en nuestra sociedad.

¿Quién es el bueno? ¿Quién el malo? ¿Quién el justo o el injusto? Oímos a diario casos y escándalos con una culpabilidad patente, movimientos económicos o salarios que no cuadran al ciudadano de la calle, complicidades entre políticos y sus “casuales” conocidos. Y las conclusiones judiciales parecen contrarias a lo que el sentido común nos dicta.

La oscuridad nos rodea, pero nos queda la conciencia de que, el buen Juez, escuchará incluso nuestro canto final, y sabrá reconocer en nosotros lo que hay en nuestro corazón.

Antes de tomar una acción sobre alguien o algo, ya sea que le beneficie o perjudique, primero debemos asegurarnos de su verdadera identidad

Hazte socio

También te puede gustar