Esopo habla al siglo XXI: El cuervo y la culebra

La fábula El cuervo y la culebra sirve para ilustrar lo que sucede en pleno siglo XXI. Mientras muchos pasan hambre por falta de medios sin enc…

La fábula El cuervo y la culebra sirve para ilustrar lo que sucede en pleno siglo XXI. Mientras muchos pasan hambre por falta de medios sin encontrar una salida otros sólo piensan en acumular cuanto más mejor.

El cuervo y la culebra

“Andaba un cuervo escaso de comida

y vio en el prado a una culebra dormida al sol;

cayó veloz sobre ella y la raptó.

Mas la culebra, despertando de su sueño,

se volvió y le mordió.

El cuervo viéndose morir dijo:

-¡Desdichado de mí, que encontré un tesoro

pero a costa de mi vida!”.

Mi apreciado amigo Esopo: menudo susto se llevó este buen cuervo, hambriento y presionado por el hambre. Razón tienen los antiguos afirmando que el hambre es mala consejera. A este cuervo le atenazaba el hambre de comida, y buscó una presa que juzgaba sabrosa. ¿Sabrosa? Por las consecuencias de la cacería no parece tal.

¿De qué tiene hambre la sociedad de este siglo XXI? Creo que es la pregunta del millón. Unos tienen hambre de poder y dinero, y hacen lo que sea por lograrlo, aunque en el camino se quede la vida de sus trabajadores o la economía de un país. Otros tienen hambre de comida, de trabajo, y buscan honestamente una salida a su hambre, chocando con multitud de puertas cerradas.

El que busca encuentra, y creo que da más resultado y más paz interior la búsqueda honesta que la búsqueda a toda costa, caiga quien caiga por el camino.

Noticias relacionadas:

Esopo habla al siglo XXI: La corneja fugitiva

Esopo habla al siglo XXI: La corneja con los cuervos

Esopo habla al siglo XXI: La corneja y el cuervo

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>