Esopo habla al siglo XXI: El hombre negro

En esta ocasión, Esopo nos sorprende con una fábula, El hombre negro, que lejos de tener que ver con el racismo nos remite a un hecho mu…

Forum Libertas

En esta ocasión, Esopo nos sorprende con una fábula, El hombre negro, que lejos de tener que ver con el racismo nos remite a un hecho muy común en nuestros días: normalizar la práctica del aborto. No por el hecho de ser legal una norma es necesariamente buena. Así, aceptar el curso de lo que dicta la propia naturaleza sería en este caso lo más adecuado.

El hombre negro

“Cierto patrón llevó a trabajar a su propiedad a un hombre negro,

pensando que su color provenía

a causa de un descuido de su anterior propietario.

Una vez en su casa, probó todas las jabonadas posibles,

intentó toda clase de trucos para blanquearlo,

pero de ninguna manera pudo cambiar su color

y terminó poniendo enfermo al negro a fuerza de tantos intentos”.

Mi querido amigo Esopo: ejemplo curioso el que nos pones a consideración antes de tus merecidas vacaciones. Y también, de sentido común. Puede ser que en tu época, siendo escasos los negros que vivían en Grecia, les resultase extraño que alguien tuviese la piel de ese color. Han pasado veinticinco siglos, y seguro que nadie pensaría como este patrón.

Más allá de lo anecdótico, nos das un consejo básico: acepta las cosas que son así por naturaleza, hombres de color negro o de raza china, personas con dos piernas y dos brazos… Y también la generación natural de las personas, la defensa y el respeto por la vida, el cuidado de la familia.

Podemos pensar que es "normal" el aborto, aborto directo o aborto con los embriones sobrantes de la fecundación in vitro; cada vez hay más casos, es lo normal. Pero una cosa es lo común, lo que hace la mayoría, y otra lo normal, lo natural, es decir, lo que está de acuerdo con las normas de nuestra naturaleza: defender siempre la vida del inocente.

Lo que la naturaleza diseña, se mantiene firme

Hazte socio

También te puede gustar